Image default

Luenzo cerca de Cambiemos

En lo que podría ser el corolario de una relación política que comenzó con el acercamiento para trabajar en algunas leyes, el senador de Chubut Somos Todos, Alfredo Luenzo, acompañó con su firma el proyecto de ley que presentó su par por Mendoza Julio Cobos (Cambiemos) para que se implemente la “bancarización de los casinos y salas de juegos de azar y/o apuestas” en todo el país.

A través de su proyecto, el exvicepresidente de la nación persigue el objetivo de “prevenir la evasión fiscal y el lavado de activos, el desvío en el uso de las prestaciones económicas derivadas de planes o programas sociales y contribuir en la prevención de la ludopatía”.

Según consta la iniciativa de Cobos “los casinos y las salas de juegos de azar y/o apuestas autorizadas deberán implementar de manera obligatoria el uso de tarjetas de débito como único medio de compra y pago de fichas y apuestas”.

Por lo tanto esos locales “no podrán aceptar como medio de compra y pago de fichas y apuestas, ningún tipo de tarjeta de crédito, ni de débito destinadas al cobro de beneficios, programas o planes sociales”.

Las casas de juegos estarán obligadas a “exhibir en su entrada, en cada mostrador de venta de fichas o canje de crédito, en las máquinas y mesas de juego o unidades de apuesta, un cartel preventivo de importante visibilidad con la leyenda El juego compulsivo es perjudicial para la salud”.

Cobos sostiene que esa bancarización representará “una estrategia de prevención del delito, fortaleciendo la capacidad de control del Estado sobre los flujos de dinero y evitando la evasión fiscal y el blanqueo de capitales obtenidos de actividades ilegítimas, como ser narcotráfico, corrupción, etc.”.

“Asimismo, el prohibir el uso de tarjetas de débito destinadas al cobro de planes sociales, tiende a evitar al desvío del dinero obtenido mediante ayuda social y respecto al juego patológico” señaló Cobos.

Se sostiene además que “al implementar el uso de tarjeta de débito cómo único medio de compra de fichas y apuestas, el límite de los depósitos existentes en la entidad bancaria funciona, a su vez, como límite de juego del ludópata, impidiendo que el mismo comprometa otros bienes”.

Por último, se deja constancia que “a pesar de que la norma impone la obligación de aceptar como medio de pago únicamente tarjetas de débito, se prohibe la instalación y funciona