Image default

Marco Lavagna: “No somos una oposición rabiosa”

Marco Lavagna, diputado nacional del Frente Renovador analizó la situación económica del país y todo lo que dejó el Mini Davos. Además la espera de la “lluvia de inversiones”, la política ecónomica del Gobierno de Macri y el posible papel electoral de Margarita Stolbizer dentro del massismo. “No somos una oposición rabiosa”, asegura pero remarca que el Gobierno repartió mal los costos ajustando solamente a los trabajadores.

– En diciembre del año pasado hicimos una entrevista luego de la salida del cepo cambiario y usted comentó que el principal riesgo era que la devaluación se traslade a los precios. ¿Cómo ve la situación casi diez meses después?

Hubo un salto inflacionario muy grande, sobretodo en el primer semestre, con lo cual el miedo que yo te decía que tenía sobre el impacto que iba a tener la devaluación era correcto. Había una subestimación del problema y esa teoría que tenían de que los precios de la economía ya estaban a 16 entonces una devaluación no iba a tener impacto claramente fue un error de diagnostico que hicieron, por ello nosotros también hablabamos en su momento de hacerlo a lo largo de 100 días porque eso te permitía previamente tomar medidas para ir conteniendo el efecto. Después la salida del cepo, que no haya tenido una corrida hacia el dólar estuvo bien pero le faltó la otra pata de la contención con una política anti inflacionaria, sobre todo cuando estabas en un esquema donde tenías fuertes controles de precios de restricciones y pasaste a un sistema sin controles, eso solo te iba a hacer cambiar los precios, si a eso le sumas la devaluación y después le sumaste el tarifazo, terminaste con una inflación que este año cerrará entre 40 y 45%.

– Justamente esta semana Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, dijo que Argentina tiene que tener “la inflación de un país normal” y el IPC Congreso midió 0,5% para el mes de agosto ¿en qué repercute tener una inflacion que no llegue al punto porcentual, la cual se está festejando desde el Gobierno?

Es un festejo medio mentiroso, me parece bien que de puerta para afuera levantes que la inflación no superó el 1%, pero para adentro vos tenes que tener clara conciencia de que es una baja circunstancial producto del fallo de la Corte Suprema que les hizo retrotraer los precios de tarifas y eso sólo hizo caer casi un punto la inflación con lo cual seguis teniendo una inflación que va a ir en torno del 1,5 o 2% por mes y diría que lo veo bastante estructural eso, todavía no veo una política anti inflacionaria más allá que la recesión para terminar de acomodar el tema precios.

– Ya arrancaron las audiencias públicas, ¿cuando se restablezca un nuevo cuadro tarifario la inflación va a volver a subir en octubre aproximadamente?

Posiblemente septiembre todavía te de un poco para abajo porque la forma que aplica el fallo de la Corte, te toma una parte del mes nada más, la segunda mitad te va a impactar después. Por lo cual posiblemente se vea septiembre en un nível razonable, bajo, de inflación pero después en octubre se te va a revertir. Esto generalmente no sirve como análisis mediático pero mirando como se mueven estructuralmente los precios, eso te permite ver una tendencia, para el análisis no lo usas mucho pero si te interesa ver bien si estás rompiendo las barreras de inflaciones estructurales y lo que ves ahora es que sigue estando entre el 1,5 y 2,5 dependiendo del momento, hoy está entre 1,5 y 2 lo que te sigue dando una inflación muy elevada. La meta de 17 puntos para el año que viene que han puesto es optimista, no digo que no sea cumplible pero optimista, cómo lo van a cumplir dependerá de qué hagan con tarifas el año que viene y cuanto siguen estirando la recesión económica, si vos cedes un poquito y empezas a tener más movimiento del consumo, más reactivación vas a tener un impacto en precios, si lo seguís tirando para abajo vas a poder contener más la inflación. Entonces tenes una disputa entre consumo o recuperación del salario real e inflación. 

– Usted es diputado por la Ciudad de Buenos Aires, y el instituto de estadísticas del Gobierno porteño aseguró que este último mes de agosto hubo deflación. ¿Fue así?

Porque tenes el efecto tarifas, depende como lo computas, si lo computas entero, si lo computas por partes. Yo miro más bien una tendencia y tanto el IPC Congreso como el de la Ciudad, como el Nacional nuevo en los últimos meses dan masomenos parecidos. Me sorprendió pero no creo que haya un tema raro de truchar estadísticas.

