Massa: “Bajar la inflación es un desafío que nos impone seguir tomando medidas”

El ministro ratificó que el Gobierno seguirá realizando acciones para bajar el índice inflacionario “en la micro, como es la carne, hasta la macro”, y en los próximos días habrá novedades para cumplir con ese objetivo.

El ministro de Economía, Sergio Massa, ratificó este lunes el compromiso del Gobierno con la baja de la inflación, al sostener que “es un desafío que nos obliga, que nos impone la necesidad de seguir tomando medidas, desde la micro, como es la carne, hasta la macro”, y adelantó que habrá nuevos anuncios en los próximos días para cumplir con ese objetivo.

“Este lunes, martes y miércoles vamos a estar anunciando medidas vinculadas a lo micro, pero también medidas fuertes vinculadas a la macro, para que el orden fiscal, la acumulación de reservas y la defensa del valor de la deuda soberana argentina sean instrumentos que permitan estabilizar definitivamente la economía argentina para hacerla competitiva, y para que el ciudadano no sufra ese serrucho que muchas veces se da en los precios de nuestra economía”, sostuvo.

Asimismo, durante la presentación “Precios Justos Carne”, Massa subrayó los principales beneficios del programa, que buscan recuperar el proceso productivo, mejorar el flujo en el abastecimiento y la comercialización, como también cuidar el bolsillo de los ciudadanos.

“La primera medida permite que, dentro de 120 días, tengamos aumentada un 20% la faena, tomando parte de lo que el productor tiene para engordar -alimentando el feed-lot-, y apoyando económicamente al productor por su situación financiera, estableciendo un volumen que aumente sus ventas y posterior faena, en una cuarta parte de la oferta”, expresó el ministro durante la presentación realizada en el Palacio de Hacienda.

Por lo que, esta decisión -que incluye a frigoríficos exportadores y a supermercado- impactará en el volumen de oferta actual que es de 2500-3000 toneladas, “garantizado 18 mil abastecimientos con una reducción en los precios del 30% de lo que está hoy en góndola”.

En este sentido, a partir de este viernes los argentinos tendrán un 30% de reducción del precio, y además un volumen de abastecimiento que es 6 veces mayor.

En cuanto a los beneficios que recibirán las cadenas de barrios, expresó: “Pusimos recursos del estado para disminuir los costos del ciudadano, y los que compren sábados y domingos con la tarjeta del Banco Nación tendrán un 30 % de descuento directo, cada vez que hagan una compran en los próximos dos meses”.

Respecto a la facturación de las carnicerías, les pidió a los carniceros que “mantengan la tranquilidad”, ya que sus ventas no afectaran su categoría del AFIP, porque “cuando la AFIP plantea la suspensión de la categoría es para que tengan acceso a 5 millones de pesos de crédito para mejorar su funcionamiento y tiene de manera gratuita el posnet”, expresó.

Además, aquellos que compren hasta $20.000 pesos, con cualquier tarjeta de débito, la AFIP le devolverá automáticamente 2.000, con el reintegro del 10% de la compra para bajar el peso que tiene el bolsillo de cada ciudadano el precio de la carne.

“Puede pasar que alguien haga una compra de 6.000 en una carnicería, tenga el 35% del descuento del Banco Nación, más los $650 de devolución de la AFIP puede pasar, y también alguien puede hacer una cuenta de 6.000 y termine pagando un poco más de 3200$ porque el programa no es excluyente, y pretendemos que tenga impacto en el bolsillo de la gente”, concluye.

Fuente: Télam