Image default

Rusia cancela reunión sobre el tratado de desarme nuclear New START

La diplomacia rusa anunció que suspendía indefinidamente el encuentro que debía celebrarse en El Cairo con representantes estadounidenses y que se celebrará más adelante, aunque sin especificar fechas.

“La sesión de la comisión consultiva bilateral sobre el tratado ruso-estadounidense Start, inicialmente prevista en El Cairo del 29 de noviembre al 6 de diciembre, no tendrá lugar en las fechas indicadas”, informó este lunes (28.11.2022) el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores, citado por la agencia TASS. La diplomacia rusa anunció así el aplazamiento sine die, de la reunión, prevista entre Rusia y Estados Unidos para discutir sobre la posible reanudación de sus inspecciones en el marco del tratado de desarme nuclear New START. “El evento fue postergado a una fecha ulterior”, agregó sin especificar un plazo temporal.

La reunión había sido anunciada por el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, después de que el director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Serguéi Narishkin, y el director de la CIA, William Burns, abordaran en Ankara el creciente riesgo nuclear y las tensiones internacionales derivadas de la intervención militar rusa en Ucrania.

Según informó la Embajada de Estados Unidos en Moscú al diario ruso Kommersant, “la parte rusa pospuso unilateralemente la reunión y afirmó que propondría nuevas fechas”. El aplazamiento coincidió con el noveno mes de la ofensiva rusa en Ucrania, en un contexto tenso entre Moscú y los occidentales. La última reunión de esa comisión se remonta a octubre de 2021. Estados Unidos suspendió después el diálogo sobre el control de armas tras la invasión rusa en Ucrania.

Rusia a su vez informó en agosto a Washington de su decisión de prohibir las inspecciones estadounidenses in situ de su arsenal de armas nucleares, al alegar dificultades para hacer lo propio en Estados Unidos debido a las sanciones occidentales relativas a los permisos de sobrevuelo y concesión de visados a funcionarios rusos. En enero de 2021, el presidente ruso, Vladimir Putin, había accedido a prolongar la validez del tratado por cinco años, hasta 2026.

El tratado New START es el último acuerdo bilateral nuclear entre los dos países. Firmado en 2010, limita los arsenales de las dos potencias a un máximo de 1.550 ojivas cada uno, es decir un reducción de cerca del 30% con respecto al límite anterior fijado en 2002. El New Start también limita el número de lanzadores y bombarderos pesados a 800, lo que sigue siendo suficiente para destruir la Tierra varias veces.

Fuente: DW