Image default

El Gobierno autorizó la explotación petrolera frente a las costas de Mar del Plata

En el último día de actividad del año, se avanzó con el proyecto que fue ampliamente cuestionado por las organizaciones ambientalistas. Incluso marcharon este jueves para manifestarse en contra de la medida

Sobre el cierre del año, y a pesar de que no se iban a aprobar nuevos permisos de este tipo, el Gobierno habilitó la explotación petrolera en tres zonas que se ubican frente a las costas de Mar del Plata. Así lo confirmó mediante la Resolución 436/2021, publicada este jueves en el Boletín Oficial.

Con la firma del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, se avanzó con la denominada “Campaña de Adquisición Sísmica Offshore Argentina”, que estaba siendo analizado desde hacía varios meses y fue muy criticada por agrupaciones que luchan contra el cambio climático.

Así las autoridades nacionales concluyeron la “suspensión de plazos del procedimiento de evaluación de impacto ambiental” de esta iniciativa y aprobaron el proyecto de la empresa noruega Equinor, la cual “deberá dar estricto cumplimiento a los términos del Plan de Gestión Ambiental”.

En este sentido, se aclaró que la firma estará obligada, por ejemplo, a “presentar el Informe Final de Monitoreo de Fauna Marina y Mitigación”. Si no cumple con esto, “será susceptible de aplicación del régimen disciplinario establecido en el Título VII de la Ley N°17.319 y la Ley N°25.675″.Las zonas del Mar Argentino donde habrá explotación petroleraLas zonas del Mar Argentino donde habrá explotación petrolera

Además, el Poder Ejecutivo señaló que todas las modificaciones que pudieran ocurrir “en cuanto a la organización, permisos y responsables, en forma previa al inicio de actividades y que a la fecha de esta resolución no sea posible precisar, incluyendo la constancia de aprobación del respectivo Plan Nacional de Contingencias (PLANACON), deberán ser informadas” con antelación.

Lo mismo aplica para los cambios relativos al alcance y características del proyecto o del Plan de Gestión Ambiental, en cualquiera de sus etapas, como los referidos a “la ventana temporal de trabajo, la extensión del área de operaciones, al buque sísmico y su derrotero, y a la tecnología, arreglo o características acústicas de las fuentes sísmicas, entre otras”.

En los considerandos de la Resolución publicada este jueves, el Gobierno buscó justificar esta autorización argumentando que la empresa que realizara el trabajo ya presentó el Estudio de Impacto Ambiental correspondiente y documentación complementaria.

Un proyecto cuestionado

Esta medida beneficia especialmente a la empresa noruega Equinor, que hasta ahora es la única que presentó un proyecto para la exploración off shore frente a las costas de Mar del Plata, una operación en la que también mostraron interés Shell, British Petroleum, Total, Wintershall, todas en asociación con YPF.

Puntualmente, la propuesta es para operar en tres zonas del Mar Argentino y fue realizada por el propio Gobierno a través de un concurso para la búsqueda de nuevas áreas marinas para obtener gas natural y petróleo, que fue abierto por la Subsecretaría de Hidrocarburos de la Nación.

En medio de las quejas de distintas organizaciones medioambientales que advirtieron sobre las posibles consecuencias climáticas de esta iniciativa, a principios de julio pasado, luego de una audiencia pública con gran participación, el Ministerio de Ambiente había adelantado que no aprobaría nuevos permisos para buscar petróleo sin tener un Plan de Transición Energética que explique cuáles son los objetivos de descarbonización de la Argentina.

“Necesitamos definir claramente de dónde extraeremos los recursos energéticos, cómo lo haremos y por cuánto tiempo. Es necesario y urgente darnos un diálogo honesto y realista sobre cómo llevaremos adelante esta transición”, argumentaron las autoridades nacionales en aquel momento.

Sin embargo, a finales de septiembre la cartera conducida por Cabandié suspendió los estudios de impacto ambiental que estaba llevando adelante para analizar la posibilidad de realizar la exploración petrolera off shore en estas áreas costeras de la ciudad balnearia.

Fuentes cercanas al funcionario aseguraron que esa decisión se tomó “por los retrasos en la elaboración del plan de transición alineado con los compromisos de acción climática”, el cual debía ser presentado por la Secretaría de Energía, encabezada por Darío Martínez.

En la última Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se realizó en la ciudad de Glasgow, Escocia, y a la que asistió el presidente Alberto Fernández, la Argentina anunció un ambicioso plan ambiental que entre sus objetivos fijó la estabilización de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y la neutralidad de carbono para 2050.

En aquella reunión, el jefe de Estado sostuvo que “los países que produjeron la mayor huella ambiental son los mismos que dominan las tecnologías que pueden reducir el impacto de la producción sobre el medio ambiente”, por lo que reclamó “identificar los avances en tecnologías limpias como bienes públicos globales”.

Cabandié también participó de ese encuentro internacional y habló de las perspectivas del país en la materia. “Durante la 4° Reunión Plenaria de declaraciones por parte de los representantes de las Partes ante los órganos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, tuve el honor de pronunciar una declaración en nombre de Argentina, Brasil y Uruguay”, contó el funcionario a través de Twitter.

Incluso, meses atrás la propia petrolera Equinor había firmado un acuerdo con el mandatario nacional en el que se comprometió, junto a YPF, a colaborar en materia de sustentabilidad, seguridad operacional y oportunidades en el marco de esta transición energética.

