Image default

Maestra emborrachó y abusó sexualmente de un alumno ayudada por su esposo

La mujer será procesada por violación sexual y su esposo podría ser condenado a un máximo de 18 meses de prisión por darle alcohol a menores.

Una profesora en Pandora, Estados Unidos, se enfrenta a una posible condena de cinco años de prisión tras declararse culpable de embriagar y tener relaciones sexuales con uno de sus alumnos. Según reportó el periódico local The Lima News, la docente confesó el delito y ahora espera la sentencia. Pero no sólo ella se declaró culpable, también lo hizo su esposo, quien había estado en la casa en el momento del delito.

Jessica Storer, de 28 años, fue arrestada en diciembre luego de una investigación llevada adelante por la Policía de Pandora, en el estado de Ohio, donde la mujer residía con su esposo, Derrick Storer. Según la fiscalía, la pareja invitó a un grupo de cuatro estudiantes del secundario de Pandora-Gilboa, donde Storer enseñaba como profesora sustituta desde septiembre, y les dieron de tomar alcohol. Los jóvenes se quedaron a dormir y por la mañana la profesora tuvo relaciones sexuales con uno de ellos, el único que había cumplido 18 años.

A pesar de que el estudiante tenía ya mayoría de edad, el código penal de Ohio tipifica como delito de abuso a las relaciones sexuales entre un profesor y su alumno de colegio secundario, sin importar la edad. Tras la acusación formal, los Storer decidieron declararse culpables a cambio de una reducción en la cantidad de cargos que se les imputaban. De esta forma Jessica, quien se enfrenta a un máximo de cinco años de prisión, fue suspendida como profesora y deberá registrarse como abusadora sexual por el resto de su vida. Mientras que se su esposo podría ser condenado a un máximo de 18 meses de prisión por el cargo de dar alcohol a tres menores. La condena, para ambos, llegará el próximo 16 de mayo.

Lo que las autoridades no pudieron determinar es si el marido de la docente estaba al tanto de que ella había mantenido relaciones sexuales con su alumno. En realidad, al declararse culpables ambos, se supone que él sabía e incluso que había dado su visto bueno para tal situación. Lo que las autoridades están en condiciones de asegurar es que el hombre no participó del encuentro sexual. Por eso la posible pena para el marido es sólo por el cargo de haberles dado alcohol a los menores.