Image default

Rusia amenazó con represalias a Finlandia por su solicitud de ingreso a la OTAN

Rusia dijo que se verá forzada a tomar “medidas de represalia” por los pasos de Finlandia para unirse a la OTAN.

De acuerdo a un comunicado del Ministerio de Exterior ruso, el movimiento del país escandinavo dañaría gravemente sus relaciones bilaterales, así como la seguridad y estabilidad del norte de Europa.

Previamente, el presidente y la primera ministra de Finlandia hicieron un llamado al país para aplicar a la membresía de la OTAN “sin demora”.

El choque de posturas se produce en medio del incremento de apoyo público a la adhesión a la alianza militar liderada por Estados Unidos y Occidente tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Finlandia comparte 1.300 kilómetros de frontera con Rusia. Hasta ahora, este país se había mantenido fuera de la OTAN para evitar cualquier hostilidad con su vecino del este, mucho más grande y poderoso.

Finlandia anunciará formalmente su decisión el próximo domingo tras ser considerada por el Parlamento y otros altos cargos políticos.

Suecia comunicó que notificará una decisión similiar el mismo día.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, espera que el proceso de otorgar la membresía a Suecia y Finlandia suceda “bastante rápido”.

¿Qué más dice el amenazante comunicado ruso?

La declaración rusa describió el movimiento de Finlandia como un “cambio radical en la política exterior del país”.

“La adhesión de Finlandia a la OTAN causará graves daños a las relaciones bilaterales ruso-finlandesas y al mantenimiento de la estabilidad y seguridad de la región del Norte de Europa”, añadió.

“Rusia será forzada a tomar medidas de represalia, tanto técnico-militares y de otra naturaleza, para neutralizar las amenazas a su seguridad nacional que surjan”.

Sin embargo, Moscú no ha especificado qué pasos tomará.

“Todo dependerá de cómo se desarrolla esta expansión, hasta qué punto la infraestructura militar se acerca a nuestras fronteras”, declaró con anterioridad el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ante reporteros.