Image default

Macri en el camino de De la Rúa

El presidente Mauricio Macri está empecinado en hacer lo que el llama “un cambio cultural”, pero cada día que pasa y abre la boca ensancha más la grieta que hay entre los argentinos. Desde derogar el decreto 436/84 firmado por el ex presidente Raúl Alfonsín que determinaba un control civil sobre las FF. AA., pasando por la injerencia americana en territorio nacional, la defensa del ministro Juan José “tarifazo” Aranguren, hasta llenar de gerentes de corporaciones y multinacionales su gabinete. Ahora se mete con los Derechos Humanos y desaparecidos.

Mauricio Macri, como buena parte de su gabinete, cada vez que hace una declaración pública, marca una linea de pensamiento preocupante. Eso demostró con sus declaraciones, que si bien ese tema fue manipulado hasta el hartazgo por el kirchnerismo, el presidente camina sobre un fina linea de tolerancia en la gente.

El presidente Mauricio Macri le concedió este miércoles una entrevista a la versión en español del sitio norteamericano BuzzFeed, donde el jefe de Estado, entre otros temas, reiteró sus críticas a las políticas energética del gobierno anterior.

Entre los hechos más curiosos estuvo su respuesta ante la pregunta de si habían sido realmente 30 mil los desaparecidos durante la última dictadura militar. “No tengo idea”, respondió restándole importancia a la pregunta y antes de agregar: “Si fueron 9 mil o 30 mil creo que es una discusión que no tiene sentido”.

Con este tipo de afirmaciones, Macri se parece cada día más a Fernando De la Rua, no solo en su incoherencia, sino también en algo que se le nota a simple vista, le pesa el poder y eso lo hace muy influenciable por su entorno, que no está demás decir tienen dos prioridades llevarnos a una sociedad con ciudadanos de primera y de segunda y desactivar cualquier posibilidad de unión del peronismo, que es la única fuerza política que puede frenar, si se une este embate neoliberal .