Image default

Villegas confesó que se reunió con Macri para hablar sobre el armado de la causa UOCRA

“Los asistentes eran el propio presidente de la Nación…, la ministra Patricia Bullrich, el ministro Germán Garavano, el ministro Jorge Triaca, el ministro Guillermo Dietrich y el señor Gustavo Arribas”, detalló el exministro de Trabajo bonaerense, quien reclamaba una “Gestapo” antisindical en el video de 2017 revelado por la AFI.

El exministro de Trabajo bonaerense Marcelo Villegas admitió ante la Justicia que en el 2017 fue citado a una reunión en la Casa Rosada para hablar sobre situaciones vinculadas al gremialista de la construcción Juan Pablo “Pata” Medina y que el entonces presidente Mauricio Macri aprovechó la ocasión para ponerle a disposición a funcionarios de su Gobierno, entre los que estaba el jefe de los servicios de inteligencia, Gustavo Arribas.

“Cuando ingresé me di cuenta de la existencia de una reunión en curso, a la cual me sumaron para tratar el último tema: Pata Medina y UOCRA La Plata, motivo por el cual se me había convocado. Destaco que era el último tema para tratar de la reunión en curso, ya que luego de tratar ese tema nos retiramos todos”, relató Villegas en el escrito que presentó ante el juez federal Ernesto Kreplak.

“Los participantes estaban sentados en sillones alrededor de una mesa ratona frente al hogar en el despacho del presidente, y los asistentes eran el propio presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri, la ministra Patricia Bullrich (Seguridad), el ministro Germán Garavano (Justicia), el ministro Jorge Triaca (Trabajo), el ministro Guillermo Dietrich (Transporte) y el señor Gustavo Arribas (Agencia Federal de Inteligencia)”, detalló Villegas.

El exministro de Trabajo bonaerense está acusado de haber participado en 2017 del armado de causas judiciales para perjudicar a la entonces conducción de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) seccional La Plata.

El paso de Villegas por el juzgado federal 1 de La Plata duró menos de una hora: escuchó la imputación en su contra; se negó a responder preguntas y dejó un descargo escrito en el que negó haber participado de maniobras ilegales.

Luego relató cómo fueron las gestiones de la provincia de Buenos Aires en problemáticas entre empresarios de la construcción y gremialistas de ese rubro.

“Enfáticamente niego haber armado en forma clandestina una o varias causas al señor Juan Pablo Medina y sus allegados, ni haber participado de una maniobra con esos fines. Soy ajeno a toda acción que se haya eventualmente orquestado para ello”, afirmó Villegas en el escrito al que tuvo acceso Télam.

“Desde la provincia se ‘armó’ una estrategia que abarcaba lo político, lo jurídico y lo judicial para abordar la problemática que este sujeto había generado. Y si a las labores llevadas adelante para dar una solución a ese problema pretende llamarse ´haber armado una causa´, efectivamente fui parte de ello”, sostuvo el exministro de la gestión que encabezó María Eugenia Vidal como gobernadora bonaerense.

El extitular de la cartera laboral de la provincia de Buenos Aires señaló en su descargo que efectivamente recibió a “personas que decían ser víctimas de delitos” por parte de la Uocra y que desde su lugar de ministro asesoró y brindó “contención y apoyo” a los empresarios que, según manifestó en el escrito, se quejaban por los problemas que tenían con Medina pero no querían presentarse ante la Justicia a hacer denuncias por temor a represalias.

“La gobernadora Vidal me indicó que se realizaran las denuncias correspondientes y que me apoyara en el Ministerio de Justicia. Expliqué que no veía aconsejable que fuese yo, el ministro de Trabajo, quien denunciara a un representante gremial, ya que iban a tildar la denuncia de política. Coincidió y me indicó que hablase con las víctimas y las asistiese junto con el Ministerio de Justicia, que era su misión específica”, sostuvo.

El exministro bonaerense utilizó para su relato una división de “andariveles”: por un lado, se refirió al “andarivel provincia”, sobre el que brindó detalles, y por otro al “andarivel Nación” al que dijo haberse asomado cuando fue convocado a la Casa Rosada pero del que dijo desconocer pormenores y en ambos casos afirmó que siempre se utilizaron los caminos de la ley”.

Villegas sostuvo en su escrito que no recordaba en qué fecha se produjo su paso por la reunión clave desarrollada en la Casa Rosada (en el expediente consta que habría sido el 4 de mayo de 2017), pero detalló que allí explicó “todos los hechos” vinculados al tema Medina y aseguró que “la clave era que el poder político respaldase a las víctimas y a la justicia para que opere con total libertad”

La respuesta de Macri, según manifestó Villegas en su descargó, fue: “Bueno, perfecto, si necesitás algo de los que están acá, hacelo saber”.

