Image default

La jefa del Scotland Yard renunció tras un escándalo de sexismo y racismo en la institución

Cressida Dick deja su puesto tras perder “la confianza” del alcalde londinense por no haber despedido a todos los agentes implicados en mensajes de acoso sexual y laboral, misoginia y discriminación.

La comisaria jefa de la Policía Metropolitana de Londres (Met, o Scotland Yard), Cressida Dick, ha entregado este jueves su renuncia tras las numerosas acusaciones contra sus agentes por casos de conducta delictiva y actitudes de racismo, sexismo y homofobia.

Dick había rechazado dejar su puesto en primera instancia y aseguraba este miércoles estar “hirviendo de indignación por todo el asunto”. Sin embargo, tras mantener un encuentro con el alcalde de Londres, Sadiq Khan, la comisaria ha expresado en un comunicado que dejaba su cargo, puesto que ya no cuenta con la “confianza” del edil laborista, ya que este había incrementado la presión sobre ella en los últimos días.

“No me ha dejado otra elección más que dar un paso a un lado”, ha explicado la comisaria, que ha acordado con Khan permanecer en el cargo durante “un corto periodo de tiempo” para asegurar la estabilidad de Scotland Yard.

Desde que la Oficina Independiente para la Conducta de la Policía destapó el 1 de febrero unos “vergonzosos” mensajes de WhatsApp de catorce agentes de la comisaría londinense de Charing Cross entre los años 2016 y 2018, la presión no ha hecho más que crecer para la comisaria, que ha tratado en todo momento de poner en valor su trayectoria en el cuerpo de policía. “No tengo absolutamente ninguna intención de irme y creo que estoy y he estado durante los últimos cinco años encabezando una verdadera transformación en la Met”, declaró en BBC Radio London.

Cressida Dick es la primera mujer que ha dirigido el Scotland Yard

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, cuestionó este miércoles el liderazgo de Dick pese a las disculpas de Scotland Yard, y tras su reunión con la comisaria, dio un ultimátum a Dick. El edil laborista ha asegurado tras el anuncio la dimisión era “la única manera de comenzar a hacer frente a la escala de los cambios que son necesarios es tener un nuevo liderazgo en lo más alto de la Policía Metropolitana”.

Khan ha presionado este relevo, a pesar de que asegura valorar los 40 años de dedicación de la comisaria jefa, debido a no se ha cesado a nueve de los agentes que participaron en los mensajes que revelaban diversos casos de acoso sexual y laboral, misoginia y discriminación, e incluso se había ascendido a dos de ellos.

La comisaria jefa de la Policía es la primera mujer que ha dirigido el cuerpo y la primera que ha expresado abiertamente su homosexualidad y ha recalcado que deja su puesto cuando en el cuerpo hay “más mujeres que nunca en todos los rangos y funciones, así como un número cada vez mayor (de agentes) de un amplio rango de orígenes étnicos que verdaderamente reflejan la diversidad de Londres”.

“Haber estado en este cargo para servir a los ciudadanos de Londres y el Reino Unido ha sido el mayor honor y privilegio de mi vida”, ha expresado la comisaria jefa, quien ha añadido: “No hay lugar en la Met para el sexismo, el racismo, la homofobia, abusos de confianza o acoso, y en los últimos días he sido muy firme con mis compañeros y les he dicho que basta”.

Otras polémicas en el cuerpo de la Policía Metropolitana de Londres

Desde que asumió el cargo en 2017 y ya antes como alto mando, Dick ha estado en el centro de diversas polémicas, incluida su gestión de la operación que causó la muerte del brasileño Jean Charles de Menezes el 22 de julio de 2005, abatido por agentes que le confundieron con un terrorista tras unos atentados fallidos en el metro londinense el día anterior.

Numerosas voces pidieron su dimisión también tras el secuestro y asesinato de la joven Sarah Everard en marzo de 2021, por el policía Wayne Couzens, este jueves condenado a cadena perpetua.