Image default

Lavagna y Urtubey buscan revertir la polarización

Al “acto oficialización de la fórmula” de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey se sumaron Miguel Lifschtiz, todavía gobernador de Santa Fe, del Partido Socialista, y Margarita Stolbizer del GEN. Son los dos partidos que podrán sumar algo de estructura en algunos distritos del país al frente Consenso Federal.

A tres días del cierre de listas, los nombres que suenan como candidatos en puestos claves son el diputado Eduardo “Bali” Bucca, a gobernador bonaerense, y Matías Tombolini a la ciudad de Buenos Aires.

En el flamante local que tiene Lavagna en Cerrito y Paraguay, los dirigentes trazaron lo que serán los lineamientos de su campaña: superar la grieta, criticar a los dos gobiernos anteriores, aportar al “republicanismo” y, en términos económicos, impulsar una especie de desarrollismo.

Si bien los cuatro dirigentes hicieron alarde de la constitución de frente, a través del consenso, la provincia de Buenos Aires les presenta una primera e importante disputa. Es que los socialistas  y el GEN quieren que vaya Margarita como candidata a primera diputada, mientras que ese cargo el lavagnismo se lo habían prometido a Graciela Camaño, luego de su divorcio político de Sergio Massa. Ambas dirigentes cuentan con experiencia de construcción política en la Provincia.

Sin embargo, fue la propia Stolbizer la que se quejó de las PASO. Si bien todos los dirigentes del espacio promulgaron el republicanismo y el ejercicio de la democracia, criticaron las Primarias Abiertas  por su “gasto” e “inutilidad”. “Las PASO son absolutamente inútiles y tienen un enorme costo”, criticó y propuso “suspender la obligatoriedad” de esta instancia. “Si alguien cree que tienen valor como encuesta, que la encargue” chicaneó.
Por su parte, Urtubey sostuvo que los datos económicos “muestran una suba del desempleo y una caída de actividades industriales” por lo que propuso “cambiar de gobierno sin volver al anterior para poner a andar la Argentina que requiere trabajo para todos”.

En tanto, Lavagna sostuvo que “la sociedad no está polarizada” si no que “hay tres tercios”. “Si está polarizado el aparato político que quiere forzar la idea de voto útil”. También sostuvo que hubo “ocho años paralizado bajo dos gobiernos distintos que llevaron adelante regímenes distintos”. “Es una situación de estancamiento y los últimos dos de caída”, caracterizó el economista.

Stolbizer, por su parte, criticó “el 33% de pobres, el 55% de inflación y 70% de tasas de interés”. “La única cosa buena del gobierno anterior es que dejaron una argentina desendeudada y este gobierno hasta empeoró eso. Lavagna es la única opción para salir de un mal gobierno sin volver para atrás”, definió .