Image default

Rodríguez Larreta: “Podemos ir a una interna con todos los que quieran presentarse”

El alcalde sigue sin admitir lo que es evidente, su candidatura. Ante Letra P se incluye tácitamente en una gran PASO. Menciona a Vidal, a Macri, no a Bullrich.

Tanto en público como en privado, Horacio Rodríguez Larreta repite que todavía no está en la carrera por la sucesión presidencial. Pese a eso, sigue con precisión todos los pasos que indica el manual clásico de los candidatos: se rodea de sus incondicionales para hacer campaña bajo las luminarias del verano; busca acuerdos de beneficios mutuos con dirigentes de otros espacios; y recorre a pie los principales balnearios de la costa bonaerense para hacerse de un termómetro casero que ratifique o derogue la buena imagen que marcan las encuestas privadas que lee. En ese marco, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recibió a Letra P para asegurar que “lo más sano” para Juntos por el Cambio es ir a una gran primaria, en la que no descarta a absolutamente a nadie. No lo aclara, pero tampoco a él mismo, al incluirse en el plural: “Podemos ir a una interna con todos los que quieran presentarse”.  

“La unidad está garantizada, no necesitamos una lista única, porque lo más sano es que haya PASO. Y en mi caso particular, mi decisión particular, no depende de si (Mauricio) Macri(Gerardo) Morales, o (Facundo) Manes se presentan como candidatos o no. Mi decisión no depende de lo que hagan otros, porque creo que lo mejor es que lo decida la gente. Por eso no hay que forzar una lista única”, esgrimió el alcalde porteño, en un mano a mano con este medio en el centro cultural Chauvin Centro de Creación, del cual también participaron Diego Santilli, el diputado nacional que es su machete político para adentrarse en la espesa provincia del 37% del padrón electoral, y Diego Valenzuela, el intendente de Tres de Febrero que encabeza los equipos técnicos del larretismo bonaerense. 

En su cabeza tiene el modelo de competencias que se implementó en 17 provincias argentinas en las legislativas del 2021, en las que se amalgamaron distintas estrategias electorales de acuerdo a las conveniencias del territorio. “Ese año tuvimos PASO con el PRO de un lado y la UCR del otro, en otro hubo cruces, y en Santa Fe incluso presentamos cuatro listas diferentes, entonces podemos decir que hoy están todas las posibilidades abiertas”, recordó. 

“Podemos ir a una interna con todos los que quieran presentarse. En el PRO está María Eugenia Vidal, y también Mauricio Macri, que todavía no ha definido su posición, en la UCR está Gerardo Morales, Martín Lousteau y Facundo Manes, y en la Coalición Cívica hay que ver qué hace Lilita, o en el peronismo republicano qué hace Pichetto. Hay muchos que puede ser candidatos”, amplía la lista de posibles aspirantes, mientras algunos de los dirigentes que trabajan bajo su conducción buscan cerrar acuerdos con el partido centenario para enfrentar con mayor caudal electoral y poder de fiscalización a su principal contrincante interna, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. 

-¿Cree que Macri será candidato a presidente?

-Si quiere ser candidato a presidente, o no, es una decisión de él. 

-¿Más allá de eso, en qué rol político lo ubica para este año electoral?

-No hay dudas que es protagonista, que es miembro de la mesa de Juntos por el Cambio, y que es el que tiene la experiencia de gestión. Todo eso es algo que, sin dudas, vamos a aprovechar en un rol importante y protagonico.

-En su caso, explícitamente tampoco lanzó aún su candidatura…

-Como bien decís, no está definido explícitamente, pero quiero ser parte de la generación del ’23 que saque a la Argentina adelante y estoy trabajando para eso. Con una Argentina como la de hoy, con el embate de un Gobierno que se quiere llevar puesta a la Corte, que desconoce los fallos, con 5 o 6 por ciento de inflación por mes, 40 por ciento de pobreza, hablar de candidaturas no me parece. 

De camisa blanca, short veige y zapatillas, Larreta se muestra relajado y con un tono de voz moderado que calza perfecto con su traje de líder de las palomas del PRO. De licencia en la Ciudad de Buenos Aires, y alejado durante los minutos de entrevista de cualquier celular que le indique el frenesí de la actualidad política, respondió de manera negativa la consulta sobre si piensa desplazar al ministro de Seguridad en licencia, Marcelo D´Alessandro, involucrado en la filtración de chats con Silvio Robles, mano derecha del cortesano Horacio Rosatti, otros integrantes de la Justicia y empresarios del Grupo Clarín.

“No lo voy a desplazar. Él tiene una licencia y durante ese proceso va a ejercer su defensa, ante un hecho gravísimo como el espionaje ilegal. No hay que distraer el fondo de la cuestión: lo grave es que alguien pueda venir y pinchar las conversaciones con tu familia, con tu pareja, con quién sea, no se puede vivir así en este país. Por eso es importante que la Justicia vaya a fondo”, remarcó al respecto el jefe de Gobierno de la Ciudad, que agregó además que cree que el caso no desgasta su figura política.

Por Pablo Lapuente – Letra P