Image default

Se pelearon los jugadores, y se metieron los hinchas

Una discusión entre los futbolistas del Everton y Lyon se salió de control y terminaron todos a los empujones. Los simpatizantes locales también tiraron algunos golpes.

No sólo en Argentina y en Sudamérica se vive el fútbol con extrema intensidad y eso quedó más que reflejado durante el partido de la Europa League entre Everton y Lyon disputado en Inglaterra, cuando una jugada normal terminó con agarrones y forcejeos entre los futbolistas de ambos equipos, y hasta con la participación de los hinchas locales que aprovecharon la cercanía de la tribuna con el campo de juego para arrojar algunos golpes.

Everton perdía como local y quedaba muy comprometido en la tabla de posiciones del Grupo E. Por eso se puede entender el nerviosismo de sus jugadores. Ashley Williams fue a disputar una pelota en la altura con el arquero del equipo francésAnthony Lopes arrojándolo peligrosamente cerca de los carteles y tras recibir algún reproche todo se salió de control.

Pese a la pelea, el árbitro sólo amonestó un jugador por bando, y fue el mismo Williams el que minutos después convirtió el tanto del empate. Aunque finalmente Lyon marcó el segundo y se llevó un gran triunfo de Liverpool.

https://twitter.com/EddieD2188/status/921111156328198146