Image default

Una jueza se negó a tramitarle la nacionalidad argentina a Catherine Fulop

La jueza Martina Forns no quiso tramitar su pedido porque consideró que sus palabras fueron ofensivas y discriminatorias. El descargo de la actriz.

Catherine Fulop se mostró molesta luego de que una jueza federal decidiera no tramitar la ciudadanía argentina de la actriz debido a las declaraciones que hizo sobre la comunidad judía y el Holocausto. “No sé las razones de la jueza. Ella evidentemente ya me juzgó”, dijo.

La magistrada Martina Forns se excusó y pidió no intervenir en el pedido de radicación de Fulop porque sus dichos “antisemitas” le generaban “violencia moral”. Sin embargo ahora la Sala II de la Cámara Federal de San Martín rechazó la excusación de la jueza de primera instancia.

Los jueces de la Sala II, Alberto Lugones y Juan Pablo Salas, evaluaron en un fallo firmado el viernes pero publicado este miércoles que la jueza Martina Forns “no ha explicado de modo concreto y preciso de qué manera los dichos de Fulop le provocan una violencia moral grave que le impida juzgar con la debida imparcialidad”.

En oportunidad de una entrevista radial por la situación en Venezuela, la actriz había expresado que “¿Por qué crees que Adolf Hitler sobrevivió?, ¿porque solito lo hizo todo? No, porque dentro de los judíos eran los peores, los más torturadores dentro de los campos de concentración. Los sapos eran los propios judíos que torturaban a su propia gente. Esto mismo está pasando en Venezuela”.

Los dichos de Fulop fueron repudiados por la comunidad judía y aunque la actriz se disculpó, se radicaron dos denuncias en su contra por discriminación.

Sobre estas expresiones, la jueza Forns señaló que “el otorgamiento de la nacionalidad argentina comporta un honor que no se concede automáticamente, sino que exige una acreditación llevada a cabo con la máxima seriedad acerca de los requisitos pertinentes, incluso aquellos atinentes a circunstancias que podrían obstar el beneficio solicitado”.

Los fundamentos de la jueza para pedir su apartamiento no fueron suficientes para los camaristas que ordenaron que el Juzgado Federal Civil Comercial y Contencioso Administrativo 2 de San Martín continúe entendiendo en la radicación de Fulop.

La bronca de Fulop

La actriz habló sobre el hecho con Clarín y dijo: “No sé las razones de la jueza. Ella evidentemente ya me juzgó. Considera que cometí un delito y no soy honrosa para tener la ciudadanía argentina”. También señaló lo mismo que los jueces de la Sala II: “Lo que pasa que la cámara le volvió a decir a ella que no podía hacer eso y que tenía que seguir con mi trámite. No sé qué pasará”.

Catherine señaló además que el trámite no está perdido: “Mi ciudadanía sigue en curso, está en su juzgado. Es evidente que ella hizo un juicio de valor sobre mi persona, más allá que estuve 26 años acá siendo una buena ciudadana, nunca cometí un delito y formé una familia con mucho esfuerzo y trabajo”.

También señaló: “Así a veces es la política. Por alzar la bandera de mi tierra, de mi Venezuela, por querer luchar por la libertad por querer defender… parece que políticamente debe molestar a la situación de Argentina, qué se yo, no sé… porque no encuentro otra situación”.

Fulop contó además que tuvo en encuentro cara a cara con la jueza y que en persona las cosas fueron diferentes. “Yo con ella tuve la oportunidad de hablar cuando presenté mi documentación y la verdad que súper bien, una mujer muy agradable. Nunca en mi vida se me hubiera pasado por la cabeza que esto me iba a pasar”, explicó.

“Yo igual siento que soy argentina, no me hace falta un papel. Lo que yo siento por Argentina es amor. Acá está mi hogar”, expresó.

También se refirió a sus polémicas declaraciones y volvió a pedir disculpas: “Yo sí cometí un error y lo reconozco. Cuando uno está enojado comete errores. Yo estaba hablando de Venezuela, tengo mucha bronca, impotencia y dolor por lo que pasa en mi país, y cualquier cosa que yo diga va a ser con rabia y no teniendo paz. Es difícil”.

“No sé porque se me ocurrió decir la barbaridad que dije. Pedí perdón enseguida en mis redes sociales y por todos lados. Y seguiré pidiendo perdón por lo que dije sobre la comunidad judía, que en mi vida hubiera querido herir a tantas personas. No fue mi intención”. “Hice una comparación malísima y me quedó mal. Y bueno, tendré que pagar por eso y este será el precio”, concluyó.