Chubut Para Todos

Villarruel: “Damos inicio a la temporada de caza de ñoquis”

La resolución tiene antecedentes en la gestión de la ex vicepresidenta Gabriela Michetti. El nuevo sistema de registro tendrá aplicación sobre el personal de planta permanente y un sector de los trabajadores temporarios del organismo.

El Senado de la Nación implementará en los próximos meses un sistema de control de asistencia por datos biométricos. La resolución fue impulsada por una funcionaria cercana a Victoria Villarruel: la secretaria administrativa María Laura Izzo.

Cabe destacar que el nuevo sistema de registro y seguimiento del presentismo tendrá aplicación sobre el personal de planta permanente, mientras que los empleados temporarios que responden a los senadores, y que no sean alcanzados por el sistema de módulos, quedarán excluidos.

No es la primera vez que se pone en marcha este régimen de control estricto del presentismo: el antecedente inmediato se remonta a la gestión de Gabriela Michetti, durante el mandato de Mauricio Macri. Sin embargo, en el contexto de la pandemia de coronavirus, el gobierno de Alberto Fernández suspendió el Sistema de Presentismo por Datos Biométricos.

La flamante disposición firmada por la secretaria administrativa del Senado comenzará a regir entre fines de julio e inicios de agosto: para ese entonces, los trabajadores de planta permanente y algunos temporarios ya tendrán la obligación de marcar la huella dactilar.

En su cuenta de X, Villarruel fue lapidaria: “En el Senado damos inicio a la época de caza de ñoquis”.

Control del presentismo en el Senado

La resolución explica que una vez superada la emergencia sanitaria que modificó de manera transitoria las pautas de habilitación y control de ingreso a las instalaciones del Senado, corresponde retomar los controles de las actividades presenciales, para lo cual se procederá a “aprobar el cronograma de citación del personal”, quedando excluidos aquellos “agentes temporarios afectados al despacho de los senadores”.

Para ello, será necesario -según detallaron desde el Senado- “aprobar un formulario de declaración jurada y requerir a los agentes que lo completen y suscriban consignando los datos pertinentes para actualizar sus respectivos legajos laborales en ocasión del registro de huellas dactilares”.

Este cronograma de registro -que implica el escaneo de los trabajadores de planta permanente y los temporarios alcanzados por la resolución- se habilitará a partir del próximo lunes, hasta mediados de julio.