Image default

Un suboficial mató a la madre y al hermano de su ex y luego se suicidó

El atacante era un suboficial de la Prefectura Naval. También hirió a los dos hijos de su ex pareja y uno está en grave estado. La mujer estaba en el lugar, pero no resultó herida.

El violento crimen ocurrió alrededor de las cuatro de la mañana de este lunes, en una casa ubicada en calle Código 2398 del barrio Standart Centro, cuando un hombre ingresó armado, mató a la madre y al hermano de su ex pareja e hirió gravemente a los hijos de la mujer, dos adolescentes de 14 y 16 años.

El agresor, identificado como José Soria, se desempeñaba actualmente en Prefectura Naval Argentina como suboficial y ya contaba con antecedentes por violencia familiar, con una denuncia radicada en el año 2012.

Desde la Unidad Regional de Policía confirmaron a El Patagónico que al arribar al lugar los agentes se encontraron con el adolescente herido en la parte exterior de la vivienda y los cuerpos de las víctimas fatales dentro de la casa. La madre de los chicos si bien estaba en el lugar, no resultó herida. El agresor se quitó la vida en el mismo sitio.

Las víctimas fueron identificadas como Lidia de Contreras de 54 años y Gustavo Contreras de 26 años, quien se desempeñaba como bombero voluntario en el Cuartel de kilómetro 8. Según describieron desde la Seccional policial de kilómetro 8 recibieron dos disparos cada uno en la zona del tórax.

En el caso de la menor de 14 años, recibió un disparo en la zona del parietal izquierdo y su estado es muy crítico, se encuentra internada en terapia intensiva del Hospital Regional. Mientras que el varón de 16 años, que alcanzó a salir del domicilio a pedir ayuda en el momento del ataque, presenta disparos en las piernas y brazos, pero no corre riesgo su vida, señalaron.

En el momento del ataque Soria utilizó un arma calibre 9 milímetros, efectuando aproximadamente diez disparos en la vivienda de su ex pareja.

Personal policial se hizo presente en el lugar tras un llamado telefónico, luego de que el menor saliera fuera del domicilio a pedir auxilio. “Una vecina escuchó los disparos, y cuando salió al exterior ya estaba el nene afuera” describieron fuentes oficiales.

En el lugar aún trabaja personal policial, de Criminalística y también se encuentra el fiscal Héctor Iturrioz.