Image default

Cuatro señales que indican que tu celular fue infectado con un software malicioso

Los malwares buscan robar datos sensibles de los usuarios; expertos en ciberseguridad revelaron indicios que muestran que podrían estar en tu smartphone

Los cibercriminales están al acecho. Los datos personales que millones de personas tenemos en nuestros celulares se convirtieron en una línea de negocio atractiva para los hackers.

Es algo en lo que siempre enfatizan los expertos en seguridad informática: detrás de los ciberataques hay un millonario negocio porque los datos que tenemos en nuestros dispositivos son cada vez más, sensibles, privados y, por supuesto, monetizables. En el bolsillo está la información de toda nuestra vida: en qué trabajamos, dónde vivimos, qué nos gusta hacer y hasta el número de la tarjeta de crédito.

Esa es justamente la razón por la que deberíamos ser más conscientes del nivel de protección que tienen los dispositivos que usamos, a partir de las prácticas de nuestro día a día.

Primero lo primero: ¿qué es un malware o software malicioso? “Un malware es un programa o aplicación que se diseña con algún fin dañino”, explica Sol González, especialista en seguridad informática del Laboratorio de ESET Latinoamérica.

Ese fin puede ser espiar un dispositivo, robar la información que allí se encuentra, entre otros. ”Normalmente, en el caso de los celulares, los malware están enfocados en robar fotos, videos, información de tarjetas de crédito, contraseñas de redes sociales y otros datos”, asegura David Pereira, experto en ciberseguridad y presidente SecPro.

Más allá de lo mucho que está en riesgo cuando uno es víctima en esta clase de ciberataques, algo que debería alarmarnos mucho es que somos nosotros mismos los que le damos la “bienvenida” a un malware dentro de nuestros dispositivos.

“Los celulares se infectan con nuestro mismo uso”, dice Pereira, quien explica que hay ciertas prácticas que podrían ser la puerta de entrada de un malwarecuando se instalan aplicaciones que son maliciosas que están alojadas en sitios de descarga no oficiales o que incluso logran pasar los filtros de App Store y Play Store (ni Apple ni Google se hacen responsables de que un usuario descargue apps maliciosas).

También cuando se visitan enlaces maliciosos, que pueden llegarnos por WhatsApp, SMS, correo electrónico o que encontramos en cualquier red social, que pueden tener algún contenido que, cuando se interactúa con este, abre la puerta a infectar nuestro celular. Incluso, conectarse a una red WiFi desconocida puede infectar nuestro dispositivo.

Si bien no es una táctica muy común de los delincuentes, en ocasiones inyectan malware en los celulares cuando se están conectado a una red infectada.

¿Mi celular está infectado?

Tenga en cuenta que este tipo de infecciones en los dispositivos “buscan pasar lo más desapercibidas posible, debido a que es así como pueden ser más redituables para los atacantes”, dice González.

Sin embargo, hay algunas señales que pueden indicarle que su celular fue infectado con un malware.

  • Cuando nos llegan varios mensajes de texto de servicios “premium” que no conocemos o nos empiezan a aparecer varios avisos de publicidad engañosa.
  • Cuando nuestra batería y los datos móviles se consumen extrañamente rápido. Esta es una señal de que puede haber varios programas maliciosos activos que están costándole mucho rendimiento, batería y datos móviles a nuestro dispositivo.
  • Comienzan a aparecer en el menú varias aplicaciones que nunca hemos descargado.
  • Nuestro celular empieza a tener comportamientos extraños como pantallas negras en momentos repentinos y que, por supuesto, antes no ocurrían.

Si tiene sospechas de que su celular está infectado, puede consultar a un experto en ciberseguridad o revisar si hay alguna falla en el hardware que pueda estar afectando su funcionamiento.

Si definitivamente su celular está infectado, lo mejor es hacer el hard reset. Es decir, reiniciarlo a su modo de fábrica para que el teléfono elimine cualquier amenaza. También puede “iniciar el teléfono en modo seguro, ir a la sección de aplicaciones y eliminar aquellas aplicaciones que consideremos sospechosas”, recomienda la especialista de ESET.

En la ciberseguridad y en la vida: “Prevenir es mejor que lamentar”. Tenga en cuenta las siguientes prácticas saludables para nuestros celulares:

  • Utilizar contraseñas seguras, intentar no repetirlas y activar el doble factor de autenticación siempre que esté disponible. También puede contratar un servicio de gestión de contraseñas que trabaje con tecnología de cifrado.
  • Instale aplicaciones solamente cuando realmente las vaya a utilizar y estas provengan de tiendas oficiales. Elimine aquellas plataformas que no esté utilizando.
  • Actualice siempre el sistema operativo de su celular y también las aplicaciones. En estas actualizaciones siempre se renueva el parche de seguridad que mejora la protección de los dispositivos.
  • En la medida de lo posible, no se conecte a redes wifi desconocidas. Pueden estar infectadas.
  • Ya hay en el mercado varias soluciones de seguridad integral. Si se contrata uno de estos servicios, se garantizará la detección de malware, la revisión de la configuración del teléfono y copias de seguridad en las que se puede recuperar toda la información en caso de robo o pérdida del dispositivo.
Plataformas recomendadas

David Pereira recomienda varias herramientas gratuitas con las que se puede identificar si una app o un enlace son maliciosos. Una de ellas es Netcraft Toolbar, una aplicación en la que se puede introducir un enlace sospechoso para determinar si tiene mala reputación y rastrear el servidor. También está Urlscan.io, un sitio web que también arroja información sobre un enlace para saber si es seguro abrirlo o no.

La tercera herramienta es phishtank.org, una página web en la que usuarios de internet reportan sitios maliciosos que están activos y de los que debemos cuidarnos.