Chubut Para Todos

Un viaje con amigas a Río se transformó en una pesadilla: casi muere y recibió la peor noticia

Maite Irazu, la reconocida productora de moda y estilista de los famosos, espera a su segundo hijo para fines de agosto. Un año atrás, cuando celebraba sus 40 años en las playas cariocas, sufrió un embarazo ectópico. “Quiero contar mi experiencia para ayudar a otras mujeres”, señaló

“Hoy cumplo 1 año. Hace un año estuve a punto de irme… pero la vida me dio una nueva oportunidad”, publicó Maite Irazu en su Instagram junto a un video que se hizo viral por el mensaje positivo que intenta transmitir a otras mujeres luego de la traumática experiencia que le tocó atravesar durante un viaje con amigas a Brasil.

Un viaje a Brasil con amigas se transformó en su peor pesadilla pero logró torcer el destino y hoy la vida le da revancha

“Lo que me pasó es muy poco común”, aseguró a Infobae la reconocida productora de moda y estilista de los famosos, quien espera a su segundo hijo, Paco, para fines de agosto.

En mayo del año pasado, cuando celebraba sus 40 años en las playas de Río, la mujer estuvo al borde la muerte. Lo que fue planificado como un viaje de diversión terminó siendo una pesadilla”, recordó Maite, quien sufrió una hemorragia interna como consecuencia de un embarazo ectópico que la sorprendió en Brasil.

En el video, la mujer relata cómo fue que pasó de la euforia previa a subir al avión en Ezeiza a la desesperación de terminar en el quirófano de un hospital carioca. “Los médicos me dijeron que me quedaban aproximadamente 20 minutos de vida. Si no me internaban y operaban en ese momento”, afirmó Maite, quien tenía 3 litros y medio de sangre esparcidos por todo su organismo.

Maite Irazu viajó a Río de Janeiro, hace un año, junto a 11 amigas para celebrar los 40 añosMaite Irazu viajó a Río de Janeiro, hace un año, junto a 11 amigas para celebrar los 40 años

Si bien la productora de moda sabía que estaba embarazada de 6 semanas, lo que desconocía era que se trataba de un embarazo ectópico (se produce fuera del útero y termina en un aborto). “Era el segundo ectópico en un lapso de 6 meses pero fue totalmente distinto al primero porque nunca tuve sangrado vaginal y pensé que los cólicos y dolores abdominales que tenía eran por una gastritis”, señaló.

Las primeras señales de alarma se produjeron dos días antes de viajar a Río de Janeiro. El vuelo salía un martes y el domingo Maite terminó en una guardia de ginecología por los intensos dolores de panza. “Pensé que se me iba a pasar porque era como una sensación de ardor en la boca del estómago. Le conté al doctor sobre mis síntomas y jamás me acostó en la camilla ni me tocó la panza. Me vio muy nerviosa, me aconsejó que comiera sano y me recetó un antiácido”, reconstruyó sobre ese mal diagnóstico.

“Con mi antecedente previo, lo primero que tendría que haber hecho el médico era una ecografía. Si me la hacía, directamente ni viajaba. Pero bueno, lo que pasó, pasó”, se resignó Maite al hacer como una especie de “mea culpa” por no seguir su voz interior y pedirle ese estudio para irse más tranquila.

Maite viajó embarazada, sin saber que se trataba de un embarazo ectópico (cuando se forma fuera del útero)Maite viajó embarazada, sin saber que se trataba de un embarazo ectópico (cuando se forma fuera del útero)

Tras parir a Nina, que ahora tiene 5 años, ella había vuelto a quedar embarazada en octubre de 2022. Al poco tiempo arrancó con pérdidas y fue víctima de una mala praxis. “Me sometieron a una cirugía donde me sacaron la trompa de falopio izquierda. Esa fue la experiencia de mi primer ectópico”, se lamentó.

