Image default

Tras el arresto del hijo del Chapo Guzmán, atacaron a balazos un avión en el aeropuerto de Culiacán

La aeronave recibió disparos en el Aeropuerto Internacional de Culiacán momentos después de la recaptura del hijo de “El Chapo” Guzmán, Ovidio Guzmán, heredero del cartel de Sinaloa

Apenas unas horas después de la detención de Ovidio Guzmán, el hijo del capo encarcelado Joaquín “El Chapo” Guzmánun grupo narco atacó a balazos un avión con pasajeros que estaba por despegar en el Aeropuerto Internacional de Culiacán en Sinaloa, México. La aeronave sufrió daños en su fuselaje como consecuencia del ataque con fusiles de alto calibre. Sin embargo, no se reportaron heridos y la compañía canceló de inmediato el vuelo.

El inusitado episodio sucedió ayer por la tarde, tras confirmarse la recaptura de “El Ratón”, hijo del “Chapo”, en un operativo militar que concluyó con el traslado del detenido a México DF en aviones de la Fuerza Aérea de ese país. Pero, en el medio, un grupo armado que ingresó al aeropuerto de la ciudad de Culiacán, se enfrentó a la Guardia Nacional y terminó abriendo fuego contra un vuelo comercial.

A través de distintas imágenes compartidas en redes sociales, los pasajeros del vuelo AM 165 a bordo de un Embraer 190 dieron cuenta del ataque perpetrado por los delincuentes. En una de ellas, se observa que las personas decidieron dejar sus asientos y tirarse al suelo al escuchar las detonaciones. Tanto hombres, mujeres y niños quedaron en medio de la balacera que duró menos de cinco minutos.

Algunos lloraban, otros grababan con su celulares y un menor preguntaba “¿qué pasó?” mientras la madre le ordenaba que agache la cabeza y no se asome por la venta.

Por otro lado, uno de los videos muestra una dotación de la Guardia Nacional mexicana en una de las salidas del aeropuerto preparando una emboscada para los atacantes y de fondo se escucha más de una docena de disparos de armas de fuego.

Asimismo, otro de los clips, obtenido por trabajadores de ese aeropuerto detalla el momento en que comenzaron las detonaciones. “¡Le están tirando al avión, ahí viene la Guardia, que perro!”, dice uno de ellos.

Qué dijo la empresa sobre el ataque y los pasajeros

Mediante un comunicado de prensa, la empresa Aeroméxico confirmó en detalle cuál fue el daño que sufrió el fuselaje del avión por el ataque narco y afectó el sistema hidráulico de frenos. “Se detectó un impacto de bala en el fuselaje de un equipo Embraer 190 que estaba listo para operar el vuelo AM 165 en la ruta Culiacán-Ciudad de México”, dicta el escrito y aclara que fue cancelado de inmediato.

Además, explica que el avión “nunca inició su carrera de despegue” y que tras el incidente se activaron los protocolos de seguridad de la compañía. Pero sobre todo, señala que “los clientes y colaboradores se encuentran a salvo”.

Asimismo, el aeropuerto decidió cerrar sus puertas, según informó el diario local El Universal, tras la escalada de violencia en la ciudad. A través de sus redes sociales especificó que la clausura será desde las 9.20 (hora local) y abrirá recién a las 20. Por otro lado, hizo un llamado a los usuarios para evitar que se acerquen a las instalaciones, así como para que tampoco se comuniquen con las aerolíneas.

La recaptura de Ovidio Guzmán en Sinaloa

El narcotraficante mexicano Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán y quien es requerido por la Justicia estadounidense, fue arrestado este jueves en un operativo militar en el bastión de su poderosa organización en el norte del país.

La noticia de la captura se produce apenas días antes de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visite México y generó una jornada de violentas represalias en Culiacán, capital del estado norteño Sinaloa, hogar del cartel criminal del mismo nombre.

Ovidio, que se convirtió en una figura clave en el cartel desde el arresto de su padre en 2016, fue detenido en octubre de 2019 pero fue liberado rápidamente para evitar “un derramamiento de sangre”, según dijeron funcionarios en ese momento, por parte de sus secuaces, en un bochornoso revés para las autoridades mexicanas.

Ovidio Guzmán, hijo del Chapo, tras su primera y fallida detención en 2019
Ovidio Guzmán, hijo del Chapo, tras su primera y fallida detención en 2019AP – CEPROPIE

Desde 2018, el hombre de 32 años es requerido por las autoridades estadounidenses por inundar ese país con fentanilo, una potente droga química que ha desencadenado una epidemia de muertes en Estados Unidos. Washington ofrece una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información que permita su arresto.

“Sin duda alguna es un fuerte golpe ya que esa organización criminal tiene la mayor exportación de fentanilo. Su captura en buena parte, tiene que ver con presiones del gobierno de Estados Unidos, que ya lo pidió en extradición”, dijo el investigador Tomás Guevara, experto en temas de narcotráfico en Sinaloa.

Horas después de la detención, las fuerzas de seguridad todavía intentaban contener la reacción de los pistoleros de Guzmán en la zona, quien habría sido trasladado a la capital mexicana en medio de un fuerte operativo.

Fuente: La Nación