– Venímos de tener un Indec bastante polémico en cuanto a la presentación de las estadísticas durante los últimos años, ¿es buena la gestión de Jorge Todesca?

Yo creo que todavía falta mucho en el Indec, sigue teniendo muchos problemas, sigue teniendo mucha falta de personal técnico que ha sido desplazado en la gestión anterior, pero lo cierto es que hoy tenemos un índice de precios que da bien, no puedo decir que no lo vea. ¿Por qué seguímos con el IPC Congreso entonces? Porque todavía no tenes el año, necesitas una herramienta que te diga cual es la situación actual, y es bueno para el Indec que funcione porque es una forma de avalar el número que están dando. De todos modos creo que le va a faltar mucho tiempo al Indec para volver a recobrar la confianza y la idoneidad técnica que requiere.

– El próximo gran debate es el presupuesto 2017 que presentó el Gobierno y además del 17% anual de inflación menciona un crecimiento esperado del 3,5%. Sin embargo uno no ve hoy que Cambiemos tenga una política ecónomica clara, ¿son creíbles estos indicadores?

Son indicadores de un escenario optimista, esto no significa que no sean posibles, pero es un escenario optimista. Yo creo que la inflación va a estar más alta, que el crecimiento posiblemente esté en ese rango, la parte de recursos tributarios es optimista, la parte de gastos quizás está un poquito tirada para abajo pero no podría decir que es un presupuesto que está hecho en base a premisas incorrectas o no realizables.

– ¿Pero representa la foto actual de la economía argentina?

Desde ya que no representa, hoy la foto es muy negativa, la inflación es muy elevada con caída del producto. Yo creo que el año que viene se va a tener algo parecido a lo que se vea para finales de este año, un poquito de recuperación pero que no te va a cambiar la situación social o el impacto en la gente no va ser importante. Por lo cual este año vas a tener una caída del salario real y del poder adquistivo fuerte, y el año que viene no vas a poder compensar esa caída y vas a entrar a una economía chata donde ese crecimiento del 3,5 o 4% va a estar más bien concentrado y la clase media trabajadora no va a recuperar el poder adquisitivo que perdió este año.

– ¿Sirve para algo realizar este tipo de eventos como fue el Mini Davos?

Creo que es bueno que Argentina tenga una vidriera hacia el mundo para mostrar las potencialidades que tiene como país y justamente por eso fue que yo participé como parte de la oposición dentro del evento. Uno tiene que salir a promocionar Argentina, a buscar inversiones y eso tiene que ser una responsabilidad de todos los sectores políticos, no sólo del Poder Ejecutivo. Esto no significa que no tenga serias diferencias con distintos sectores o partidos políticos, pero a la hora de aprovechar el potencial creo que tenemos que ir y hacerlo todos juntos. Yo creo que como señal es buena, si me preguntas sí en la práctica esto te va a poder cambiar radicalmente la situación, no creo que te venga la lluvia de inversiones y aunque te venga la lluvia de inversiones no necesariamente eso le va a impactar a la gente porque van a ser inversiones en sectores que más bien son concentrados, que son muy importantes que los desarrolles pero no tenes que confiar que eso va a generar el efecto derrame que ya sabemos que en Argentina no funciona. Necesitas un Estado activo que sea promotor, buscando poner en movimiento a las pymes, el consumo interno, si no reactivas esa parte te quedas con una economía chata, con un crecimiento que va a estar más bien concentrado y el resto la vamos a ir picoteando.

– De Mendiguren señaló en nuestro programa radial que el Gobierno está desperdiciando tiempo en esperar esta lluvia de inversiones mientras deja de lado la atención que necesitan las Pymes. ¿De que trata el proyecto que está impulsando el Frente Renovador?