Y agregó la mujer: “En el segundo embarazo ectópico tuve la mala suerte de que el embrión se alojó en un pedacito de la trompa izquierda que me había quedado, se fue para adentro del vientre y se expulsó del útero. Por eso se produjo la hemorragia interna. Es evidente que esto pasó porque la cirugía no estuvo bien hecha”.

Un viaje a Brasil para el olvido

Las amigas de Maite se enteraron de que estaba embarazada en el aeropuerto. Era un secreto que prefirió guardar hasta el último día para contarles a todas juntas.

Las molestias en la panza volvieron durante el vuelo. El primer día no la pasó del todo bien y prefirió quedarse esa noche en el hotel. Al día siguiente salieron temprano a caminar por la playa y luego a hacer shopping. “Ahí me empecé a sentir mal de vuelta, con un dolor fuertísimo en el estómago. Solo quería llegar al hotel y tirarme en la cama a descansar para que me pasara el dolor”, recordó. Lo que siguió a continuación fueron más de 12 horas de calvario.

Maite tuvo que ser internada y operada de urgencia en un hospital de Rio debido a una hemorragia internaMaite tuvo que ser internada y operada de urgencia en un hospital de Rio debido a una hemorragia interna

Esa noche Maite prefirió hacer reposo y dos amigas se quedaron con ella a hacerle compañía porque no la veían nada bien. “Eran las 20 horas y por una cuestión de horarios, como el médico no podía venir al hotel, terminamos haciendo una videollamada. Le conté que estaba tomando un antiácido, me dosificó la ingesta e indicó reposo”, contó. Era el segundo profesional que minimizaba sus síntomas.

Pasaban las horas y Maite se sentía cada vez peor: “Llegó un momento en que perdí la noción porque estaba al borde del shock hemorrágico. No me morí de casualidad”. Lo único que atinó a decirle a sus amigas es que por favor llamaran a una ambulancia, cuando ellas intentaron llamar a un Uber para llevarla al hospital. No tenía ni fuerzas para pararse de la cama.

“Al dolor que tenía en la panza se sumó una puntada muy fuerte en el hombro derecho. Con el tiempo, aprendí que eso también es un síntoma de embarazo ectópico”, enfatizó la mujer, quien fue trasladada de urgencia al Hospital Samaritano de Río de Janeiro. “El lugar era como NASA, todo ultra tecnológico y me tocó un cirujano que es una eminencia total”, aseguró.

“Me hicieron tres transfusiones de sangre porque no me podía recuperar. Tengo sangre carioca”, bromeó“Me hicieron tres transfusiones de sangre porque no me podía recuperar. Tengo sangre carioca”, bromeó

Enterado de lo sucedido, su marido viajó a Brasil y estuvo internado junto a ella durante una semana. “Me hicieron tres transfusiones de sangre porque no me podía recuperar. Tengo sangre carioca”, bromeó.

A pesar de esa traumática experiencia, la pareja tomó la decisión de darle un hermano a Nina. Lo curioso es que no hizo falta que Maite se sometiera a un tratamiento de fertilización.

Por eso, este 26 mayo – cuanto se cumplió un año de la pesadilla que vivió en Brasil- Maite lo celebró como si fuese su nuevo cumpleaños. “Después de 2 embarazos ectópicos seguidos llegó Paco para llenarnos de alegría nuevamente. Gracias a todos los que estuvieron ahí, especialmente a mis amigas y familia que fueron de fierro. Feliz cumple para mi 💖 gracias Vida!!”, escribió en su Instagram.

Después de dos embarazos ectópicos, Maite está embarazada de 7 meses

Después de dos embarazos ectópicos, Maite está embarazada de 7 meses

“Esta fue mi experiencia y sé que le pasa a un montón de mujeres. Es algo que se atraviesa muy en soledad y que muchas veces preferimos no contar. Hay mucha desinformación sobre el tema. Siento que está bueno contar lo que tuve que pasar. No hay que perder las esperanzas y seguir intentando porque al final la vida siempre te da revancha” concluyó Maite a punto de agrandar su familia.

Por Cinthia Ruth-Infobae