“Resulta que después de la reunión en Casa de Gobierno con el presidente Macri y algunos miembros de su gabinete, no recuerdo la manera en que aparece en escena el abogado (Juan Sebastián) Destéfano. Siempre creí que era abogado de Presidencia de la Nación, dado que así se presentó o me lo presentaron. Mucho tiempo después y por noticias que se difundieron en medios de comunicación masiva me enteré de que era el jefe de Asuntos Legales de la Agencia Federal de Inteligencia”, relató Villegas.

“Más allá del casi nulo contacto con Destéfano, y haber concurrido en sólo una oportunidad a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), deseo dejar puntual constancia de algunas cuestiones, las cuales entiendo de suma importancia para aclarar que no tuve absolutamente nada que ver con el supuesto armado ilegal de ninguna causa judicial”, continuó en la página 10 de su descargo, en la que afirmó que “no tenía ni tuve jamás contacto con ese organismo ni sus miembros. Ni antes, ni durante ni después de los hechos que V.S. investiga”.

El exfuncionario de Vidal fue señalado ante la Justicia, por otros imputados, como el ministro convocante al encuentro realizado el 15 de junio del 2017 en la sede porteña del Banco Provincia (Bapro) al que también asistieron directivos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y en el que el tema exclusivo fue analizar acciones a llevar a cabo contra dirigentes de la Uocra de La Plata.

La causa se inició por una denuncia que presentó la actual interventora de la AFI, Cristina Caamaño, tras el hallazgo por parte de ese organismo de videos de la reunión celebrada en el Bapro.

Los registros de aquel encuentro fueron encontrados mientras se llevaban a cabo procedimientos de rutina de limpieza de discos rígidos, según se informó oficialmente.

Villegas está acusado de haber intervenido, durante el año 2017, en su carácter de Ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, en el diseño y puesta en práctica de una estrategia -decidida o autorizada a niveles superiores del Gobierno nacional y provincial- que tenía como propósito judicializar la situación del conflicto existente en torno al accionar de Uocra la seccional la Plata o de su Secretario General (Medina) y allegados.

“Dicha estrategia de judicialización no se habría limitado a aportar o a favorecer el aporte de denuncias o elementos probatorios, o más genéricamente, a garantizar las condiciones necesarias para que el poder judicial cumpliera sus funciones originales sino que, operando simultáneamente en un segundo nivel, habría implicado la ejecución de diversas acciones ilícitas tendientes a garantizar un resultado predeterminado en esos procesos”, reza la imputación en su contra, según pudo reconstruir Télam.

Entre esas acciones, “se habrían producido distintas actividades de inteligencia prohibida legalmente, tales como la realización de tareas de campo y la consulta de diversas bases de datos sin orden judicial que lo habilite por parte de agentes de la agencia Federal de inteligencia nacional cuyo producido fue luego utilizado por funcionarios de esa misma agencia para la generación de informes”, sostienen los investigadores.

En la causa se investiga también si existieron presiones, sugerencias o negociaciones entre funcionarios de la AFI y o del gobierno provincial con autoridades judiciales y o del Ministerio Público Fiscal, que implicaron “violaciones a la normativa de orden procesal penal relacionada, al menos, con cuestiones de competencia”.

“Si yo pudiera tener una gestapo, lo haría”

Villegas es el autor de la frase más resonante del video que dio inicio a esta causa: “Créeme que, si yo pudiera tener, y esto te lo voy a desmentir en cualquier parte, si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”.

El exfuncionario de Vidal fue señalado por la justicia como el ministro convocante al encuentro realizado el 15 de junio del 2017 en la sede porteña del Banco Provincia (Bapro) a la que también asistieron directivos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y en la que el tema exclusivo fue analizar acciones contra dirigentes de la Uocra de La Plata.

La causa se inició por una denuncia que presentó la actual interventora de la AFI, Cristina Caamaño, tras el hallazgo por parte de ese organismo de videos de la reunión celebrada en el Bapro.

Los registros de aquel encuentro fueron encontrados mientras se llevaban a cabo procedimientos de rutina de limpieza de discos rígidos, según se informó oficialmente.

Con la declaración de este viernes, el juez Kreplak finalizó una semana en la que le tomó indagatoria a los tres exfuncionarios del gobierno bonaerense de Vidal imputados en la causa en la que se investiga el supuesto armado de causas judiciales: el miércoles declaró el entonces ministro de Infraestructura de la misma provincia Roberto Gigante, el jueves el exsubsecretario de Justicia, Adrián Grassi y este viernes Villegas.