Es algo parecido a cuando tuvimos la discusión de la Ley Antidespidos o de fomento de empleo, en ese momento el Ejecutivo te decía “el CIPA te arroja 14000 puestos de trabajos nuevos”, y nosotros decíamos “ojo hoy no tenes una gran crisis de empleo”, es cierto que eso es en sectores más bien concentrados pero vos vas viendo una tendencia, de que tenes retiros voluntarios, suspensiones de horas extras, de sobreturno, se te va a un trabajador porque se jubila y no lo remplazan, todo eso es la antesala a un problema que se va agravando. Lamentablemente teníamos razón, la semana pasada vino el ministro Triaca y admitió que teníamos 120 mil puestos de trabajo de perdida, entonces pasamos de 14 a 120 y perdiste la posibilidad de anticiparte al problema. Con el tema de importaciones, que tiene que ver este proyecto, tiene dos patas, la primera es de empezar a darle herramientas a la Aduana para recuperarla. Con todos los casos que son públicos y notorios, la Aduana está en un momento muy delicado y es un servicio público que es absolutamente central, que es por donde impedís que te entre narcotráfico, contrabando, como controlas las salídas de los productos que mandas al mundo, es muy importante y hay que dotarla de recursos, de gente idónea y técnica que sea capáz de realizar estos relevamientos. Pongo un ejemplo de Aduana, la importación de energía es uno de los principales problemas que tenemos, es una cuestión muy importante para Argentina producto de la crisis y la Aduana hoy no tiene la capacidad para chequear cuanta energía te entra, cuanto gas, cuanto te venden desde afuera. Como no tiene el material, o es obsoleto terminan utilizando las declaraciones juradas de las empresas que te están vendiendo. Esa es la parte de declaración de emergencia de Aduana. Además se le pide al Gobierno que en 120 días haga un relevamiento de cuales son los sectores sensibles a la entrada de importación y que haga un plan. ¿Esto es por que hay una inundación de productos? no, tenes un crecimiento, empezas a ver luces amarillas pero todavía no te explotó el problema, lo que tenes que hacer es anticiparte a un problema que va creciendo. Tenes una caída del consumo entre el 8 y 10% en el mercado interno, y las importaciones de bienes finales aumentaron 10% eso significa que la producción local cayó el 18%, para hacerlo sencillo porque tenes que compensar la caída local más el aumento que tuviste de importaciones y eso es lo que uno va viendo y tenes que tomar medidas antes de que se complique más, que es cuando empiecen a cerrar las Pymes, cuando tenes más despidos.

– Una gran alarma a esto es lo que expuso Sergio Massa con la importación de manzanas y cebollas por ejemplo, cuando desde el Gobierno con un peligroso discurso de volver al mundo están abriendo las importaciones y se pierde competitividad. ¿Es así?

Si es así, pero con esto no estamos diciendo cerremos y vayamos como quería el kirchnerismo que tampoco era una política de protección, sino que era más bien ¿cómo hacemos para que no se vayan los dólares?, no tenías una política de desarrollo industrial. Por eso nosotros le planteamos al Gobierno estos 120 días para que haga un relevamiento y saber el diagnostico exacto. No podes pasar de un modelo malo, de cierre total con restricciones absolutas a ir a un modelo donde abriste tus fronteras. En el medio tenes algo, y además el mundo entero tiene restricciones, el libre comercio total en el mundo no existe. Estados Unidos, Europa, Uruguay, Chile, Brasil, todos tienen algún tipo de mecanismo de protección en sus indsutrias, dentro de los parametros de la Organización Mundial de Comercio y que usa todo el mundo. Hay que ir a esa inteligencia de como usamos el comercio.

– Todo esto en el momento en que se debate el ingreso final de China a la OMC y que Macri ya la reconoció como una economía de mercado…

Ese es un tema no menor, por eso la importancia de no declarar individualmente, si el mundo entero está declarando es otra discusión pero individualmente reconocerle el estatus de economía de mercado te genera problemas. No es simplemente un lindo título de “es una economía de mercado” y nada más, tiene después implicancias legales, en términos de comercio, de la protección que vos podes aplicar ante este tipo de países que te estén avanzando en la importación, tiene muchas implicancias el título.

– ¿Cambiemos tiene una política económica? Se habla de muchas internas al interior del equipo económico, muchas que se evidencian en la práctica.

No me gusta hablar de nombres propios o un ministero, me gusta analizar resultados de políticas, pero se ve cierta falta de coordinación entre la política económica, la política monetaria, la política productiva, la política agrícola, no tenes un claro movimiento en conjunto de coordinación y nose si uno de los problemas es un ministerio. Yo creo que todos tienen la idea de “tenemos que traer inversiones”, entonces todos hacen su granito para traer inversiones pero no terminan de coordinar una política única. No te puede pasar que el Ministro de Hacienda te diga “no teníamos previsto el aumento energético”, son cosas que no te pueden pasar, o que el Banco Central esté yendo para un lado y Producción este yendo para el otro, y son cosas que le faltan. A mi entender eso pasa, por la falta de tener a alguien que te esté mirando todo más de forma integral, tener un ministro de Economía fuerte que empiece a coordinar todos estos sectores, después siempre vas a tener peleas, vas a tener internas que pasan en todos los sectores. Lamentablemente se nota que no hay alguien que vaya regulando todo esto.

