Image default

Nahir Galarza y el particular objeto que hallaron dentro de su celda

Personal del Servicio Penitenciario requisaron la celda de la joven condenada a cadena perpetua por el asesinato de su novio. El objeto entró en investigación.

Luego de que la Justicia de Entre Ríos confirmara la condena a prisión perpetua de Nahir Galarza por el crimen de su amigo Fernando Pastorizzo, en 2017, un confuso episodio la tuvo como protagonista en el penal donde está detenida.

Según medios entrerrianos, la joven estaría involucrada en un intento de fugar. El indicio fue el hallazgo de un particular objeto en la celda donde se encuentra alojada Galarza, en la Unidad Penal de Mujeres de Paraná.

El pasado viernes, una integrante del personal penitenciario encontró un muñeco de tamaño real, que había sido realizado con varias prendas de vestir, inclusive un pantalón y una campera con capucha.

La celadora se sorprendió al verlo y dio aviso a la autoridades. El muñeco fue confiscado y una imagen del mismo fue incorporado a su expediente judicial, ya que se abrió una nueva investigación que involucra a tres personas entre los que se encuentra Nahir Galarza.

Según trascendió, el muñeco gigante iba a ser dejado sobre la cama de Galarza y se cree que detrás de este objeto se ocultaba un presunto intento de fuga, planeado para el día en que se celebraron las elecciones PASO.

Muñeco en la celda de Nahir Galarza

Muñeco en la celda de Nahir Galarza

El crimen de Pastorizzo (20) ocurrió entre las 5:10 y 5:15 del viernes 29 de diciembre de 2017, cuando el joven fue encontrado en una calle de Gualeguaychú con un tiro en la espalda y otro en el pecho, junto a su moto y dos cascos tirados en el suelo.

Inicialmente, al declarar como testigo, Galarza dijo que había visto a su ex novio la noche anterior al crimen, aunque ante la sumatoria de indicios en su contra quedó detenida y en una segunda declaración reconoció que lo había matado pero que había sido de manera “accidental”.

La estrategia defensista apuntó a demostrar que Galarza y Pastorizzo no habían tenido una relación de noviazgo y que la joven había sido víctima de violencia de género, aunque durante el juicio no se logró comprobar ninguna de esas hipótesis.

Finalmente, el 3 de julio de 2018, el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú integrado por Mauricio Derudi, Arturo Dumón y Alicia Vivian, condenó por unanimidad a Galarza a prisión perpetuapor considerar que “ha quedado destruida la hipótesis de la defensa de que los disparos se produjeron de manera involuntaria”.