Image default

Ventanillas para La Pajarera

Frente de Todos. Juntos. Vías muertas. Por Jorge Asís

https://jorgeasisdigital.com/v3/wp-content/uploads/2021/07/ventanillasparalapajarera.jpg

Dos ventanillas exclusivas, Frente de Todos y Juntos, presentan sutiles diferencias.
La del Frente de Todos, en el centralismo abusivo de Buenos Aires, la Provincia Inviable, ofrece la unidad profesional de las cepas del peronismo.
La unificación de los fragmentos brota como un acto de eficacia electoral. La acción de oro es de La Doctora.
Su gobierno -que preside Alberto Fernández, El Poeta Impopular- es muy malo pero con muy buenos pretextos.
Muestra que se mantiene unido para garantizar la presencia mayoritaria en La Pajarera (renueva, en septiembre, la mitad de sus bancas).
Aunque puede perder dos senadores en la Pajarera Vip (que renueva una tercera parte).

La ventanilla de Juntos se diferencia, en el centralismo bonaerense, por la exhibición de dos ofertas que confrontan.
La Mutual PRO, que encabeza Diego Santilli, El Bermellón, y los nostálgicos de la Lista 3 de la Unión Cívica Radical.
Un partido colectivamente tonificado a través de la individualidad de Facundo Manes, Cisura de Rolando. Acompañado por la sobria ductilidad de Emilio Monzó, El Diseñador.
Es en 2021, en Buenos Aires, donde probablemente se decida la presidencia en 2023.
Alberto puede creer, ilusoriamente, que con el catálogo que encabeza la señora Victoria Tolosa Paz, La Aplanadora, se juega la reelección.
O con mayores fundamentos, se juega el ascenso de Axel Kicillof, El Gótico. El preferido de La Doctora para contener a Máximo, En el Nombre del Hijo.
Resulta más innovadora la ventanilla de Juntos.
Si se impone Santilli se despeja totalmente el panorama para Horacio Rodríguez Larreta, El Geniol, Titular del Maxi Quiosco del Artificio Autónomo.
Si se impone Manes, o pierde por poco, va a ser difícil sacarlo de la grilla presidencial. Aunque deba atravesar dos años en La Pajarera.
Su creativa innovación unipersonal la complementa Monzó.
“Si pudo armar para Macri, perfectamente puede armar para Manes”.
Mientras tanto Mauricio Macri, El Ángel Exterminador, espera el aquí anunciado Operativo Clamor.
Que se peleen entre ellos. Que se desgasten los ambiciosos que crecieron en el espacio formado a su alrededor.
Y que El Ángel sea, ante la historia inmediata, valorado. Y se le suplique por el regreso. “Se puede. Se p…».

