Image default

Pichetto y Frigerio fueron a Río Negro y sumaron a Weretilneck

Alberto Weretilneck recibió al senador y candidato a vicepresidente de la Nación por el macrismo,  y al ministro del Interior, en un acto realizado en el complejo Los Aromos y cargado de elogios entre uno y otro.

Alberto Weretilneck confirmó su apoyo a Mauricio Macri en un acto junto al compañero de fórmula Miguel Pichetto en Viedma, con la presencia del ministro del Interior Rogelio Frigerio.

“No hay posibilidades de desarrollar una provincia desde el aislamiento, desde el agravio, desde el insulto, desde ataque, desde la falta de respeto, desde los dogmatismos”, sostuvo el gobernador de Río Negro, que será candidato a senador nacional con lista propia en octubre.

Como señal de apoyo, la fórmula Macri-Pichetto no presentó candidatos a senadores nacionales para favorecer al mandatario patagónico, que en abril logró imponer como su sucesora a Anabella Carreras.

Fue una gestión del senador con la promesa de respaldo público al presidente en Río Negro y, en caso de lograr la reelección, en diciembre integrarlo a un interbloque de partidos provinciales que respalde al Gobierno.

“Agradezco a muchos compañeros que saben que el camino no es La Cámpora, que saben que la visión sectaria nos aleja de la sociedad”, celebró Pichetto.

“No hay democracia sin diálogo y no hay federalismo si no es de esa manera”, agregó el gobernador y sostuvo que “la sociedad nos exige cambiar permanentemente y modernizarnos nosotros mismos como dirigentes, pero también interpretar el cambio permanente de la sociedad. Y estar hoy aquí, acompañando a Miguel, forma parte de lo que uno siente que es también la democracia, la participación y el diálogo hoy en la Argentina”.

“Tenemos por delante un gran desafío. Junto a Alberto (Weretilneck) podemos construir en el Congreso de la Nación un espacio importante para defender los intereses de nuestra provincia, cosa que venimos haciendo. Si estamos juntos, junto a Alberto en el Senado, somos imparables”, remarcó el senador.

Frigerio señaló que la foto de los tres dirigentes juntos “representa un país de verdadera unión nacional”, que deja atrás “las diferencias y los matices para trabajar todos con la camiseta argentina y así solucionar los problemas que todavía quedan pendientes en el país”.

“La Argentina va hacia un gobierno de verdadera unión nacional. Pudimos llevar adelante algunas de las reformas que necesitaba la Argentina gracias a dirigentes que entendieron el valor de la gobernabilidad, de la responsabilidad cívica de anteponer los intereses de la Argentina antes que los intereses partidarios o personales”, indicó.

Según el ministro, “hoy empezamos a mirar con más esperanza el futuro. De la mano de la estabilidad en las variables económicas, empezamos a percibir que hay muchas cosas para rescatar del trabajo conjunto que se hizo en Argentina, en estos tres años y medio, con los gobernadores y con los intendentes para solucionar problemas que llevaban demasiado tiempo en la Argentina”.