Image default

Val Kilmer, el conquistador serial de Hollywood que se resignó a vivir en soledad

El actor salió con las mujeres más lindas de Hollywood; sin embargo, su temperamento y su fama de mujeriego consiguió que ninguna de sus relaciones perdure en el tiempo

He sido un esclavo del amor”, confiesa Val Kilmer en sus memorias tituladas I’m Your Huckleberry dando cuenta de su intenso pasado amoroso. Si bien a lo largo de estos años el rostro de este actor ha sido uno de los más habituales en las grandes producciones de Hollywood, también ha sido noticia por sus controversiales romances con las mujeres más bellas de la industria.

En una constante búsqueda de la felicidad, el protagonista de éxitos como Top Gun, Batman Eternamente y Alejandro Magno supo ganarse el mote de “eterno seductor”, título que mantiene hasta el día de hoy, ya que sigue solo y sin ese gran amor que tanto anhela.

Cher, del amor a la amistad

Val Edward Kilmer nació el 31 de diciembre de 1959 en Los Ángeles, California. Con una mezcla de ascendencia sueca, alemana e irlandesa, el aspirante a actor creció en Chatsworth, el rincón menos glamoroso de la ciudad, donde su padre era distribuidor de equipos aeroespaciales. Allí, su espíritu hambriento y lleno de inquietudes encontraba algunas respuestas en la religión, la poesía y el teatro. “Me gustaba emocionarme, hablar no importaba de qué aunque generalmente no supiera de qué estaba hablando”, recuerda en su autobiografía publicada en 2020.

Val Kilmer bajo la piel de Iceman en Top Gun.
Val Kilmer bajo la piel de Iceman en Top Gun.archivo

Hasta que finalmente decidió jugársela por sus sueños. Fue así como este adolescente de 16 años hizo las valijas y se compró un boleto a Nueva York, el lugar donde su héroe cinematográfico, Marlon Brando, había estudiado 33 años antes. Dispuesto a deshacerse de su acento californiano, Kilmer se matriculó en la prestigiosa escuela Julliard de artes escénicas hasta que una mujer se cruzó en su camino y cambió todos sus planes.

La hechicera era nada más y nada menos que Cher, la actriz y cantante que por ese entonces casi lo doblaba en edad (él tenía 22 y ella 35). La pareja se conoció en el cumpleaños de ella, donde se rieron “constantemente” de las mismas cosas. Obnubilado por su carisma e histrionismo, este joven -que aún no había despuntado como actor- relegó sus estudios y se fue a vivir con ella a lo más alto del Caesars Palace de Las Vegas.

“Cher tenía un glamour embriagador y yo, un chico del Valle, caí bajo su hechizo (…) Era divertida, histéricamente divertida. Terminé llevándola a casa en la parte trasera de mi Harley por las calles de Manhattan. Ella amaba la Harley. A los dos nos encantó reír y seguimos haciéndolo durante más de un año”, contó sobre esos años en los que se apodaban “Sid” y “Ethel”. “Val no quería gritar ‘Cher’, y yo no quería gritar ‘Val’. También nos llamábamos ‘Valus Maximus’ y ‘Cherus Reprimandu’”, confirmó la actriz y cantante tiempo después.

“La primera salida me llevó a una puesta japonesa de Macbeth y yo pensaba ‘este tipo está loco, no nos vamos a llevar bien en absoluto’. Él era tan joven. Tenía ¿22 años? ¿Cuántos tenía yo? No sé… Treinta y tantos (…) La verdad es que si no hubiera salido con hombres más jóvenes, nunca habría tenido una cita. Los hombres más jóvenes no se sentían intimidados por las mujeres mayores”, reflexionó ella sobre ese comienzo que al principio le generó algunas dudas.

Cher y Val Kilmer en la 36a edición anual de los premios Tony en el Hotel Waldorf-Astoria de la ciudad de Nueva York.
Cher y Val Kilmer en la 36a edición anual de los premios Tony en el Hotel Waldorf-Astoria de la ciudad de Nueva York.Getty Images North America

Lo cierto es que a principios de la década del ‘80, esta dupla se transformó en una de las parejas más perseguidas de la época. De hecho, es el día de hoy que “la diosa del pop” recuerda con mucho cariño esos años juntos y se deshace en elogios cada vez que habla del hombre con fama de “intratable” y “complicado”. De hecho, hace muy poco, y tras asegurar que fue muy “bueno” con sus dos hijos, Chaz y Elijah (fruto de sus matrimonios con Sonny Bono y Gregg Allman), la artista enumeró las incontables virtudes de este “espíritu libre” del que se enamoró “locamente” y al que hoy sigue eligiendo pero como amigo.

