Image default

Yasmeena Ali, la estrella porno afgana que escapó de los talibanes y del intento de asesinato de su padre

Actualmente tiene más de 9 millones de visualizaciones en Pornhub. Afirma que los miembros del grupo islámico son “hipócritas” porque, según ella, ven videos de alto contenido sexual en secreto

Yasmeena Ali nació en Afganistán hace 28 años y es una reconocida estrella porno. Pese al tabú que representa su ocupación para el islam y su país, está orgullosa de lo que hace y no le importa que su padre haya intentado matarla.

En una entrevista con New York Post, Ali habló sobre los riesgos que afrontó al elegir su ocupación tras dejar atrás su religión y su familia.

Cuando empecé a trabajar en esta industria, me sorprendió lo bien que se paga a las mujeres en comparación con sus compañeros de reparto. Muchas veces las mujeres de otros sectores con mayor cualificación y experiencia no reciben el mismo sueldo ni el mismo respeto que sus colegas masculinos”, dijo a The Post. Actualmente reside en Europa del Este y tiene más de 9 millones de visualizaciones en videos en Pornhub.(IG / yasmeena.eu)(IG / yasmeena.eu)

Del Islam al erotismo

Luego de pasar años viviendo bajo el opresivo régimen talibán, Ali emigró al Reino Unido con su familia a principios del 2000. Según información del Toronto Sun, a su padre le concedieron asilo “por proporcionar a las tropas británicas y estadounidenses servicios de traducción durante los combates en Medio Oriente”.

Sin embargo, la vida de Ali en Inglaterra no fue nada fácil. Se sentía asfixiada en un hogar musulmán estricto. Por eso, de adolescente, escapó de su familia y contrajo matrimonio con el fotógrafo judío David CohenRenunció a su religión, “liberó” su costado sexual y se embarcó en una carrera como actriz porno.

En 2020, Ali se hizo conocida luego de que su padre, Mohammed Patman, y su primo fueran detenidos por un supuesto complot para matarla porque había “deshonrado a la familia” al elegir su carrera y por haberse casado con un judío.(IG / yasmeena.eu)(IG / yasmeena.eu)

Se cree que en agosto de 2018 Patman viajó a Eslovaquia para buscarlaUn sicario supuestamente dijo que había sido llamada para matarla por 70.000 dólares.

“No tengo ningún contacto con mi familia y no me han dicho cara a cara lo que piensan de mi carrera. Mis padres siempre me inculcaron el miedo: Dios, el infierno, los castigos”, dijo Ali al New York Post.

“Si dejaba el islam, mi padre me amenazaba con matarme por manchar el islam, la cultura afgana y el honor de la familia”, añadió la joven, quien ahora se declara atea.

“Al fin y al cabo, es mi vida y no me importan las reacciones de la gente a mi carrera. Sigo mi corazón y hago lo que quiero porque es mi vida, mi cuerpo y mi derecho”, afirmó.(IG / yasmeena.eu)(IG / yasmeena.eu)

En otra entrevista en el podcast “I Hate Porn”, Allí dijo que los talibanes son hipócritas y que sus miembros son amantes del porno en secretoEn las computadores del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, se encontró un caché “considerable” de porno tras su muerte en 2011, según New York Post.

“No me sorprendería (que vieran porno)”, declaró sobre los talibanes. Sin embargo, restringen los derechos de las mujeres y vigilan su sexualidad, añadió Ali.

“Las sociedades sexualmente reprimidas están como obsesionadas. Si nos fijamos en la procedencia de la mayoría de los espectadores, la mayoría son de países de Oriente Medio e India, por ejemplo”, aseguró en el podcast.(IG / yasmeena.eu)(IG / yasmeena.eu)

Además, contó que se sintió oprimida en Afganistán y que “vio cómo golpeaban a la gente” por negarse a seguir las órdenes de los talibanes. Sospecha que está en la mira del grupo islámico.

Señaló que había frecuentes casos de “violencia doméstica” y que los hombres homosexuales en Afganistán no pueden reconocer su verdadera sexualidad por miedo a ser asesinados.

Ali es conocida como “la mejor estrella del porno de Afganistán”. También se la describe como la “única estrella del porno del país”, lo que subraya la necesidad de una mayor libertad sexual, sostiene.

“No quieren (los afganos) que Afganistán sea conocido por el porno. Creen que son dueños de mi cuerpo y de lo que puedo hacer con él y no tengo derecho a mostrarlo”, declaró en el podcast “I Hate Porn”.(IG / yasmeena.eu)(IG / yasmeena.eu)

La joven de 28 años reconoció que le costó desprenderse de los sentimientos de vergüenza que sentía por sus deseos sexuales.

“No podía masturbarme. No podía tener un orgasmo”, reveló.

Después de meses de práctica, la estrella del porno finalmente alcanzó el clímax, diciendo que su primer orgasmo fue “el desencadenante de muchas cosas”.

“Me ayudó a relajarme y a explorar cosas”, declaró Ali.

“Siempre he sido una persona rebelde. Mi instinto me dice que esté en contra de todo lo que intente oprimirme”, concluyó.