Image default

Violaron y embarazaron a una joven con discapacidad

Una joven de 20 años con retraso madurativo fue abusada sexualmente en la ciudad santiagueña de Añatuya y los investigadores ordenaron una entrevista psicológica a la víctima y tomar testimonios al entorno familiar. Al ser examinada por los médicos, constataron que la chica se encontraba esperando un bebé de casi siete meses de gestación.

Por el momento no hay sospechosos ni detenidos por el caso (Imagen ilustrativa).
La Justicia de Añatuya investiga un grave caso de abuso sexual a una joven discapacitada que llegó al Hospital Zonal días atrás con casi siete meses de gestación. La joven de 20 años con retraso madurativo y una discapacidad motriz que la obligaba a desplazarse en silla de ruedas, fue examinada por los médicos y descubrieron que estaba embarazada, por lo que se dio aviso a la policía, según publicó el portal Diario Panorama.

Los uniformados se entrevistaron con la madre de la joven, quien no supo explicar cómo era que su hija esperaba un hijo, siendo que en el domicilio sólo residen mujeres y que la víctima por su discapacidad no sale mucho de la vivienda.

Mientras la Policía instó a la progenitora a radicar la correspondiente denuncia por el grave hecho, se dio parte de lo sucedido a la fiscal de turno, Dra. Karina Gutiérrez.

La fiscal a su vez, quien ya había sido informada del caso por un comisionado municipal, ordenó inmediatamente una serie de medidas como informe socio ambiental, testimonio a todo el grupo familiar y entrevistas psicológicas a la joven víctima para evaluar el grado de discapacidad mental y motriz, de lo cual se confirmó que la mujer vive en condiciones de extrema adversidad, aunque faltan demás conclusiones.

Por ello, Gutiérrez facultó a expertos en “lenguaje” con señas, a fin de recrear la historia de la joven, que habitualmente estaba rodeada únicamente de mujeres. Sin embargo, trascendió que en esporádicas ocasiones arribaban a la casa contados amigos.

Debido al complejo del caso, hasta la fecha no hay sospechosos ni detenidos en la mira de la Justicia.