Image default

Scaloni: “Es inútil que yo diga que vamos a ganar el Mundial”

El entrenador además destacó que “la selección no te da poder económico, sino ganas de que te vea tu familia y que ve que representás a tu país”, en la previa del Mundial de Qatar 2022.

El entrenador del seleccionado argentino de fútbol, Lionel Scaloni, aseguró que si dijera que el equipo capitaneado por Lionel Messi “va a ganar el Mundial, sería una mentira, porque hay como 10 candidatos para quedarse con el título en Qatar”.

En este sentido, el técnico viajó de regreso a su domicilio en Mallorca el jueves pasado y expresó: “Al Mundial vamos a ir a competir, porque si dijera que vamos a ganar el Mundial no podría, ya que sería mentira, porque hay como 10 selecciones en condiciones de llevarse el título”, en una nota con ESPN.

Por otra parte, se refirió a la lista para el Mundial: «Y en cuanto a la lista para el Mundial, saldrá de los que estuvieron con nosotros hasta ahora. Siempre son 26, 27, 28 o 29, y como faltan más de tres meses también hay que ver que pasa con los lesionados», aclaró y destacó que Messi, con su gran disposición, «ama la camiseta argentina».

«Es que la selección no te da poder económico, sino ganas de que te vea tu familia y que ve que representás a tu país», valoró y advirtió: «Por eso, personalmente, y aunque ya está instalado, no me gusta cuando hablan de la Scaloneta y si pudiera obviarlo, lo haría».

«Pero volviendo al Mundial, de los tres rivales que tenemos en el Grupo C lo que puedo decir es que Arabia Saudita podría ser el de más dificultades por lo que significa el debut. Después, a México siempre sabemos que nos complica, y Polonia es el adversario europeo que cuenta con jugadores de, por ejemplo, la categoría de Robert Lewandoski», comentó.

Por último, reconoció que «desde joven» estuvo «del lado del pensamiento del entrenador. Salvo cuando tenía que ir al Mundial de Alemania 2006 y José Pekerman me aclaró que si en Deportivo La Coruña jugaba poco, me iba a quedar afuera. Entonces pasé a West Ham para jugar de lateral derecho y me terminó llevando».