Image default

Rusia vetó una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU

La resolución propuesta por EEUU buscaba condenar la incursión militar en Ucrania y exigir la salida de las tropas. La ONU también exige “un acceso seguro y libre” para ayuda humanitaria.

Rusia ejerció su veto este viernes en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución propuesta por Estados Unidos para condenar la incursión militar en Ucrania y exigir la salida de las tropas.

La resolución recabó el voto favorable de 11 de los 15 miembros, tres abstenciones, de China, India y Emiratos Árabes Unidos, y un único voto en contra, de Rusia que tiene el derecho a veto por ser uno de los cinco miembros permanentes del máximo órgano junto con Estados Unidos, China, Francia y Gran Bretaña.

Del texto propuesto se retiró el término “condenar”, que fue reemplazado por “deplorar”, una referencia al capítulo 7 de la Carta de la ONU, que prevé un posible recurso a la fuerza, también suprimido.

El texto, que contó con el apoyo de unos 60 países, también instaba a Rusia el “cese inmediato del uso de la fuerza” y a que “abstenga de cualquier amenaza ilegal o use la fuerza contra un Estado miembro de la ONU”.

La resolución pretendía que Rusia “retire inmediata, completa e incondicionalmente” sus fuerzas militares de Ucrania y “revirtiera” la decisión de reconocer la independencia de las provincias del este de Ucrania de Donetsk y Lugansk, en guerra, ya que “viola la integridad territorial”.

ONU exige “un acceso seguro y libre” para ayuda humanitaria en Ucrania

Naciones Unidas quiere “un acceso seguro y libre” para la ayuda humanitaria en Ucrania, según dijo su secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, Martin Griffiths.

Los trabajadores humanitarios deben poder disfrutar de “protección” cuando llevan ayuda a la población “en todas las regiones de Ucrania afectadas por el conflicto”, reclamó Griffiths en conferencia de prensa.

Según la ONU, unas 100.000 personas ya resultaron desplazadas por el conflicto.

“Esperamos otros 1,8 millones o incluso más” en el futuro, advirtió el funcionario, quien precisó que no necesariamente todas esas personas necesitan ayuda humanitaria.

Ya antes del inicio de la ofensiva rusa, Naciones Unidas asistía a unos 3 millones de personas en el país, en particular en el este, donde existe un conflicto entre fuerzas gubernamentales y separatistas rusoparlantes desde 2014.

Según Griffiths, todos los equipos del sistema de la ONU siguen de momento presentes en Ucrania, aunque algunas personas no esenciales y familias fueron evacuadas.

También indicó que en los próximos días habrá una solicitud de fondos en Ginebra para hacer frente a una “escala de necesidades” que deberá figurar “entre las más altas”, consignó la agencia de noticias AFP.

En tanto, el impacto de las sanciones económicas infligidas a Rusia en el trabajo de las organizaciones humanitarias está siendo evaluado con la Cruz Roja internacional, concluyó.