Image default

Estados Unidos y Reino Unido exhortan a sus ciudadanos a salir de Ucrania cuanto antes

El llamado de ambos países llega el mismo día que el asesor de Seguridad de la Casa Blanca, Jake Sullivan, aseguró que Rusia podría iniciar “en cualquier momento” un ataque a Ucrania. Sullivan también informó que la embestida podría comenzar probablemente con bombardeos y misiles.

La Casa Blanca pidió a los ciudadanos estadounidenses que abandonen Ucrania en las próximas 24 a 48 horas y Reino Unido aconsejó a sus ciudadanos que salgan del país “ahora”, mientras haya medios comerciales para hacerlo. Otros países, como Letonia o Noruega, también hicieron estos llamados. 

Los mensajes de estos países se dan el mismo día en que el asesor de seguridad de la Casa Blanca dijo que Rusia podría invadir “en cualquier momento” Ucrania y que esto podría suceder antes de los Juegos Olímpicos de Beijing, programados hasta el 20 de febrero.

“El riesgo es lo suficientemente alto y la amenaza es ahora lo suficientemente inmediata como para que la prudencia exija que sea el momento de salir ahora”, dijo Sullivan.

“Si hay un ataque ruso a Ucrania, es probable que empiece con bombardeos aéreos y ataques de misiles que obviamente, matarían a civiles, sin importar su nacionalidad”, alertó el funcionario, añadiendo que probablemente seguiría “una invasión terrestre que implicaría a un número enorme de tropas” rusas, posiblemente con “un rápido asalto sobre la ciudad de Kiev”, y en ese contexto los medios de transporte comerciales podrían interrumpirse “sin prácticamente aviso previo”, agregó.

El presidente estadounidense, Joe Biden, advirtió que la Casa Blanca descarta una eventual evacuación de civiles “en caso de una invasión rusa”. Sullivan, por su parte, explicó que el presidente se niega a poner en peligro la vida de soldados “enviándoles a una zona de guerra” para rescatar ciudadanos estadounidenses que decidieron quedarse en el país tras las advertencias de la Casa Blanca. 

Reino Unido también alertó a sus ciudadanos 

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico dijo en un comunicado que la seguridad de sus ciudadanos es la “máxima prioridad” y que por ello les pedían salir de territorio ucraniano o no viajar a él: “Instamos a los ciudadanos británicos en Ucrania a salir ahora a través de medios comerciales mientras estén disponibles”, indicó la entidad. 

También aconsejó a los ciudadanos que no viajen a las regiones respaldadas por Rusia, Donetsk y Luhansk, en el este del país. Es probable que el país reduzca otra vez el personal de su embajada en Ucrania. Hasta el momento informó que permanece abierta, aunque ha dejado de proveer asistencia consular presencial.

La jefa de la diplomacia británica Liz Truss está de visita en Moscú y se reunió con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, este jueves, en otro esfuerzo por aliviar las tensiones con Rusia.

Letonia, Estonia y varios otros países también pidieron a sus ciudadanos que abandonen Ucrania. El Ministerio de Asuntos Exteriores letón pidió en su página web que sus ciudadanos salgan de Ucrania “próximamente” con “cualquiera de los medios de transporte seguros”. Este viernes, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Estonia también actualizó sus consejos pidiendo “evitar todos los desplazamientos no esenciales a Ucrania” debido a un “riesgo elevado de acción militar por parte de Rusia”.

Acumulación de tropas rusas; EE. UU. despliega más soldados

Tanto Sullivan como el gobierno británico han indicado -por separado- que la acumulación de más tropas rusas en la frontera con Ucrania aumenta las posibilidades de una invasión y el consejero estadounidense indicó que Moscú ha reunido ya suficientes tropas para lanzar una invasión, también dijo que podría lanzar una rápida embestida sobre Kiev.

Rusia ya ha concentrado más de 100.000 soldados cerca de Ucrania, e inició esta semana ejercicios militares conjuntos en el país vecino, Belarús, así como simulacros navales en el Mar Negro.

Aunque Estados Unidos no puede saber si Vladimir Putin ha tomado la decisión de invadir o no Ucrania, Washington considera que tiene elementos suficientes como para alarmarse. 

“No estamos diciendo que el presidente Putin haya tomado una decisión”, dijo Sullivan. “Lo que estamos diciendo es que tenemos un nivel suficiente de preocupación basado en lo que estamos viendo sobre el terreno, y lo que nuestros analistas de inteligencia han recogido”.

Reuters dijo este viernes que cuatro representantes estadounidenses informaron a la agencia -bajo condición de anonimato- que EE. UU. planea enviar 3.000 tropas más a Polonia. Estas se sumarán a las 8.500 que ya han sido desplegadas sobre el terreno, en alerta por una posible escalada bélica en Europa del Este. 

Los países occidentales reiteran una vía diplomática

Este viernes, los líderes de Estados Unidos, Italia, Reino Unido, Polonia, Rumanía, Francia, Alemania, el Consejo Europeo, la Comisión Europea y la OTAN se reunieron por teléfono para hablar de la situación en Ucrania. 

El portavoz del Gobierno alemán Steffen Hebestreit explicó en unos tuits que el intercambio tenía como fin último “evitar una guerra en Europa”, añadiendo que “todos los esfuerzos diplomáticos tienen como objetivo mover a Moscú hacia la desescalada”.  

Hebestreit también recordó la determinación de los países occidentales de tomar medidas económicas en caso de una invasión rusa: “los aliados están determinados a adoptar sanciones rápidas y de gran impacto contra Rusia de producirse una violación de la integridad territorial y de la soberanía de Ucrania”, indicó. 

El canciller Scholz viajará el lunes a Kiev y después a Moscú, donde se reunirá con Vladimir Putin. El sábado, el jefe de Estado ruso hablará por teléfono con Joe Biden y Emmanuel Macron. Moscú ha repetido que no quiere una guerra con Kiev y que no amenaza a Ucrania.

Fuente: France 24 con Reuters, AFP, EFE y AP