Ahora bien, a pesar de los halagos y las divertidas anécdotas que esta pareja compartió, aquella fascinación apenas duró un par de años. La razón de la ruptura la reveló la propia cantante, quien en una reciente entrevista con la revista People, contó que la relación no funcionó porque ambos eran “machos alfa”. “Pasamos momentos increíbles y luego aguantamos algunos momentos que no eran tan increíbles”, apuntó, al tiempo que agregó que los dos eran “individuos” independientes y que ninguno estaba dispuesto a renunciar a ello.

Lo cierto es que cuarenta años después, ambos siguen siendo buenos amigos. “Él es distinto a todos. Es exasperante e histérico. Emocionante y divertido. Y no hace lo que hacen los demás”, dijo la artista sobre los motivos por los cuales decidió seguir en contacto con su ex. De hecho, Cher fue una de las personas que más lo ayudó cuando Val fue diagnosticado con un cáncer de garganta en 2014. Incluso, le prestó su casa de huéspedes para que viviera al lado de ella durante este difícil proceso.

“Una vez que Cher se abre camino dentro de tu cabeza y tu corazón, ella nunca se va. Para sus verdaderos amigos, su firme amor y lealtad nunca mueren”, escribió por su parte Kilmer, quien le dedicó buena parte de su libro a esta historia. Lo mismo ocurrió en su documental Val, donde el exBatman habló de lo que significó la estrella internacional en su vida.

“‘Valus Maximus, lo siento si hice algo para enojarte o herir tus sentimientos. Te amo y tu documental fue todas esas cosas… Me encantan incluso aquellas que me hicieron enojar, las cosas que me pusieron histérica, que me asombraron, que me hirieron. Eres valiente y más que brillante. Ethel”, expresó su gran amiga tras ver la cinta estrenada por Amazon Prime Video en el mes de agosto.

Estrellas fugaces

La segunda gran conquista del actor fue la talentosa Michelle Pfeiffer. La pareja se conoció en 1985 cuando compartió la grabación del episodio “One Too Many”, de la serie televisiva ABC Afterschool Specials. Como es sabido, Kilmer también es un gran aficionado a la escritura y la rubia se convirtió en su musa a la hora de lanzar su libro de poemas My Edens After Burns. Aunque, hasta el día de hoy, Val se encarga de repetir que “la adoraba”, siempre confesó que “estaba enamorado de su hermana menor”, por lo que el romance no llegó a buen puerto.

Val Kilmer y Michelle Pfeiffer
Val Kilmer y Michelle PfeifferIMDB.com

A la intérprete de Scarface le siguió otra actriz, la bella Ellen Barkin. Mientras Kilmer define su historia como “un romance que fue tan caprichoso como un torbellino”, en más de una oportunidad confesó que lo que más extraña de esta rubia es su sonrisa y la suavidad de su pelo. “Estaba loco por ella y pasamos unos días fabulosos”, recuerda sobre esas épocas de shopping y cenas. Pero ella también se marchó de su vida. ¿Los motivos? Las inmanejables preocupaciones del actor.

Lejos de deprimirse, el protagonista de A primera vista volvió al ruedo cuando acompaño a su amiga y expareja Cher a una fiesta en Nueva York y allí conoció a la cantante Carly Simon. Según testigos, el flechazo fue inmediato y se volvieron inseparables. “Quería estar con Carly todos los días del resto de mi vida”, reconoció el galán aunque los sentimientos de la compositora de “No Secrets” parecían no ser tan fuertes como los suyos.

Debut y despedida en el altar

Tras una nueva separación en su lista, Val Kilmer se fue a Santa Fe, Nuevo México, y se vinculó con otra colega, a quien ya conocía desde hacía tiempo. Para sorpresa de todos, Joanne Whalley fue la única mujer que lo llevó al altar en 1988, después del rodaje de Willow: en la tierra del encanto. Los tortolitos pasaron la luna de miel en la isla de Marlon Brando en Tahití, alguien que de ídolo y referente pasó a convertirse en casi un padre para el actor.

Durante los ocho años que duró su matrimonio, tuvieron dos hijos y se prometieron amor eterno, pero la separación llegó cuando cada uno quería rodar en una ciudad diferente al mismo tiempo. No sólo terminó su matrimonio sino su buena relación, ya que Kilmer acusó a la madre de sus hijos de impedirle el contacto con los pequeños Mercedes y Jack durante buena parte de su infancia y adolescencia.

Val Kilmer junto Mercedes y Jack, los hijos que tuvo con Joanne Whalley.
Val Kilmer junto Mercedes y Jack, los hijos que tuvo con Joanne Whalley.The Hollywood Reporter

Sin embargo, la versión de Whalley era algo diferente. Según ella, el villano de Top Gun la abandonó y dejó a sus hijos sin hogar. La actriz -que fue a la justicia por este tema- tuvo que vivir en la casa de algunos amigos y en hoteles hasta conseguir un nuevo lugar para instalarse. A la batalla por los bienes le siguió la económica, que finalmente al cabo de muchos años pudo regularizarse por el bienestar de los menores.