Finalmente, terminando el año el Ministerio de Ambiente aprobó la explotación petrolera offshore en el Mar Argentino frente a la costa bonaerense y varias entidades ambientalistas criticaron la llegada de la empresa noruega a Mar del Plata. Una de ella es Greenpeace Argentina: “¿Imaginás tus vacaciones así? Ahora pueden ser una triste realidad.

Si hay petroleras, habrá derrames”, sostuvo este jueves en un mensaje que publicó en las redes sociales, junto a una foto de dos jóvenes en malla, frente a una playa, con barbijos y manchados de petróleo.

La entidad recordó que “esta historia comenzó hace varios años cuando, de espaldas a la ciudadanía, aprobaban permisos para realizar exploración sísmica en más de un millón de km2 de nuestro mar con una simple resolución ministerial y sin tratamiento en el Congreso”.

“Es una condena al Mar Argentino, sus ecosistemas y comunidades costeras. A nuestro presente y futuro Esto sucede mientras medio país está ardiendo, a espalda de la ciudadanía y desoyendo la voz de las miles de personas que en Audiencia Pública manifestaron estar en contra”, agregó.

Además, consideró que el hecho de que “esto suceda un 30/12 no es azaroso” porque “luego de meses de silencio, y el constante rechazo de la población”, la autorización se otorgó “en épocas de fiestas, vacaciones y ferias judiciales”.

“Desde el Ministerio (de Ambiente) el acceso a la información ha sido obstaculizado, dado que hace más de una semana que no se ha tenido acceso a la información en el seguimiento de expedientes electrónicos involucrados”, denunció Greenpeace.

Este organismo no gubernamental ya se había manifestado en contra de este proyecto y sostuvo que la iniciativa se había frenado “principalmente por la preocupación y los argumentos presentados por la ciudadanía”.

“Pese a que la audiencia pública de julio no fue vinculante, el contundente rechazo de las más de 350 personas que se expresaron ha sido escuchado por parte de las autoridades de gobierno, sobre todo por la necesidad de ampliar los argumentos del estudio presentado por la empresa Equinor y la falta de consulta a áreas de gobierno expertas o sectores impactados”, cuestionó Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de la ONG.

La Asociación Argentina de Abogados/as Ambientalistas también rechazó la medida al considerar que, “en un contexto de crisis climática y ecológica, la expansión de la frontera fósil forma parte del pasado”, ya que “es una tecnología obsoleta que debe entrar en desuso cuanto antes y esos fondos ser desviados hacia la construcción de la infraestructura necesaria para una transición energética justa y popular”.PlayAmbientalistas marcharon en Mar del Plata para manifestarse en contra de la explotación petrolera

“Desde el punto de vista ecosistémico, es necesario destacar que ante la acidificación y contaminación de nuestros mares y océanos, los proyectos de explotación de combustibles fósiles en el mar son la antesala de un auténtico ecocidio que no solo va a afectar al mar, a la ballena franca, lobos marinos, delfines y muchas otras especies, sino que también puede convertirse en una catástrofe que recaiga sobre el mar y las playas de uso público e incluso actividades productivas como la pesca”.

La entidad le pidió al Gobierno “construir social e institucionalmente una agenda ambiental de transición en el marco de comunes denominadores transparentes para cultivar modelos de soberanía energética, alimentaria y ecológica”.

De manera similar se expresaron las organizaciones que integran el Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia, las cuales remarcaron que “el Estado argentino tiene la responsabilidad de hacer cumplir el derecho constitucional a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer a las generaciones futuras”.

“Desde el Foro expusimos en la audiencia (de julio) nuestra preocupación y solicitamos la realización de una evaluación ambiental estratégica antes de autorizar la actividad, lo cual no fue contemplado en este proceso ni en el informe presentado por la empresa”, agregaron en un comunicado.

A su vez, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) publicó un mensaje en Twitter en el que opinó que “continuar avanzando con la extracción de combustibles fósiles es, cómo mínimo, irresponsable”.

“La gestión del mar argentino no solo debe excluir actividades que ponen en riesgo a las economías locales y a los compromisos climáticos, sino que debe apuntar hacia una gestión responsable, con un enfoque ecosistémico, integral y participativo, alineado con el enfoque precautorio”, comentó.

El daño que provoca la actividad petrolera en la faunaVarias ONG se pronunciaron en contra de esta actividad

Entre 2017 y 2019 se entregaron permisos para realizar estas operaciones en más de 1.000.000 de km2 de mar hasta el año 2025, ya que los proyectos están incluidos en el Plan Gas, aunque desde hace 20 años se hacen prospecciones en el Mar Argentino.

El problema de esta actividad es que las tareas que demanda la explotación de riqueza fósil, según Greenpeace, “ensordecen la fauna, la desorientan, la matan”, porque se trata de “seres muy sensibles a la contaminación acústica”.

Para poder extraer petróleo del lecho marino, deben operar maquinarias que producen fuertes ruidos ”que se puede sentir a 4000 kilómetros” de distancia, por lo que “la contaminación sonora, directamente es imposible de limpiar”.

Siempre se corre el riesgo de que se produzca algún derrame, como el que recientemente ocurrió en la localidad de Medranito, provincia de Río Negro, tras la ruptura en el ducto troncal de la empresa Oldelval S.A., que fue el desastre de este estilo más grande en los últimos 10 años.