Image default

Matías Morla denunció a los abogados de Dalma Maradona por supuesta “falsificación de pruebas”

El abogado y titular de la empresa Sattvica acusó a los letrados de presentar ante la Justicia mensajes adulterados con el presunto objetivo de confundir al juez

La disputa por los derechos de marca e imagen de Diego Armando Maradona tuvo hoy un nuevo capítulo debido a una denuncia por “estafa procesal” que presentó Matías Morla, titular de la empresa Sattvica, contra Federico Guntín y Marcelo Warschavsky, abogados de Dalma Maradona.

En la presentación que se presentó en la Justicia de La Plata, el representante legal del empresario, Marcelo Rochetti, revela una supuesta manipulación de mensajes entre su defendido y Leopoldo Luque, el neurocirujano que estuvo a cargo de la atención médica y estuvo presente en la operación en la cabeza que se le practicó al astro del fútbol

En la página 4 de la acusación, se advierte: “Esta sí es la estafa procesal que vengo a denunciar. Inventaron un mensaje a partir de varios de distintas fechas, omitieron partes y respuestas, y lo hicieron aparecer como existente un día antes de la fecha de la firma del documento que pretenden invalidar”.

Según la postura expresada por Morla, Guntín y Warschavsky también expresaron datos inexactos en la causa ya que “habían asegurado que la escribana Sandra Iampolsky nunca estuvo en la casa de Brandsen el 17 de agosto de 2020 y por eso no solo la denuncian a ella por “falso testimonio” sino que pretenden después de esa presentación que la misma se haga extensiva a Matías Morla”.

Sin embargo, el ex abogado de Maradona certificó que sí la escribana estuvo en Brandsen y presentó una contra denuncia a los letrados. “Ahora bien, ocurre que lo que pretenden es confundir al juez Raele plasmando en su escrito como cierta una mentira, ya que efectivamente la escribana Iampolsky estuvo presente en Brandsen la mañana del 17 de agosto, y también resulta que efectivamente fue con su hija, y que su hija se sacó una foto esa mañana con Diego Armando Maradona”.

Tanto por la “estafa procesal” de incluir mensajes adulterados como por la situación de la escribana Morla pidió la “indagatoria” de los abogados por un delito que tiene una pena de dos años de prisión.

El mensaje en cuestión que supuestamente fue adulterado el siguiente: “Diego me llamo roto hoy. No se le entendía nada, me preocupa ese Charly… a este flaco si no le cortan la combinación explosiva que está teniendo se muere amigo…ayer no podía prender el habano boludo…está para atrás.” Al día siguiente le hacen firmar una cesión de su imagen por 15 años, incluso después de muerto. No admite mayores comentarios”.

“Tanto Guntín como Sverdlik Warchavsky mienten descaradamente. Adulteraron dolosamente el contenido de mensajes de distintas fechas, acomodándolos de manera tal que quede en evidencia que antes de firmar el documento del 17 de agosto Diego Armando Maradona no estaba en sus cabales, y de ese modo, tratar de logar su anulación. Y reitero, para eso tomaron partes de intercambios mensajes de distintos días, los cercenaron, y armaron ese mensaje que transcriben con el cual pretender inducir a error al Dr. Raele en el dictado de una resolución favorable a sus espurios intereses”, indica la presentación.

Y agrega: “A partir de esa fraudulenta transcripción, realizan una absurda construcción teniendo la mentira como basamento, concluyendo en una adhesión a las medidas solicitadas por la Fiscal Cecilia Corfield, entre las que se encuentran diversos allanamientos, imputaciones y detenciones, y otras diligencias”.