Chubut Para Todos

Una banda de delincuentes usó a una nena como señuelo para robar ropa en un local

Un hombre distrajo a la empleada del comercio, mientras que la nena tomaba las prendas y se las pasaba a otro adulto. Luego, escondían la ropa en un auto estacionado a 20 metros del local.

Este miércoles a la tarde ocurrió un hecho que generó indignación: una nena fue usada como señuelo durante un robo en una tienda de Córdoba. Todo sucedió en un local ubicado en Sargento Cabral, entre San Jerónimo y Entre Ríos, en la capital provincial.

Las cámaras de seguridad del negocio captaron el momento en que dos hombres y una nena entraron a robar. Ella caminaba alrededor del local y se aseguraba de que nadie estuviese viéndola para entregarles prendas de ropa a los adultos.

En la grabación, se puede observar a uno de los hombres, que tenía una camiseta de la Selección argentina, cuando salió del probador con un buzo en la mano y se le acercó a la empleada para hablarle y distraerla. Al mismo tiempo, la nena se agachó junto a la vidriera, sacó una prenda y la tiró a la vereda, donde la recibió otro hombre.

Luego, la nena se acercó al mostrador y se guardó otro artículo en la campera, una billetera que estaba a la venta. Por último, mientras que el primer cómplice seguía hablando con la empleada, el otro adulto entró y le pidió a la nena que guardara un pantalón en una bolsa. Luego, se retiró del local.

El dueño del local fue entrevistado por El Doce. Frente a la cámara, manifestó su dolor por el hecho. Confirmó que le robaron siete jeans, joggings y la billetera que la nena se guardó en la campera.

La menor, con una cancha como de un grande, fue la que más sacó, conjuntamente con el más grande de la bolsa, mientras el otro distraía a la empleada”, contó indignado.

Según contó el propietario, los ladrones estacionaron su auto a 20 metros de la tienda de ropa. “Van hacia el auto, sacaban las prendas que tenían en la bolsa y las metían en el asiento de atrás”, detalló. Un cliente que vio a la banda hizo la denuncia con la Guardia Urbana Municipal y la Policía, pero se desconoce si los ladrones fueron detenidos. Con respecto a esto, el dueño del local aseguró que los oficiales que llegaron a la tienda después del robo le “sugirieron” que la empleada no hiciera la denuncia “porque no iba a recuperar las cosas”.

Fuente: TN