Image default

Wanda Nara hizo una transmisión en vivo y tuvo un percance hot: “¡Se me ve!”

La mediática se encuentra en la Argentina tras pasar sus vacaciones en Punta del Este con sus hijos y su hermana

Envuelta casi de manera constante en múltiples escándalos -a veces simultáneos- a lo largo del último año, las apariciones de Wanda Nara en las redes sociales siempre son interpretadas como el augurio de un episodio más dentro de alguno de sus dramas. Sin embargo, la empresaria decidió tomarse con calma el inicio del nuevo año y, en las últimas horas, realizó una transmisión en vivo con la intención de interactuar con sus fans de manera casual, sin hablar sobre polémicas ni apuntar contra tal o cual enemigo mediático.

Aunque llamar la atención no estaba en sus planes, el inocente vivo terminó por ubicar a la empresaria nuevamente entre los temas más debatidos de la plataforma. Esta vez, no por un picante comentario o filosa indirecta, sino por el impensado desliz que culminó en un incómodo blooper.

Acostumbrada a compartir una gran porción de su rutina con sus millones de seguidores, para Wanda Nara las redes sociales son una especie de segundo hogar. A través de las mismas no solo muestra fragmentos de su trabajo, sino que también registra sus salidas con amigos, los tiernos momentos familiares que vive junto a sus hijos y hasta suele aparecer de entre casa para simplemente charlar con sus fans de la manera más fluida posible.

Esto último fue lo que hizo durante la noche del jueves, cuando sin anuncio previo dio inicio a una transmisión en vivo. La misma la hizo en pijama, con el pelo atado en una desordenada colita y recostada despreocupadamente en el sillón mientras una de sus amigas estaba acostada al lado suyo. Tan cómoda estaba, que no se dio cuenta de que la musculosa suelta que llevaba puesta se había corrido, dejando expuesto parte de su pecho.

A pesar de que tenía la mirada fija en la pantalla del celular, no notó el desperfecto del vestuario hasta que alguien le envió un mensaje para advertirla. Finalmente, mientras reacomodaba el ángulo de la cámara, Wanda dejó escapar un grito al mismo tiempo que se giraba a ver a su amiga con un gesto entre horrorizado y divertido. Ruborizada y con los ojos abiertos de par en par, exclamó: “¡Se me ve el pezón!”.

Wanda Nara hizo una transmisión en vivo y tuvo un incómodo problema de vestuario: “¡Se me ve!”instagram @wanda_nara

Dicho eso, finalizó abruptamente el vivo. No obstante, varios usuarios ya habían realizado capturas de pantalla y de video, lo que resultó en que esos pocos segundos fueran republicados en Twitter e Instagram. Lejos de sentirse mortificada, la hermana mayor de las Nara continuó con su vida como si nada hubiese pasado y siguió compartiendo fotos y videos de su paso por la Argentina.

Durante sus breves vacaciones en su país natal, la dueña de Wanda Cosmetics aprovechó para disfrutar a pleno del tiempo libre con sus hijos y sus seres queridos. Salió a cenar con amigas y fue a bailar a una de las fiestas más populares del momento, pero hubo un paseo en particular que captó la atención del público.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_nara)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_nara)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_nara)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_nara)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_nara)

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_nara)