Image default

Revelan que Ricardo Fort tendría un hermano oculto

El relato de las instancias que precedieron a la decisión del fallecido empresario de enfrentar a sus hermanos por este tema: “Lo fue a buscar a Santiago del Estero en misión secreta”. Mirá el video.

Este martes en A la tardeKarina Mazzocco anunció un informe titulado “Lujuria y secretos: el hermano perdido de Ricardo Fort. Una historia que la familia siempre quiso ocultar”, un tema que Diego Estévez se encargó de desarrollar a fondo.

“Es el secreto que Ricardo Fort se llevó a la tumba y que lo enfrentó a sus hermanos de una manera impresionanteJorge y Eduardo no querían que esta historia se supiera que comenzó en los pasillos de la fábrica, y que tiene que ver con su padre Carlos Fort”, señaló el panelista.

“Esta historia es la de un ama de llaves que trabajaba en una de las mansiones de la familia Fort, con quien Carlos habría mantenido una relación extramatrimonial. Ella se llamaba Dalmira”, agregó Estévez.

LA HISTORIA DEL HERMANO PERDIDO QUE RICARDO FORT FUE A  BUSCAR CONTRA LOS DESEOS DE SU FAMILIA

“En 2009 Ricardo se tomó un avión a Santiago del Estero, en coincidencia con la explosión de su fama, para participar de un evento pero, en paralelo hubo una misión secreta con un grupo de investigadores”, relató Estévez.

“Fueron una localidad ubicada a 80 kilómetros de la capital provincial, en Pozo Hondo. Allí fue a buscar a la madre e hijo, que vivían en el barrio 8 de abril. Ese hombre tendría hoy unos 35 años”, especificó el panelista.

Tras reconocer que “los empleados de la fábrica eran conscientes” de la existencia de este hermano, y que el hecho “generó una gran discordia familiar referida a las acciones de la empresa”, Estévez reveló qué ocurrió con la búsqueda de Ricardo.

“Ricardo emprendió la búsqueda a contramano de lo que querían sus hermanos, que era dejar morir esa historia. Cuando Dalmira quedó embarazada, se la despidió y ahí quedó esa historia en puntos suspensivos”, agregó, mientras Débora D´Amato le mostraba que una fuente le señalaba al aire que “les pagaron de por vida a madre e hijo por no llevar el apellido”.

“Una fuente de apellido Fort confirma esta versión. Cuando Ricardo encuentra a su hermano y a su madre les hace un acuerdo que contemplaba casa y educación de por vida”, cerró Estévez sobre este nuevo capítulo en la vida de la familia Fort.