– ¿Cómo ve la unidad y este nuevo triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo, con Héctor Daer como protagonista?

Es muy bueno que la CGT se haya unificado y empiece a plantear una estratégia o defensa del trabajo en conjunto y no tener sectores como tenía, creo que también es muy nuevo y hay que ver como se termina de acomodar todo el mapa sindical pero creo que es buena. Veremos como resulta, claramente tiene una postura más dura con el Gobierno, entendible también por la perdida de poder adquistivo, de empleos y las tendencias que se van viendo.

– El Frente Renovador se ha posicionado como “el garante de gobernabilidad” para Cambiemos, ¿cómo está hoy la relación con el oficialismo?

La postura del bloque del Frente Renovador siempre fue la misma, nosotros somos oposición pero esto no significa que tengamos la responsabilidad y la madurez para sentarnos a buscar consensos con gente que piensa distinto. Nosotros tenemos diferencias muy grandes con el oficialismo pero no significa que se le cierre la puerta y no se le apruebe más nada. Tengo que ir sentarme, explicarle porque el tema de las importaciones es como lo planteamos, después podes no prestarme atención pero esas cosas las vamos marcando. Cada vez que veíamos que el Gobierno necesitaba ayuda en un tema, ejemplo holdouts, estuvimos ahí apoyando pero le hicimos un 80% de modificaciones al proyecto original y el Ejecutivo aceptó y en esa disidencia uno puede sacar medidas más ricas o leyes mejores y eso es lo que para nosotros significa ser oposición. No somos una oposición rabiosa que busca que al Gobierno solo le vaya mal, tampoco es como los perritos de auto que mueven la cabecita diciendo todo que si y eso es lo que hizo que haya sido un semestre rico en terminos legislativos y discusión de leyes, y este va a ser el ritmo que vamos a seguir nosotros, esperemos que el Gobierno nos escuche más.

– ¿Se va a profundizar este acuerdo social en una mesa tripartita que alcanzó el diputado De Mendiguren?

El acuerdo económico y social es un tema en que creemos pero no solo para discutir la cuestión coyuntural, esa mesa tiene que tener la capacidad de discutir cuestiones coyunturales pero de empezar a pensar un poco más largo, empezar a darse la posibilidad de tener una discusión de que vamos a querer en 10 años y hacia donde vamos. Si no empezamos nunca vamos a terminar de aprovechar ese potencial que estamos tratando de explotar con el Mini Davos, por eso creemos en este acuerdo y lo hemos planteado en campaña, el vasco De Mendiguren ha presentado proyectos de ley en torno de como es el funcionamiento de la regulación del consejo, pero el Gobierno está reacio.

– Recién hablaba de precios y me retrotraigo al principio, después de la devaluación y el tarifazo el vendedor final, el almacenero, remarcó sus precios, le aumentaron las tarifas y volvió a remarcar, ¿cuando se establezca un nuevo cuadro tarifario, volverán a aumentar los precios?

Es un riesgo, porque el argentino tiene una memoria en donde siempre va tratando de anticipar, después tenes el tipo que se va a aprovechar, esas cosas las tenes siempre y por eso tenes que tener una defensa de la competencia y del consumidor como un organismo fuerte, tenes que revitalizarlos y darles las herramientas para que puedan controlar estos abusos. Hay que evitar que un productor termine cobrando 1 peso por su producción y después lo tenes a 100 en el supermercado, pero es cuestión de regularlo. Después va a estar el efecto de anticiparse, que ante la duda remarco un poco. Ahora viene la segunda ola de paritarias, los segundos aumentos y posiblemente generen algún impacto, hoy al estar en recesión económica te tira un poquito para abajo.

