Image default

Pablo Moyano reveló una de las principales preocupaciones de Cristina

“Cristina se reunió con varios de nosotros y está preocupada, como lo estamos todos, por la inflación, que no le encuentra la vuelta”, dijo el sindicalista.

La marcha de la CGT, que volvió a salir a las calles en modo de protesta luego de casi tres años, dejó mucha tela para cortar y Pablo Moyano, uno de los grandes protagonistas reveló que la vicepresidenta Cristina Kirchner “está preocupada por la inflación”.

“Cristina se reunió con varios de nosotros y está preocupada, como lo estamos todos, por la inflación, que no le encuentra la vuelta, y por este ataque de la derecha, de los medios de comunicación, de la Justicia a aquellos dirigentes que hoy estamos en las calles”, opinó el heredero mayor de la familia Moyano consultado por NA, en conferencia de prensa, tras la finalización de la movilización frente al Congreso.

En el último tiempo, la presidenta de la Cámara de Senadores se reunió con diversos sectores con los que estaba alejada, entre ellos, el tradicional sindicalismo peronista.

En su momento, tuvo un primer encuentro -que sorprendió- con Héctor Daer, mandamás del sindicato de Sanidad y cabeza central del triunvirato de la CGT en su despacho en la Cámara Baja.

Semanas más tarde, fue el turno del propio Pablo Moyano, quien fue recibido por la vicepresidenta en compañía de su mesa chica de socios sindicales: Mario “Paco” Manrique, número dos de SMATA; Omar Plaini, secretario de Políticas Económicas y Sociales de la CGT y líder del sindicato de Canillitas; y Walter Correa, secretario general del sindicato de Curtidores.

El camionero, desde el año pasado, mostró un cada vez más aceitado vínculo con el kirchnerismo duro, principalmente con algunos dirigentes de La Cámpora como Máximo Kirchner, y sectores afines a éste como la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) de Hugo Yasky, quien estuvo presente en la marcha de ayer.

En paralelo, el secretario adjunto de Camioneros también evidenció que “maneja su propia agenda” y un rol más autónomo respecto al resto de la cúpula de la CGT, con la que tiene marcadas diferencias.

Ayer no fue la excepción cuando, en la previa de la movilización y pese a que la consigna era “no es una marcha contra el Gobierno”, apuntó contra Alberto Fernández.

“Alberto, poné lo que tenés que poner ante los especuladores. No podemos seguir con estos niveles de inflación”, criticó desde el cruce de las avenidas Belgrano y 9 de Julio, donde montó su propio escenario y discurso junto a algunos dirigentes sindicales, algo que no cayó del todo bien en la central obrera.

Más tarde, sí participaría en conjunto con Daer y Carlos Acuña (de Estaciones de Servicios y la tercera pata de la conducción cegetista) de la conferencia de prensa que todos dieron desde el sindicato de Judiciales.