Image default

Un decreto oculto designó a Alperovich como asesor del Poder Ejecutivo tucumano

Un escándalo político sacude al oficialismo en Tucumán. Ayer cobró estado público un decreto de octubre del año pasado por el que el gobernador Juan Manzur (Frente para la Victoria) designó a su antecesor y actual senador nacional, José Alperovich , como asesor ad honórem del Poder Ejecutivo provincial con rango de ministro.

El decreto 41/1 fue firmado por el entonces flamante gobernador Juan Manzur y por el ministro de Gobierno, Regino Amado, el 29 de octubre de 2015. Se designaba allí, durante la asunción de las nuevas autoridades, a José Alperovich como “Asesor (ad honorem) del Poder Ejecutivo (con rango de Ministro)”.

La designación, atípica, podría interpretarse como un simple respaldo político al exgobernador si no fuese por el hecho de que el decreto nunca fue publicado. Ahora es un escándalo. El ocultamiento del decreto –no fue publicado en Boletín Oficial– seguramente devendrá en justificaciones y polémicas del régimen político cuestionado desde las elecciones provinciales.

Aunque Alperovich figura como ad honorem se contempla que los “gastos emergentes” serán “atendidos con partidas presupuestarias específicas”.

Otro punto polémico es sino existe incompatibilidad con la labor de Alperovich como senador nacional del Frente para la Victoria. De acuerdo al artículo 72 de la Constitución Nacional, los miembros del Congreso solo pueden ser empleados o parte del Poder Ejecutivo si existe un consentimiento previo de la Cámara respectiva. El ex gobernador asumió el 10 de diciembre y no hubo ningún planteo, tampoco se conoce un decreto que anule el 4/11.

“Si es legal o no, habrá que preguntarle a los abogados. Calculo que sí; porque al ser ad honorem no tiene doble sueldo. Es un cargo honorífico y no tiene otro objetivo que poder colaborar con el Gobierno”, dijo el secretario general de la Gobernación, Pablo Yedlin, ante el diario La Gaceta, que dio a conocer el documento.

Ahora el Gobierno deberá responder la pregunta obvia: ¿por qué ocultaron el decreto? El interrogante cae en el momento en que el “régimen de los acoples” busca relegitimarse con una reforma política.