– Paritarias que en palabras del propio Triaca no se van a reabrir, salvo para aquellos que tengan firmadas sus reaperturas…

Bueno, las paritarias para mi son libres. La vez pasada trataron de poner techos y no les fue bien, creo que eso hay que dejarlo para las centrales sindicales e industriales como a las diferentes empresas para que discutan libremente. Hay sectores que vas a tener más margen y hay sectores que la están pasando muy complicado y el sindicato sabe que no puede ir con un pedido de 50% de aumento y se le van a terminar cayendo una cantidad de trabajadores, por eso creo en las paritarias libres. La clave es ¿quién paga el costo de las salidas y los errores? y hoy lamentablemente se ve que estos ajustes y salidas de los problemas anteriores los está pagando la clase media trabajadora y los que menos tienen, y ahí es lógico que tengas un reclamo en no ser uno solo el que pague los costos. Esa era la clave del 2016, ¿cómo hacía el Presidente y su equipo económico para salir de una situación muy compleja, donde iba a tener que asumir costos pero tenía que repartirlos? y lamentablemente la repartija no fue equitativa.

– Varios CEOs exigieron en el Mini Davos que para invertir en Argentina hace falta una mayor flexibilización laboral, ¿cree que el Gobierno ira tan a fondo?

No creo que sea ese el camino para la inversión. Antes te decían que no venían las inversiones porque estaba el tema holdouts, arreglemos holdouts rápido que te llueven las inversiones después. Hiciste cepo, hiciste holdouts y las inversiones no te vinieron, después te dijeron que tenemos que ver como es la gobernabilidad para ver si efectivamente pueden mantener las reformas y tampoco llegaron, ahora te dicen esperemos a las elecciones para ver si efectivamente se consolida un proyecto de cambio y no vuelven para atrás. Para correr el arco, hay muchos que están mandados a hacer. La única realidad es que si tenes un mercado interno que está deprimido, tenes un mercado de exportación complejo porque sos caro en términos del mundo. Tenes que generar las condiciones para que te vengan las inversiones y para eso necesitamos recuperar el mercado interno, ¿cuáles son los sectores que te pueden venir? el energético, telecomunicaciones que tenes mucho para crecer y tenes ventajas competitivas, ahora cuando analizas esos sectores es menos del 8% de la mano de obra de los trabajadores, entonces vas a mostrar inversion y crecimiento pero no le llega a la gente.

– En los últimos días el ministro Buryaile dijo que “las retenciones tienen que desaparecer”, ¿hubieran quitado las retenciones de la misma forma en que lo hizo el Gobierno en caso de haber ganado las elecciones?

No, pero desde ya que lo que era economías regionales, minería podía esperar porque no había urgencia. Soja si bien era un sector que tenías que avanzar, en esta repartija de costos quizás podrías haber esperado seis meses, pensá que además en soja se hizo una baja de retenciones para atrás porque vos tenías mucho en silobolsas que estaban esperando y también le sacaron la retención para todo lo de atrás, no sólo para lo de adelante entonces tuviste una transferencia de recursos de algo que ya habían sembrado, habían cosechado, habían pagado y esa es la parte donde uno ve como son las distribuciones de costos. Lo mismo Dólar Futuro, 60 mil millones de pesos gastados en 500 personas, no digo que había que defaultearlo pero te podías sentar y decir “esto es extraordinario, busquemos un mecanismo o implementamos un bono que vos puedas descontar en el mercado, yo te lo pago pero con un bono más largo”, tenías mecanismos para no perder margen de maniobra, porque cada uno de estas cosas que hiciste las haces corta, porque ya no podes gastar para otra cosa, terminaste en una situación donde después te hacen un anuncio de Ganancias donde se quedaron a mitad de camino y terminó pagando más gente que la que sacaste del problema .

– Le quitaron las retenciones a sectores del agro que no generan empleo pero estos le respondieron al Gobierno no liquidando la cosecha que se esperaba y no trajo aparejada la cantidad de dólares que se esperaba que entren al país. ¿Esto fue realmente así?

Esa es la parte que yo digo que el Gobierno hizo bien porque supo manejar las expectativas, supo quitarle dramatismo al levantamiento del cepo y no tuviste necesidad de salir corriendo a buscar dólares por todos lados, esa parte hay que reconocerla de que estuvo bien hecha. Hoy estoy más preocupado por el exceso de entrada de dólares que te tiren más para abajo el tipo de cambio, qué que te falten los dólares. Hoy ves una tendencia y sobre todo por la colocación de deuda que van a hacer este año, que ya hicieron y que van a hacer el año que viene, vas a tener mucha afluencia de dólares pero no vas a tener un problema de reservas, y yo creo que hoy hay que estar más cerca de poner restricciones a la entrada de capitales especulativos obviamente que a mantener abierto todos los canales para que entren dólares. Yo volvería a poner el impuesto que se sacó en su momento, que estuvo bien sacado en ese momento porque tenías que contener que no se te vayan, pero ahora tenes que pensar en volver a ponerle esas restricciones para que no te venga tanto el capital especulativo, que entra y sale muy rápido, que te genera crisis que ya conocemos, sino que el capital que te venga sea el productivo.

