Image default

Variante Ómicron: los síntomas que la diferencian de la Delta y por qué no hay que confiarse

El brusco salto de casos de coronavirus en la Argentina encendió las alarmas de las autoridades. La carga viral que produce un infectado con la cepa descubierta en Sudáfrica es hasta 70 veces mayor que la de sus predecesoras. Preocupación por los no vacunados.

Tras los más de 30 mil nuevos casos este martes, y hay preocupación por el efecto que las reuniones familiares por las Fiestas pueden tener sobre la suba de contagios que comenzó hace dos semanas y no se detiene. Los 33.902 contagios de hoy constituyen la cifra más alta de los últimos 7 meses en la Argentina y la positividad se mantiene por encima del 25% (10% es el umbral máximo recomendado por la OMS) desde hace varios días.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, instó a “estimular la vacunación y volver a fortalecer los cuidados”, ante la escalada de las últimas semanas, y admitió también que podrían implementarse cambios en lo que respecta a los eventos masivos para frenar la transmisibilidad del virus.

Aunque la variante predominante sigue siendo la Delta, lo cierto es que Ómicron está cada vez más presente y, como anticiparon los especialistas sudafricanos que la descubrieron hace un mes, es mucho más contagiosa que sus predecesoras.

VARIANTE ÓMICRON : ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Un estudio reciente realizado por Discovery, la aseguradora de salud privada más grande de Sudáfrica, el epicentro de los casos de esta variante, detalla que los principales síntomas son parecidos a los de Delta.

Los síntomas incluyen:

  • Picazón o dolor de garganta
  • Congestión nasal
  • Tos seca
  • Dolor muscular, especialmente dolor lumbar
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Fiebre

LAS DIFERENCIAS DE ÓMICRON CON LAS OTRAS VARIANTES DEL CORONAVIRUS

Aunque la mayoría de los síntomas son similares a los de la variante Delta, hay algunas diferencias: la más importante, las personas contagiadas con Ómicron casi no presentan pérdida de olfato o gusto.

En el caso de las cepas precedentes, alrededor del 48% de los pacientes informaron pérdida del olfato y el 41% informó pérdida del gusto. Sin embargo, en el caso de Ómicron, un estudio realizado en los Países Bajos encontró que solo el 23% de los infectados tuvo pérdida del gusto y solo el 12% pérdida del olfato.

Otra diferencia entre Ómicron y otras variantes es su tiempo de incubación. Una persona expuesta necesita solo 3 días para desarrollar síntomas y dar positivo en un testeo. En el caso de la Delta y el coronavirus original, este período iba de 4 a 6 días.

ÓMICRON: 10 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA VARIANTE

El doctor Eduardo Costas, catedrático de Genética de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) elaboró una guía de preguntas y respuestas para entender mejor las características de esta nueva variante.

  • ¿Cuánto tarda en contagiar un infectado de Ómicron?

Ómicron se replica más rápido y más eficazmente que las otras variantes. Un contagiado por Ómicron produce más virus en menos tiempo.

Dicho de otro modo, la persona que se infecta tarda menos tiempo en alcanzar una carga viral más alta y empieza antes a sufrir la enfermedad.Y al producir más virus puede contagiar a más gente.

  • ¿Contagian igual los vacunados que los no vacunados?

Claro que no. Las vacunas no protegen 100%, sí que dificultan enormemente la propagación del virus.

En un vacunado, lo anticuerpos contra el coronavirus que generó en respuesta a la vacunación serán capaces de destruir a miles de millones de virus. Por eso los vacunados van a tener significativamente una menor carga viral, y además el virus estará en ellos mucho menos tiempo

  • ¿Los no vacunados ponen realmente en peligro a los demás?

Si bien la vacunación no es obligatoria, quien no se vacuna genera consecuencias muy graves para todos, no solo para él mismo. Ahí está el problema.

Cuando los no vacunados se contagian, su carga viral es mucho mayor que la de los vacunados. Consecuentemente los no vacunados contagian a más gente y diseminen la enfermedad mucho más que los vacunados.

Pero no es solo. Además, sufren una enfermedad mucho más grave que los vacunados y, frecuentemente, llegan a terapia intensiva por ese agravamiento de su estado.

  • ¿Hay datos sobre el número de ingresados en los hospitales con y sin vacunas?

Hay datos y son muy claros. Se estima que en Europa y Estados Unidos hay entre 10 y 15 no vacunados por cada vacunado que está gravemente enfermo en los hospitales.

Por si a alguien se le escapa la proporción, otra manera de contarlo es afirmar que por cada 100 hospitalizados graves 92 son personas no vacunadas, tal como lo dijo Joe Biden en estos días.

  • ¿Se puede comparar el peligro de la variante Delta con el que causa Ómicron?

Aunque la variante Ómicron acaba de aparecer y apenas se cumplió un mes desde que tuvimos conocimiento de su existencia, ya hay datos para establecer una comparación.

El resumen en una frase sería que Ómicron tiene una tasa de infección mucho mayor, si bien parece que da lugar a una enfermedad algo menos grave. Los primeros estudios estiman que es al menos un 50% más infectiva que la Delta.

  • ¿Habrá otras variantes después de Ómicron?

Es factible que aparezcan otras variantes con una tasa de infección que Ómicron. Y es una posibilidad real porque mientras siga habiendo contagios seguirán apareciendo variantes, con el riesgo que ello supone.

Con toda seguridad, Ómicron no será la última variante famosa.

Aunque la mayoría de los síntomas son similares a los de la variante Delta, hay algunas diferencias: la más importante, las personas contagiadas con Ómicron casi no presentan pérdida de olfato o gusto.

  • ¿Los niños pueden contagiar y ponerse graves?

Los niños se pueden contagiar con Ómicron. De hecho tienen más posibilidades de hacerlo con ésta que con cualquier otra variante.

No obstante, se estima que, como con las que le precedieron, no sufrirán una Covid-19 grave. De todos modos, lo recomendable es avanzar con la vacunación de la población pediátrica para evitar males mayores.

  • ¿Las embarazadas deben vacunarse? ¿Es peligroso?

Por supuesto, y si es posible deben hacerlo en primer lugar porque una mujer embarazada tienen el sistema inmune más bajo.

No hay además ningún riesgo mayor que en otros grupos. A estas aturas ya son muchos los millones de embarazadas y de mujeres en período de lactancia que se han vacunado sin ningún efecto adverso.

  • ¿No es mejor vacunar a los más vulnerables y dejar que el resto se contagie para pasarlo leve y con ello inmunizarse?

Es una idea que en su momento se puso en práctica, pero los países que la implementaron rápidamente advirtieron el error ya que los sistemas sanitarios se saturaron, murieron miles de personas y tuvieron que dar marcha atrás.

Tampoco es una opción dejar al resto sin vacunarse por la alta carga viral que produce un infectado con Ómicron.

  • ¿Por qué las vacunas no son tan eficaces contra Ómicron?

Las vacunas han perdido parte de su eficacia frente a esta nueva mutación, pero siguen siendo muy importantes.

Hay que tener en cuenta que Ómicron tiene más de 50 muevas mutaciones. Prácticamente es otro coronavirus.

Pese a todo, las vacunas de AstraZeneca y Janssen siguen proporcionando inmunidad celular contra Ómicron, aunque después de 6 meses un vacunado con AstraZeneca o Janssen pierde buena parte de los anticuerpos circulantes en sangre (la primera barrera contra el SARS-CoV-2).

También hay que saber que las vacunas de ARNm son más fáciles de actualizar contra nuevas variantes del coronavirus como la Ómicron.