Image default

Pakistán: al menos 70 muertos en un atentado en un hospital

En la policlínica se habían concentrado decenas de abogados tras el ataque a un colega tiroteado unas horas antes.

Al menos 70 personas han muerto y 112 han resultado heridas por una explosión en un hospital de Quetta, en el oeste de Pakistán, al que había sido llevado poco antes un prominente abogado tras ser tiroteado.

La facción talibán Jamaat-ul-Ahrar ha reivindicado el atentado a través. Un portavoz ha declarado a los periodistas a través de un correo electrónico que su facción “acepta la responsabilidad” del ataque en la ciudad de Quetta (suroeste) y amenazó con más ataques “hasta que se imponga un sistema islámico en Pakistán”.

Horas después, a través de la agencia Amaq, también el autodenominado Estado Islámico se ha hecho responsable del ataque. “Un kamikaze de Estado Islámico ha detonado su cinturón de explosivos durante una reunión de empleados del Ministerio de Justicia y de la policía pakistaní en la ciudad de Quetta”, exponían los yihadistas en un comunicado.

La explosión produjo una carnicería frente a la sala de urgencias del hospital civil de Quetta, donde unas 200 personas estaban reunidas para compartir su pena por el asesinato pocas horas antes de un reputado abogado de la región.

“El balance alcanzó los 70 muertos y 112 heridos”, indicó a la prensa el doctor Masood Nausherwani, jefe de los servicios de Salud de la provincia de Baluchistán, cuya capital es Quetta.

Se trata del segundo atentado más letal cometido en Pakistán este año, después del ataque suicida que a fines de marzo mató a 75 personas, entre ellas muchos nniños, en un parque de Lahore (al este del país), donde la minoría cristiana celebraba la Pascua.

El ejército se desplegó en los hospitales de la ciudad y en sus alrededores, según las autoridades.

Los cuerpos yacían en medio de un mar de sangre y de trozos de vidrio; y los sobrevivientes, en estado de conmoción, trataban de reconfortarse mutuamente. Muchas de las víctimas vestían traje y corbata.