Image default

Matan a joven a balazos por supuesta venganza

En la ciudad de Santa Fe, un muchacho 24 años fue ultimado de varios impactos de bala que le ingresaron por la espalda y le salieron por el abdomen. Ingresó al hospital más cercano en gravísimo estado y allí pereció. Los investigadores presumen que la víctima conocía a los asesinos.

Un joven de 24 años fue asesinado de varios balazos en la ciudad de Santa Fe y los investigadores presumen que se trató de una venganza. Fuentes policiales confirmaron que el hecho, en el que también fue baleado un amigo de la víctima fatal, ocurrió la noche del jueves en el barrio San Lorenzo y con este son 88 los crímenes de este año en el departamento La Capital.

Los voceros consultados identificaron a la víctima como Sergio Leandro Montero, quien fue baleado cerca de las 22.30 del jueves en Lamadrid al 1800, en la zona sudoeste de la capital provincial. Según la información preliminar, el joven de 24 años presentaba impactos de bala que le ingresaron por la espalda con orificio de salida por el abdomen. Fue trasladado con urgencia al Hospital Cullen donde falleció ayer a la madrugada.

Moto. Por lo que se pudo reconstruir, cerca de las 22.30 del jueves Montero iba caminando por la calle en compañía de un amigo de 22 años cuando irrumpió en escena una moto al parecer ocupada por dos personas. Al pasar cerca de los jóvenes el vehículo se detuvo durante segundos y sus ocupantes dispararon contra los jóvenes para luego escapar a toda velocidad.

Al escuchar los tiros, los vecinos llamaron a la policía. En el suelo estaba tendido el cuerpo ensangrentado de Montero, que presentaba un total de nueve orificios de entrada y salida, por lo cual se estima que recibió al menos cinco balazos. Fue trasladado al Cullen pero murió en el quirófano. Por su parte, el amigo de Montero —no trascendió su identidad— también resultó con heridas en la región intercostal y pierna izquierda.

El violento episodio es investigado por los fiscales Cristina Ferraro, Pablo Busaniche y Jorge Nessier. Una versión periodística indicaba ayer que los vecinos aportaron la identidad de los presuntos agresores pero al cierre de esta edición no se habían reportado detenciones en torno al caso.