Image default

Palito Ortega: “Pasé momentos muy difíciles y no bajé los brazos”

El cantautor pasó por el programa de Susana Giménez y habló de su pasado.

Palito Ortega tuvo un merecido homenaje en el programa de Susana Giménez. Esta vez sin el habitual sketch de apertura (la verdulería atendida por Lizy Tagliani) la diva arrancó su programa a puro rock and roll… con nuestro rey, Palito Ortega. ¿Quién si no? La charla fue y vino por varios momentos de la vida del changuito cañero, pero el momento que más disfrutó la diva fue cuando, a la hora de evocar el comienzo de su relación con Evangelina Salazar. “Ella acababa de ser reconocida como actriz. Yo pensé que era una razón que la podía alejar de mí: que la perdía. Y me dice: ‘Mirá, en este momento acabo de renunciar a mi carrera, la única carrera que quiero abrazar es la formar una familia con vos‘” No terminó de decirlo que Susana largó una de esas exclamaciones (“¡Ayyyyyyyyyyyyy, mi amorrrrrrrrrrr, COMO TE QUIEROoooooo!)”

Buenos amigos de toda la vida, forjados en la época en la que ambos filmaban películas y eran estrellas de cine, contaron un par de anécdotas, y repasaron algunos de los hitos de la carrera del cantante.

“Canté rock and roll porque no quería dejar de lado el principio de todo”, dijo Palito, que empezó cantando en radios bajo el apodo Nery Nelson. En esos días iniciales, recordó el tucumano, pasaba algunas noches por semana trabajando en una tintorería en el barrio de Belgrano. “Cantaba todas las noches en algún lugar, pero no me agitaba como ahora”.

Hablaron de Cacho Castaña, Charly García, y también recordaron al Gitano con una divertida anécdota. “Sandro se movía y las chicas le tiraban lencería. A mi las chicas me daban estampitas. Era la época en la que las chicas se dejaban acompañar por las madres a las discos”, contó Palito, que además aseguró que con Sandro “éramos más amigos que rivales”.

No faltó la mención a Evangelina Salazar, su esposa desde hace 50 años (Palito tiene 75). En una época en donde ella era una reconocida actriz, decidió dejarlo todo por formar una familia con ortega. Juntos tienen seis hijos: Martín, Julieta, Sebastián, Emanuel, Luis y Rosario, muy vinculados al ambiente artístico. De a uno, en diferentes tapes, dejaron grabados saludos para su padre.

Otra de las sorpresas fue en vivo: Alejandro Lerner, Sandra Mihanovich, Fabiana Cantilo, Celeste Carballo y el guitarrista Lalo Fransen (otro histórico del Club del clan), cantaron para él clásicos de Palito como Un muchacho como yo y La felicidad. Lo que emocionó mucho al tucumano, y luego se quedaron charlando entre elogios para él. Ah, a propósito de la sorpresa, acotó Lerner: “Hace cinco horas que nos tienen escondidos, Palito”. Risas.