Image default

Qué es el crawling peg y por qué el mercado vigila si el BCRA lo acelera

Se trata de una devaluación progresiva de la moneda y controlada por el Banco Central. El mercado anticipa una aceleración del tipo de cambio tras las elecciones de medio término

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) lleva meses apostando a una estrategia conocida como crawling peg. Se trata de una devaluación progresiva y controlada de la moneda, y hoy es uno de los temas que más vigila el mercado.

Desde hace semanas que economistas de la City vienen mirando el ritmo de devaluación del dólar oficial mayorista. ¿El motivo? Lleva meses subiendo por escalera mientras la inflación lo hace por ascensor, lo que le consume reservas al BCRA e incrementa las expectativas de un eventual salto brusco del tipo de cambio.

Ese shock cambiario, coinciden los analistas, se produciría tras las elecciones legislativas de medio término. Y es por ello que hoy miran a la autoridad monetaria, buscando cualquier señal o indicio respecto a una eventual aceleración.

Hasta febrero de este año, la entidad que preside Miguel Pesce venía acomodando el ritmo de devaluación a la inflación pasada. Es decir, el ritmo de depreciación de cada mes imitaba la inflación del mes anterior. Pero esa estrategia, alertaron distintos analistas, convalidaba una inercia inflacionaria.

Pero desde entonces, el ritmo de crawling peg se desaceleró de forma brusca para ser utilizado como ancla cambiaria. Fue luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijera que el Gobierno apuntaba a una pauta de depreciación del tipo de cambio nominal, a lo largo de todo el 2021, de alrededor del 25%.

Desde que comenzó el año, el dólar oficial mayorista acumula un avance de 19,2%. Inició el 2021 en niveles de $ 84,15 y tras avanzar 3,78% en enero, 2,85% en febrero y 2,43% en marzo, se desaceleró a niveles de 1,7% en abril y de 1% desde entonces.

De esta manera, el ancla cambiaria comenzó a quedar rezagada de una inflación que ya acumula niveles de 40% en el año y que solo en agosto logró perforar el piso del 3% (se situó en 2,5%).

Pero en el mercado advierten que este retraso del crawling peg en relación a la inflación no podrá perdurar mucho tiempo. La semana pasada, un informe de la consultora Equilibra había advertido que “el stock de reservas netas para sostener el ritmo de crawling peg actual es muy limitado”. Por ese motivo fue que indicaron que “el Gobierno tendrá que salir lo antes posible del actual esquema de retraso cambiario“. Las reservas netas, estimaron, se ubicarían hoy en torno a u$s 4650 millones.

A una similar conclusión arribaron los analistas de la consultora 1816. “En las próximas semanas el oficialismo deberá tomar decisiones complejas porque el BCRA llegó a la elección ´al límite´ en materia cambiaria, sobre todo en la operatoria de futuros”, explicaron.

“Respecto al FX oficial, nuestro escenario base es que el Gobierno implementará una especie de crawling peg (llevando el ritmo de variación del tipo de cambio algún nivel entre 2,5% y 4% mensual), aunque admitimos que es difícil descartar escenarios de saltos abruptos dado el bajo nivel de reservas, lo costoso que es seguir endureciendo el cepo, y las balas ´limitadas´ que tiene el Central en futuros”, argumentaron en el citado informe.

Fuente: El Cronista