Chubut Para Todos

Tremenda turbulencia en un vuelo de Madrid a Montevideo: “niños volando”, un hombre en el compartimento superior y 30 heridos

Se trató de un servicio de Air Europa que debió aterrizar de emergencia en Natal, Brasil como consecuencia de la situación. Los videos del dramático momento.

Un vuelo de Air Europa fue desviado de emergencia a Natal, en Río Grande del Norte, en la madrugada de este lunes, 1 de julio, después que una severa turbulencia provocara que 30 pasajeros heridos.

El Boeing 787-9 Dreamliner matrícula EC-MTI con 325 pasajeros a bordo cumplía el vuelo UX45 de Madrid, en España, a Montevideo, en Uruguay, cuando fue alcanzado por una turbulencia en el Océano Atlántico, casi llegando a la costa brasileña.

Según publica el portal especializado, Aviacionline, en total, 30 personas resultaron heridas en la aeronave y varios paneles superiores de la cabina de pasajeros cayeron debido al fuerte balanceo. Ante esto, la tripulación decidió desviar la aeronave a Natal, que era el aeropuerto más adecuado y cercano.

El avión aterrizó en la capital de Río Grande del Norte a las 2:30 de esta madrugada, y una verdadera fuerza de tarea se organizó con decenas de ambulancias para asistir a los heridos. Cuarenta personas fueron llevadas a centros de salud de Natal en su mayoría por “escoriaciones y traumatismos leves”, dijo a la AFP la secretaría de salud del estado brasileño de Rio Grande do Norte. 

Once permanecían hospitalizadas el lunes por la tarde, cinco en clínicas privadas y seis en el hospital Monsenhor Walfredo Gurgel. Entre los heridos hay nacionales de España, Argentina, Uruguay, Israel, Bolivia y Alemania.

Pasajeros que estaban en el vuelo publicaron videos en las redes sociales en los que se observa a un hombre bajar del compartimiento superior del avión, donde se ponen las valijas de mano.

En un comunicado, Air Europa confirmó el incidente, diciendo que el avión aterrizó de manera segura y que todos los heridos ya han sido atendidos. La aerolínea española también informó que esta tarde (hora central europea) otro avión despegará de Madrid hacia Natal, con el fin de rescatar a los pasajeros y llevarlos hasta Uruguay.

La aeronave “aterrizó con total normalidad”, pero “permanecerá en revisión para determinar el alcance de los daños registrados”, indicó en un comunicado.

No se informaron los horarios exactos de este nuevo vuelo, ni si el jet que está en Natal, matrícula EC-MTI, sufrió algún tipo de daño que impidiera el próximo vuelo.

“Terror absoluto” y “niños volando”

Claudio Fernández Arbes, un psicólogo uruguayo de 43 años narró a la agencia AFP el incidente. “No fue una turbulencia, fue una caída en picada. No es que el avión se sacudió: cayó”, relató.

Cuando la aeronave se estabilizó, “se sintió como un choque de tránsito“. Muchos fueron golpeados por personas o cosas que volaron, un niño de dos años quedó atrapado en los compartimentos para maletas, otros pasajeros quedaron suspendidos y se lastimaron al caer.

“Fue una locura”, dijo Fernández Arbes al describir la escena, con pasajeros ensangrentados y gritando. “Fueron unos pocos segundos de terror absoluto y después unos minutos larguísimos de incertidumbre y desesperación”, agregó.

Fernández Arbes relató que un pasajero sufrió un preinfarto y una mujer se quebró la cadera. Entre los pasajeros había médicos que asistieron a varios heridos, explicó.

“La peor parte fue el martirio de esos 40-50 minutos hasta Natal en que no sabíamos qué iba a pasar. En un momento dijeron que íbamos a seguir hasta Montevideo y la gente empezó a protestar”, contó. 

Mariela Jodal, que afirmó estar entre los pasajeros, escribió en X que varias personas fueron heridas por una “turbulencia muy fuerte”. Pero se salvó de la peor parte de la dura experiencia “gracias” a que tenía ajustado el cinturón de seguridad, afirmó.

Jodal luego volvió a escribir en X para denunciar que “la tripulación se fue” y los pasajeros quedaron “varados en el aeropuerto de Natal”.

Fernández Arbes también deploró la falta de comunicación de la aerolínea: “No venía nadie a decirnos nada, no sabíamos nada”.

“Más que turbulencias, caímos 8 segundos en picada. Había niños volando”, señaló por su lado Federico, pasajero uruguayo que viajaba con sus padres y que estaba durmiendo al momento de la turbulencia, que lo terminó despertando por la abrupta caída.

Cambio climático: ¿el origen de las crecientes turbulencias?

En mayo, un británico de 73 años murió y varios otros pasajeros y tripulantes resultaron heridos cuando un Boeing 777 operado por Singapore Airlines experimentó graves turbulencias en un vuelo procedente de Londres.

Una semana después, 12 personas se lesionaron durante turbulencias en un vuelo Boeing 787-9 de Qatar Airways de Doha a Irlanda.

Los científicos afirman que las llamadas turbulencias de aire claro, invisibles a los radares, están empeorando debido al cambio climático.

Según un estudio de 2023, la duración anual de las turbulencias de aire claro aumentó en un 17% entre 1979 y 2020, y los casos más graves se incrementaron en más del 50%.

El fabricante estadounidense Boeing tuvo accidentes mortales de aparatos suyos en 2018 y 2019 y el desprendimiento de parte del fuselaje de un avión 737 MAX de Alaska Airlines en enero.