Image default

María Julia Oliván contó que sufrió acoso sexual por parte de un colega y algunos políticos

La periodista relató por primera vez esas vivencias dolorosas que nunca se animó a contar y explicó por qué no los denunció.

En una entrevista a corazón abierto, la periodista María Julia Oliván hizo públicas ciertas vivencias doloras que atravesó durante su carrera profesional en el ambiente de la gráfica y la TV. Entre ellas, contó que sufrió acoso sexual dentro de una productora en la que trabajó una década atrás pero no quiso dar detalles ni nombres de los involucrados.

“Fue acoso laboral, sexual. Yo no lo denuncié en su momento y no tengo ganas ahora de hacerlo. Terminé saliendo de ese lugar, de esa productora pero fue una experiencia fea, no me gustó y en ese momento nadie lo denunciaba, entonces terminás pensando si fue algo que hiciste vos, se genera una confusión muy grande”, sostuvo la directora de Border Periodismo.

Sus declaraciones se dieron en el marco de la charla que mantuvo con Juan Etchegoyen, para Mitre Live. Allí, Oliván explicó que el episodio no fue durante sus comienzos en el ambiente del periodismo. “Yo empecé con Jorge Lanata. Fue después, yo tendría treinta y pico de años. Habrá sido hace 10 años atrás, parece como si hubiera pasado más tiempo. En ese momento lo hablé solo con amigas, no entendía si esto era parte del sistema, si siempre iba a ser así”.

Y agregó: “Yo como soy cortamambo, sé defenderme, pero el momento incómodo lo pasé igual. Era mi jefe pero a su vez lo pasás, no está bueno. Ya está, es algo como que lo tengo negado y no lo quiero reflotar. También me pasó con algunos políticos que también lo conté al aire pero no dije quiénes por el mismo motivo. Me duele de solo acordarme”.

Sin dar nombres propios, contó que uno de esos políticos le pidió disculpas en dos oportunidades, “una vez por teléfono y otra vez que me lo crucé en un evento y me pidió perdón por lo que había sucedido, al menos tuvo ese gesto de decirme ‘María Julia te pido perdón por esto que hice, no estuvo bueno’, así que al menos eso lo cerré mejor”.

Por otra parte, la periodista reflexionó sobre la nueva generación de mujeres y celebró que puedan contar con otras opciones y herramientas para evitar que este tipo de episodios se multipliquen: “Es feo porque terminás como confundiéndote, sintiéndote culpable y la verdad que no estuvo bueno. Fue difícil pero ahora los tiempos cambiaron mucho por lo que veo y las chicas, las generaciones que siguieron después de la mía, se mueven y me ponen muy contenta, me alegro”, dijo la comunicadora de 46 años.