Image default

Milei no descarta que en algún momento se debata la venta de niños

El líder libertario aseguró que la venta de niños “depende” de “en qué términos” se piense. Volvió a insistir con “eliminar el Banco Central” y detalló algunas de sus propuestas para el país.

Luego de manifestarse a favor de la venta de órganos, el diputado nacional de La Libertad Avanza, Javier Milei, ahora habló sobre la venta de niños y aseguró que “no es una discusión hoy para debatir en la Argentina”, pero no descarta que eso suceda algún día porque hay que dar lugar a “los usos y las costumbres” de cada sociedad.

Las declaraciones del referente de ultraderecha tuvieron lugar este martes, durante una entrevista radial en la que Milei fue consultado si estaba de acuerdo con la venta de niños, Su respuesta, lejos de ser contundente, fue que “es un tema muy abstracto para el estadío en el que está hoy la sociedad argentina”.

En ese momento, el libertario fue interrumpido por un periodista que lo cuestionó: “¿Pero la respuesta es “no”? Si te preguntan si estás de acuerdo con la venta de niños”. “No, depende. Digamos que depende de en qué términos estés pensando”, balbuceó el referente liberal. Y amplió: “Cuando digo que soy paleo libertario, quiere decir que en un mundo anarcocapitalista le das un lugar a los usos y costumbres. Va a aparecer un entramado legal como consecuencia de las decisiones de las personas y quizás, en uno de esos contextos, es absolutamente repudiable y no se hace”. “Tiene que ver con lo que decidió la sociedad y cómo piensa determinadas cosas”, insistió.

Y para cerrar su explicación, Milei aclaró: “Yo si tuviera un hijo no lo vendería, pero de nuevo, no es lo que está discutiendo la sociedad argentina hoy. Quizás de acá a 200 años, qué sé yo”.

Venta de órganos

Cabe destacar que, hace unas semanas, el diputado se pronunció a favor de la venta de órganos y aseguró que es un “mercado más”, al tiempo que cuestionó “por qué todo tiene que estar regulado por el Estado”.

“Mi primera propiedad es mi cuerpo. ¿Por qué no voy a poder disponer de mi cuerpo? ¿Acaso el Estado no dispone de mi cuerpo, cuando en realidad me roba más del 50 por ciento de lo que yo genero?, dijo en una entrevista. “O sea, hay un doble estándar: para que el Estado me esclavice, entonces sí, pero si yo quiero disponer de una parte de mi cuerpo por el motivo que fuera, ¿cuál es el problema?”, sostuvo el diputado.

E insistió: “Es una decisión del individuo. Es decir, ¿quién soy yo para meterme con el cuerpo de otra persona? El que decidió venderte el órgano, ¿en qué afectó la vida, la propiedad o la libertad de los demás? ¿Quién sos vos para determinar qué tiene que hacer él con su vida? Si es su vida, su cuerpo, su propiedad”.

“Hay estudios hechos en Estados Unidos que demuestran que, si vos dejás esos mercados libres, funcionan muchísimo mejor y tienen menos problemas. Es una decisión de cada uno”, concluyó.

Estas declaraciones generaron el repudio de dirigentes de distintos espacios políticos y sociales y del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

“El comercio de órganos se encuentra prohibido por la Ley de Trasplantes” destacó el organismo nacional y precisó que la donación “se basa en una decisión solidaria, altruista y desinteresada, por lo que no puede existir ninguna contraprestación económica a cambio”.

Además, indicó que la posibilidad de la compra venta y de poner precio a un órgano o a una parte del cuerpo “transforma al ser humano de sujeto en objeto y vulnera los derechos humanos y la dignidad humana”.