Image default

La prórroga de las Asignaciones Específicas para la Cultura ya es Ley

Con 57 votos afirmativos, 2 negativos y 9 abstenciones, el Senado de la Nación aprobó el proyecto de ley que prorroga hasta el 31 de diciembre de 2072 las asignaciones específicas previstas para industrias e instituciones culturales.

Las industrias culturales del país respiran tranquilas, el proyecto que hace cuatro meses obtuvo media sanción en Diputados, fue aprobado, y por amplia mayoría, por sus pares de la Cámara Alta.

Mientras se sucedían las exposiciones de los senadores y senadoras, y hasta el momento de la votación, un nutrido grupo de artistas y colectivos culturales llegados de todo el país en una gran marcha federal, apoyaban en inmediaciones del parlamento. Al concluir la votación, la emoción hizo estallar en lágrimas, cánticos y abrazos a muchas de las personas dentro y fuera del recinto. Entre ellas, se encontraban el ministro de Cultura de la Provincia de Misiones, Joselo Schuap, junto a María Laura Lagable, y la delegación de cincuenta trabajadores culturales de Misiones que arribaron en el marco de la Marcha Federal por las Culturas, una iniciativa nacida desde el Norte Grande y que atravesó el país concientizando acerca de la necesidad de esta prórroga que ahora es ley.

“Estamos conmovidos. Es un día histórico. Valió la pena todo este esfuerzo. Lo que estaba en juego era muy grande. Las industrias culturales estaban en riesgo absoluto. El rol que tuvo el Norte Grande en todo esto fue muy importante y nos sentimos orgullosos. Si lo que nos unió fue el espanto por lo que podía venir, ahora es momento que nos una el amor por las culturas, y seguir fortaleciendo el federalismo en cada rincón del país” expresó el ministro de Cultura misionero tras la aprobación.

Una de las primeras oradoras de la sesión fue la senadora sanjuanina Cristina López Valverde (FdT), quien expresó que “las industrias culturales, si están manejadas con criterio y sentido patriótico, no solamente nos permiten el goce estético, sino que nos dan soberanía cultural. Tienen potencial para la creación de riqueza, generación de trabajo y desarrollo sostenible”.

Por su parte, Mariana Juri (Juntos por el Cambio), senadora por la provincia de Mendoza, justificó su voto positivo indicando que “de no aprobar este proyecto de ley hoy, puede traer el tremendo problema de que, frente al vencimiento del plazo, podamos quedarnos sin esos recursos para las industrias culturales”.

Quien no acompañó el proyecto fue el senador misionero Humberto Schiavoni, jefe del bloque de senadores del PRO, argumentando que “si bien todos estamos a favor de promover las expresiones culturales en nuestro país, y eso está fuera de toda duda, hay una cantidad de cuestiones que son debatibles; no hemos podido acordar un proyecto que contenga todas las opiniones”, manifestó.

En tanto que Magdalena “Maggie” Solari (FRC) votó positivamente y advirtió que “deberíamos tener la garantía de que la política pública que defiende todo gobierno es a favor de la cultura. Estos fondos garantizan la diversidad para que aquello que consumen muchos o aquello que consumen pocos, tengan los fondos para llevarse adelante”.

En definitiva, luego de muchas dudas respecto a la actitud del bloque opositor y a sabiendas de que el tiempo jugaba de manera inexorable en contra, el proyecto que el diputado Pablo Carro (Frente de Todos por Córdoba), presentó en el mes de abril tuvo un final feliz ,y las industrias culturales argentinas no perderán su financiamiento.

Finalmente, y gracias a la unión de todo el arco cultural, desde las instituciones a los trabajadores independientes, esa canción que León Gieco nos regaló a todos, sigue siendo realidad y en Argentina, “La cultura es la sonrisa”.