Amar en las primeras ligas

Después de su fallido matrimonio, Kilmer volvió a disfrutar de su soltería donde se le adjudicaron nuevos romances, entre ellos con otra compañera del ambiente: Drew Barrymore. Sin embargo, éste duró poco y pasó casi desapercibido ante la prensa.

El que no paso desapercibido y fue una bomba para el mundo del espectáculo fue el noviazgo que el galán tuvo con Cindy Crawford, una de las modelos más importantes de la época. “Oh Dios, amaba a Cindy y seguí amándola, pensé que podría haber muerto por su amor. No porque fuera difícil, sino porque su deleite era simplemente demasiado para soportar. Moría de felicidad”, reveló el actor sobre este affaire que comenzó en 1996. Súper bellos, se convirtieron en una de las parejas más atractivas de la escena y se volvieron el objetivo de todos los fotógrafos. Si bien viajaron juntos por el mundo, los desfiles de ella en cualquier lugar del planeta acabaron con su historia.

Val Kilmer y Angelina Jolie se conocieron durante el rodaje de Alexander, de Oliver Stone
Val Kilmer y Angelina Jolie se conocieron durante el rodaje de Alexander, de Oliver Stoneimdb.com

De la pena amorosa lo rescató otra hermosa mujer llamada Angelina Jolie, a quien el galán recuerda hasta el día de hoy como “la más conmovedora y seria de todas”. Teniendo en cuenta las fechas, el amorío entre ellos se dio después de que la morocha se separara de Billy Bob Thornton, y un año antes de que comenzara a grabar Sr. y Sra. Smith, film en el cual conoció a Brad Pitt.

Vivieron juntos tres años hasta que “la dejé escapar”, expresa con cierta angustia y arrepentimiento quien decidió blanquear este romance recién en 2017. “Una vez Angelina Jolie me llevó a casa en un jet. Yo la sorprendí llenándolo de gardenias”, reveló sobre aquellos años. Y enseguida contó lo que significó la celebrity en su vida. “Cuando la gente me pregunta cómo es, les respondo que como las otras mujeres y superestrellas, pero más: más guapa, más sabia, más trágica, más mágica”, señaló.

Entre estos idas y vueltas amorosos, el intérprete de The Doors fue protagonista de un sinfín de aventuras con otras compañeras de set como Jaycee Gossett, Zeta Graff, Izabella Miko y Elizabeth Shue, aunque muchos de ellos no pasaron la categoría de rumor.

“Un amor que aún duele”

Con el cambio de década, llegó el que él define como “un amor que aún le duele”, ese que mantuvo con la actriz Daryl Hannah. Allá por 2001, la protagonista de Splash y el apuesto actor que dio vida a El Santo fueron fotografiados en Santa Mónica en actitud muy cariñosa. La pista de que la relación estaba prácticamente consolidada fue cuando se los vio juntos en la puerta del colegio de los hijos de Kilmer, de nueve y seis años por ese entonces, donde después de retirarlos pasaron una divertida tarde juntos.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Val Kilmer (@valkilmerofficial)

“Sabía que la amaría con todo mi corazón para siempre y el amor no ha perdido nada de su fuerza”, resalta en su libro mientras advierte que por lejos fue el amor que más le rompió el corazón. “Dios sabe que he sufrido por amor, pero Daryl fue el más doloroso de todos”, afirma quien hasta hace muy poco confesó seguir enamorado. “Cuando nos separamos, lloré todos los días durante medio año”, indicó angustiado.

Enamorado o no, lo cierto es que después de Hannah, Kilmer no se mostró con ninguna otra mujer, al menos públicamente. “No he tenido novia por los últimos 20 años. La verdad es que estoy solo gran parte del día”, confiesa en estas páginas de I’m Your Huckleberry, esas que, junto a su documental, lo ayudaron a sanar muchos momentos oscuros que van del desamor y la mala racha económica hasta un diagnóstico de cáncer de garganta que lo alejó de la pantalla en 2014.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Val Kilmer (@valkilmerofficial)

Hoy, a sus 61 años, el artista que está a punto de volver a la pantalla grande con su papel de “Iceman” en Top Gun: Maverick, supo aprender de sus errores del pasado y reconvertir todo lo malo que le pasó en algo bueno y positivo. “Ahora que tengo dificultades para expresarme, quiero contar mi historia más que nunca”, explica Kilmer que durante sus momentos de mayor soledad encontró una nueva pasión en el arte: ahora pinta cuadros y crea objetos de diseño que expone por todo el mundo.

Por Cynthia Caccia-La Nación