Image default

Natalia Oreiro: “Ahora salgo hasta en bombacha”

Tras superar su miedo a las redes sociales, la actriz uruguaya habló sobre cómo se maneja en su cuenta de Instagram y el contenido que comparte con sus seguidores.

Natalia Oreiro es una de las figuras más populares en la escena nacional. De hecho, su popularidad ha trascendido fronteras y cada vez que se presenta sobre un escenario en Rusa causa furor con sus canciones. La actriz y cantante durante mucho tiempo renegó de las redes sociales, pero con la llegada de la pandemia de coronavirus y la cancelación de varios proyectos laborales, la artista encontró que el único vehículo de contacto con su público consistiría en dar el paso para abrir una cuenta oficial en Instagram, y es lo que Natalia hizo con excelente repercusión.

A pocos meses, Natalia se encamina a conquistar un millón de fans en la red, y paulatinamente ganó en confianza en la forma de expresarse en ese nuevo canal. Desde algunas postales de su actividad artística, hasta algunas fotos familiares; todo fue fluyendo hasta que la uruguaya se animó con algunas producciones de imágenes en las que luce muy sensual.

De no tener redes a bebotear, un solo paso y el abismo“, aseguró hace un tiempo en la descripción de un video que cosechó miles de de “Me gusta”. Este miércoles, en diálogo con Paula Chaves, que se encuentra reemplazando a Verónica Lozano en “Cortá por Lozano”, la artista habló de su aproximación a las redes sociales.

“¡Ahora salgo hasta en bombacha! ¡Perdida! ¡Las redes sociales son un paso y el abismo!”, comentó entre risas. Y luego reconoció: “Dan laburo las redes. Alguien me escribe y yo le quiero contestar. De repente es alguien que está pasando un mal día y yo le tiro una onda, pero bueno, tengo que atender a mi familia y a mi trabajo“.

Finalmente reflexionó: “Entendí que era una linda herramienta para estar comunicada con el público, pero también me reencontré con un montón de colegas o con gente como con vos, Paula, que nunca trabajamos y que tenía re buena onda, nos empezamos a seguir. Es una red social y, bien aspectada, trae cosas bonitas. Pero hay que tenerle respeto y saber también que eso no es la vida real“.