Image default

Campaña a las orillas del Jordán Por Rubén Marcelo D’Agostino

Somos distintos,dicen,están seguros que los ciudadanos los votaron para producir un cambio.
Y a rigor de verdad,fue así. El 51 % quería un cambio y los eligió. ¿Cambiaron algo?

Libertad en compra de divisas,acumulación de reservas,incremento
de deuda externa,transparencia en licitaciones online,acercamiento
al “primer mundo”condena a la dictadura de Venezuela,abrazo con los
hermanos uruguayos,liderazgo latinoamericano impulsado por la trampa
Trump…incremento de déficit fiscal,ahogo impositivo,incremento de
partidas sociales,pérdida de empleos,bicicleta financiera,importaciones
de mercaderías producidas en el país,lucha perdida contra la inflación
(la que sentimos en el bolsillo)algún dejo de complicidad sindical.
Baja de retenciones,derrame,(para los sectores económicos concentrados)
dádivas a Clarín,desmantelamiento por ahogo financiero del multimedio K
Y la lista es larga,con buenas y malas mezcladas.
Las malas amplificadas por los fracasados de antes.
Las buenas mal comunicadas por los in-funcionales de ahora.
Este gobierno es una copa de cristal.
Si lo tocas despacito,suena lindo.
Si se te va la mano con el golpeteo,estalla en mil pedazos.
No es frágil,como dice el amigo Asís,esta en bolas y carece de base.
Y por más sólida que quieras hacer una construcción,si las bases
son malas,se hunde.Me extraña que un ingeniero no lo sepa.
No tiene base política,ni moral.
El pasado de la inmoralidad comercial argentina,te condena.
Y esta campaña a las orillas del río Jordán donde todos han perdido la
memoria de pecados propios y extraños,donde se lava,no el dinero
negro,sino la propia historia,lo confirma.
Carrió,Gladys,Ocaña,nombres impolutos (y también acomodaticios)
nuevas Bautistas que bautizan y lavan pecados.
¿Es suficiente? Claro que no.
No alcanza por el acomodo al calor del poder de ellas mismas y
de los que pretenden bautizar.
No basta con sacar joyas,vestirse como clase media,actuar y
hacer actuar a militantes en una escena digna de “pare de sufrir”.
Y a veces no basta y (oxímoron) es suficiente.
Si Anibal saco 35% CFK no puede sacar menos,ni siquiera
retratada a la salida de un banco con las bolsas de dinero en la manos.
Polarizaron con ella y se equivocaron,la resucitaron,y ahora ajo y agua.
Ahora viran los cañones que apuntan a Massa
Pero lejos está el 44% del 2013.
Los votos son del ciudadano y a veces,el ciudadano usa al candidato.
Este no es el caso.
Te dicen que si gana CFK las inversiones no vienen.
Lo que no te dicen es que si no gana,tampoco van a venir.
O si,como hoy,pero no productivas,puramente financieras.
Nada dejan,nada cambian,todo se llevan.Te hunden.
A nivel nacional seguramente el PRO exhibirá un triunfo.
Que no sirve para casi nada.
Dirán que el suicidado FPV a nivel nacional queda cuarto.
De nada sirve,es como querer prorratear los votos de la izquierda
en Tucumán a nivel nacional,pura especulación espúrea.
Las aguas del Jordán bajan turbias,no sirven para bautizar
y lavar pecados porque hoy en internet esta todo,lo de antes
y lo de ahora y la verdad viaja más rápido que la mentira
y la mentira (hasta que se descubre) más rápido que la verdad.
Solo es cuestion de leer,meditar y elegir.
No hay bautismo para los pecados cometidos,porque primero
para perdonar los pecados hay que arrepentirse.
Y los pecados se siguen cometiendo,la única diferencia es que
ahora son menos salvajes menos impunes y un poquito más civilizados.
Si gana Massa (casi imposible) será una piedra que ya
está amoldada al zapato,si gana CFK,una piedra que habra que ir
acomodando.
Para el 2019 falta mucho y el poder es como el viento
nadie lo ve,todos lo sienten y pocos saben de donde va a soplar.

Gracias por tu tiempo
Un abrazo en tu alma.