Larreta, El Enjaulador

El heredero natural del Ángel es Geniol.
El supuestamente moderado Larreta se encargó de enjaular a todos los halcones. Hasta convertirlos transitoriamente en jilgueros románticos.
Halcones duros en los medios. Guapos de canales de cable que “iban al frente”. Que “se la jugaban” en las protestas de los fines de semana largos.
Vigorizadores de militantes culturales. Radicalizaron a los vecinos dispuestos a confrontar con el populismo que conducía a Venezuela.
Pero de pronto Larreta comenzó a distribuir chocolatines del Maxi Kiosco que ablandaban la sensibilidad de los halcones.
Más que peleas, los halcones necesitaban atenciones. Efectivas golosinas para aceptar el retorno de la señora María Eugenia Vidal, La Chica de Flores de Girondo.
El halcón más amenazante era halcona. La señora Patricia Bullrich, La Yiya, presidenta de La Mutual.
Feroz opositora. La Yiya, durante 19 meses. Facilitó la toma de conciencia cívica del veterano bailarín.
El entusiasmo del cineasta exitoso. La indignación de la bella comunicadora.
Enjaular a La Yiya fue muy fácil para Geniol. Porque enjauló primero al Ángel, el padrino de los halcones (sostén sustancial de La Yiya).
El Ángel fue enjaulado después del encuentro tenso, pese al fondo bucólico del paisaje para almanaque.
Cuando El Ángel quiso chapear a Geniol con las jinetas. Era la facturación de una deuda moral.
“No, Mauricio, te confundís, yo no te debo nada, estamos a mano”.
Entonces Mauricio adquirió la racionalidad del tango Cafetín de Buenos Aires. “Se entregó sin luchar”.
El Enjaulado le pidió al Enjaulador por los tres halcones módicos. Debían entrar en el paquete de la rendición.
Darío Nieto, El Cubridor, para la Legislatura. Hernán Lombardi, El Havannet, para la provincia.
Y en especial Fernando Iglesias, El Pipistrelo, para el Artificio Autónomo.
Geniol cumple. Y agregó a Jerry Milman, Rincón del Vago (facturado a la cuenta de La Yiya).
Enjaular a Jorge Boga Macri, El Primo (que era) Pobre, fue más costoso. Gritaba Boga con superior legitimidad. Corcoveaba.
Pero otros mini gobernadores anotados para ser gobernadores (Valenzuela, Garro) lo tentaban para que entrara en la tibieza de la jaula.
Con todos los halcones adentro, Miguel Pichetto, El Lepenito, sin pedir nada, se metió solo.
Sin consultar con los veteranos del Peronismo Republicano que tenían la medialuna enarbolada.

Para un seminario del portal

La proeza de Geniol, desde el Maxi Quiosco (que atiende 24 por 24) es tratada en el próximo seminario privado del portal.
“Larreta. La construcción del poder” (cupos limitados).
Observar que Larreta unifica la ilusión del consenso. Con la noción del “no conflicto”. La ficción del diálogo.
Aludir a la dinámica teórica de Daniel Scioli, Líder de la Línea Aire y Sol. «Siempre para adelante».
Con el pragmatismo de amplio espectro del reconocido pensador Néstor Kirchner, El Furia.
El proyecto de poder de Larreta cierra con el peronismo de la capital dentro de su jaula metafórica.
Mantiene enjaulados, aparte, a los que podrían hacerle pasar horribles momentos.
O denunciarlo, con cualquier pretexto, en caso de estar fuera de la jaula.
Aportadores del insumo de la transparencia que trafica la Coalición Cívica, sumada al Ángel en aquel diseño de 2015.
Muy competentes para La Pajarera y para poblar los próximos cuatro años de las emisiones televisivas.
La señora Paula Olivetto, Pagá Paulita, en el Artificio, al amparo de la señora Vidal.
La señora Graciela Ocaña, La Reina del Dengue, Plan Cunita, detrás de Santilli, Bermellón.
La señora Margarita Stolbizer, La Buena Vecina, denunciante de Hotesur, detrás de Manes, el renovador unilateral, Cisura de Rolando.

Vía muerta de la Tercera Vía

Las dos ventanillas que confrontan son asediadas por las vías muertas de las Terceras Vías.
En las elecciones exclusivas para La Pajarera, las vías muertas sirven para mojar la medialuna de algún diputado.
Se esperaba algo más de Florencio Randazzo, Don Quijote, del Cártel de Chivilcoy.
Aún trata de exprimir el jugo por haberse opuesto dos veces a La Doctora.
«Como gobernador en 2015, como diputado en 2017».
Dama perversa, La Doctora, que le sopló a los randazzistas (Alberto, Kato, El Nietito, Juanchi, El Chino, Pérsico, o Cuberos, Eterno Contacto Estrecho).
Para gestar el Randazzismo sin Randazzo. Y provocar el posterior deseo de venganza Randazzo (y vencer a los randazzistas).
Y justo cuando Florencio trata de recuperarse, le vienen a soplar al penúltimo randazzista.
El Bali Bucca, de Bolívar. El Amigo de Tinelli que se elevó con la garrocha para aterrizar en Olivos.

Por Jorge Asís