Image default

Teto Medina rompió el silencio con Jorge Rial

El mediático habló por primera luego de salir de prisión y contó todo lo que vivió tras ser acusado de explotación laboral y servidumbre en la comunidad terapéutica “La razón de vivir”. Mirá el video.

“Fue una situación muy difícil. Todavía no caigo sobre todo lo que viví. Cuando allanaron mi casa no entendía absolutamente nada, no entendía por qué me querían llevar preso”, dijo el mediático en comunicación con Jorge Rial en Argenzuela.

Medina contó que cuando murió su papá entró en una depresión muy grande que lo llevó, a sus 48 años, a entrar en el mundo de la droga. “La droga te lleva a un lugar donde no te importa nada. Te sentís una basura y te lleva a odiarte. Yo perdí la sonrisa y el autoestima. Me volví una persona oscura”, expresó.

Luego señaló que el primer paso para salir de la droga es “dejar el ego de lado y pedir ayuda” y entonces él habló con su hija para que lo interne en una clínica. “Te salvas cuando te reconoces y aceptas que te equivocaste e hiciste las cosas mal”.

En el centro de rehabilitación, Medina comentó que la televisión le salvó la vida porque los otros internados lo reconocían y lo hacían sentir querido. Tras pasar varios meses internado, el mediático dejó la clínica pero aún afirma que vive “en modo recuperación”.

Tras superar una de las etapas más tristes de su vida, Medina se formó como operador socioterapéutico especialista en adicciones y comenzó a dar charlas en distintos centros de rehabilitación. “Ahí comenzó una etapa mágica. Comencé a compartir mi experiencia. Eso es lo que hago ahora”, indicó.

El reclamo por una ley integral de adicciones

Cuando comenzó a contar sus experiencias en distintos centros, Medina indicó que tenía dos opciones, o entrar escondido negando todo o hacerse cargo y dejar la vergüenza de lado para ayudar a quienes estaban intentando recuperarse. “Desde la vergüenza nadie se recupera. Hay que estar orgulloso de afrontar la recuperación. Yo les explico a estos pibes que hay que ir para adelante y no hay que tener vergüenza”, comentó.

“Yo lo que hago es visibilizar la problemática. Todo lo que hago lo público en mis redes para que los pibes no tengan vergüenza de estar donde estar, indicó el Teto. “El que tiene un familiar con un problema de adicción no tiene que enojarse, es una persona que está tapando algo. Hay que tratar de entender qué es lo que le duele y dónde está su problema”, agregó.

A continuación, el mediático dijo que en la sociedad se sabe “poco y nada” sobre la recuperación y en ese sentido dijo que en Argentina hace falta una ley específica para tratar las adicciones. “El adicto no es un delincuente, no se lo puede tratar con la policía”, manifestó.

Cómo continua la causa

Si bien recuperó su libertad, el mediático seguirá imputado en la causa y no podrá acercarse ni a las víctimas y ni a las sedes de “La Razón de Vivir” en los partidos bonaerenses de Berazategui y Florencio Varela, ni de la provincia de Córdoba, “bajo apercibimiento de que se le revoque la excarcelación en caso de incumplimiento”, dispuso el juez Adrián Villagra, del juzgado de Garantías 8 del departamento de Quilmes, descentralizado de Florencio Varela, a cargo de la causa.