Image default

Se mantiene la ventaja de Lula sobre Bolsonaro a 100 días de las elecciones presidenciales

Un nuevo sondeo de la encuestadora ‘Datafolha’ señala que el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, mantiene una ventaja de 19 puntos porcentuales sobre el actual mandatario Jair Bolsonaro, que se presenta a la reelección. Lula obtendría el 47% en la intención de voto en la primera vuelta, comparado con el 28% que lograría Bolsonaro. La firma demoscópica también señala que la tasa de desaprobación de Bolsonaro continúa en cerca del 50%.

A 100 días de las elecciones presidenciales, la ventaja del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva sobre el actual mandatario, Jair Bolsonaro, se mantiene. Los sondeos electorales lo sitúan como el favorito en la carrera presidencial del 2 de octubre. Un giro a la izquierda que sigue, por ahora, en firme.

La firma encuestadora ‘Datafolha’ señala que Lula obtendría un 47% de los votos frente al 28% del líder ultraderechista, lo que permitiría al candidato del Partido de los Trabajadores (PT), con una ventaja de 19 puntos porcentuales, ganar, incluso, en la primera vuelta, si se excluye el 7% de los votos blancos y nulos señalados por la firma demoscópica y que la Justicia Electoral no tiene en cuenta para el cómputo final. En este sentido, Lula ganaría en la primera vuelta con un 53% de los votos frente a un 32% de Bolsonaro.

Los demás candidatos apenas avanzaron: el diario ‘Folha de São Paulo’, en su versión en español, señala que en tercer lugar se sitúa el exgobernador estatal de izquierdas “Ciro Gomes (PDT), con un 8%. Otros diez candidatos se encuentran en el pelotón del 2% para abajo. Entre ellos está la senadora Simone Tebet (MDB), nombre en torno al cual se organizó la llamada tercera vía. Ella aparece con el 1%”.

El sondeo, que tiene un margen de error de 2 puntos, reafirma, la fuerte polarización entre Lula y Bolsonaro, pues ningún otro candidato se acerca a los dos principales contendientes.

Datafolha’ concluye que la ventaja del expresidente Lula (2003-2010) sigue prácticamente estable y se sitúa dos puntos menos frente al sondeo de mayo, que entonces dio a Lula un 48% y un 27% a Bolsonaro. Una cifra que no tuvo cambios sustanciales entre mayo y junio.

La reprobación de Bolsonaro según Datafolha

La tasa de reprobación del presidente Bolsonaro continúa en cerca del 50% según la firma encuestadora. Estas cifras fueron publicadas este viernes en el diario ‘Folha de São Paulo’.

El sondeo señala que el rechazo a la gestión del líder ultraderechista se ubica actualmente en el 47% y que Bolsonaro se mantiene como el jefe de Estado peor evaluado desde la redemocratización del país, en 1985.

Sin embargo, esa tasa de desaprobación es inferior al 53% que alcanzó en diciembre del año pasado, cuando marcó el récord negativo desde que asumió el poder el 1 de enero de 2019. Por otro lado, según la firma, el 26% de los brasileños considera “regular” la gestión del líder.

Los temas que generan descontento hacia Bolsonaro

Además, un 55% de los electores aseguran que no votaría “de ninguna forma” a Bolsonaro, que enfrenta problemas tanto en el panorama político como en el económico y el judicial.

La inflación, que roza el 12%, reduce el poder adquisitivo de los brasileños, y el desempleo sigue en 11%. El mandatario también ha recibido críticas por las continuas alzas del precio de los combustibles, por sus renovados ataques al sistema electoral y por la desaparición y asesinato del experto indigenista Bruno Pereira y del periodista británico Dom Phillips en una zona remota de la Amazonía.

Esta tragedia traspasó fronteras y llegó hasta la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, que denunció que la respuesta inicial del país suramericano para dar con el paradero de Pereira y Phillips fue “muy lenta” y que “incluso hubo algunos comentarios despectivos” por parte de algunas autoridades.

También le afectó negativamente la prisión, decretada el miércoles pasado, aunque revocada un día después, del exministro de Educación Milton Ribeiro por sospechas de corrupción y pagos de soborno, al igual que dos pastores evangélicos cercanos a Bolsonaro.

El sondeo fue realizado entre el miércoles y el jueves de esta semana a partir de entrevistas presenciales a 2.556 electores en 181 ciudades del país.