– ¿Cree que el Gobierno no quiere ir a fondo con la modificación del Impuesto a las Ganancias como prometió en campaña?

Ahí soy más laxo, porque siento que debe haber una reforma tributaria integral y de esto el Gobierno también tiene conciencia por eso en la ley de blanqueo pusimos el tema de la reforma tributaria. El tema es que una reforma integral con el foco en Ganancias no lo podes hacer en un momento de crisis, entonces te vas a tomar todo el 2017 y en 2018 podrás implementarlo, en el mientras tanto tenes que ir haciendo medidas parche que sabemos que no son las mejores o lo óptimo pero algo tenes que hacer.

– Uno de los personajes centrales de la política en 2016 es sin lugar a dudas Margarita Stolbizer, con quien tiene una estrecha relación. ¿Hoy la ve políticamente cercana al Frente Renovador?

Si pero con la salvedad de que es cercana en términos de lo que es trabajo legislativo, trabajo de coordinación de políticas, en ese sentido tenemos muchas coincidencias y se va trabajando en esto. Después si se termina en algún acuerdo electoral…falta un montón, eso se verá en su momento, no es hora de andar haciendo especulación de campaña y de política.

– Pero, ¿le gustaría que sea candidata por el Frente Renovador por la provincia de Buenos Aires en 2017?

Me gusta, Margarita me parece una dirigente extraordinaria, la verdad que me parece muy buena y con una indiscutible trasparencia que es cosa que Argentina hoy necesita. Hay muchas cosas que estamos muy de acuerdo y hay otra que no pero las tenemos que trabajar, ese va a ser el camino.

– Macri viajó a Estados Unidos a la asamblea general de las Naciones Unidas donde se volverá a reunir con Obama y muestra una orientación del Gobierno hacia el país del norte que pronto tendrá elecciones. Por otro lado se criticaba a la gestión anterior de que estabamos aislados del mundo por generar relaciones con nuevas potencia como Rusia y China ¿hay también una ancha avenida del medio en las relaciones internacionales?

Primero tenes que tener conciencia de cual es tu prioridad y para mi es el Mercosur, tu relación con los países vecinos que son tus socios naturales de la región. Y después pivoteas desde el Mercosur con el mundo entero, Argentina tiene que salir a buscar acuerdos con el mundo entero, después verás si te conviene o no te conviene pero tenes que tener la capacidad de abrirte y salir al mundo a buscar acuerdos comerciales. Yo iría a Alianza del Pacífico, ahora sería muy cuidadoso si tenes que firmar una carta de adhesión a los 34 capítulos que tiene la Alianza del Pacífico y si es así te digo que no me interesa entrar, porque inmediatamente me genera un impacto negativamente en lo local. No significa esto que no tenga que ir y hacer el esfuerzo para llegar a algún acuerdo, lo mismo con Europa. Hay cosas que el Mercosur y Argentina no pueden permitir, en la medida que sigamos con los subsidios agrícolas como tiene Europa no nos sirve a nosotros porque es parte de nuestros productos más competitívos que tenemos que tener acceso. Sino estás abriendo para que ellos traigan sus productos y no puedo meter los míos con más competitivdad. Entonces te tenes que sentar, negociarlos con seridad, técnicamente y ese es el camino a seguir, siempre pivoteando desde el Mercosur. No es lo mismo que vaya Argentina sola de que vaya el Mercosur a negociar un acuerdo con China. El Mercosur ha sido muy golpeado en los últimos 10 años y ha perdido fuerza de lo que originalmente sea, yo soy de los que creen que tenes que revitalizarlo, tenes que darle un movimiento y recuperar lo que eran las bases con más contactos, hoy terminó siendo un acuerdo para simplemente entrar productos al 0% sin aprovechar la potencia que tiene y de ahí usarlo como pivot para el mundo entero.

Por Leonardo Damián García – Política Argentina