Image default

Lavagna: “Soy peronista, pero me gusta más el termino justicialista”

El economista y candidato a presidente por Consenso Federal 2030 se refirió en un reportaje del diario Clarín al mapa político nacional y el voto de la “tercera vía”. Criticó a los gobiernos de Mauricio Macri y de Cristina Kirchner, a los que considera “un fracaso”, dice que “la economía funciona como un mecanismo de relojería” y que para que mejore hay que promover las inversiones y fomentar el consumo interno a la vez.

Miguel Pichetto dijo que podía ser su vice y hoy es el vice de Macri. ¿Lo sorprendió?

Todo puede pasar en este mundo tan líquido. Tiene que ver con el debilitamiento de los partidos políticos. Cuando no hay discusión de programas, todo se convierte en una cuestión de personas. Por eso nosotros fijamos una línea de centro clara -ni Macri ni Cristina- y dijimos que no nos íbamos a dejar llevar a esos extremos. Nosotros cumplimos, otros optaron por otro camino.

¿Por qué cree que lo hizo?

Tiene que preguntarle a él, no a mí. Para mí es un tema terminado.

Pero al igual que Pichetto, el socialista Roy Cortina se fue con Cambiemos en la Ciudad

A veces no hay que llorar por los que se van. Muchas veces es bueno y ayuda. Yo soy un fanático, aunque me pueda traer problemas, de la coherencia y la conducta y la gente que no la tiene, que tenga buena suerte en otro lado.

Ante la crisis de identidades políticas, ¿usted como se define?

Soy peronista, pero me gusta más el término justicialista porque hay una diferencia entre la praxis y la filosofía En el peronismo han habido gobiernos de derecha como el de (Carlos) Menem y de centro izquierda como el de Kirchner. Yo me aleje por no coincidía. Pero la filosofía del justicialismo es una: de centro, de justicia y progreso social.

Si es presidente ¿su gobierno será justicialista?

El componente estaría, sin la menor duda, pero en el marco de un gobierno de unidad nacional. Por eso, al justicialismo hay que sumarle al Socialismo de Miguel Lifschitz y al GEN de Margarita Stolbizer, que han jugado un papel destacado en este proceso, y a mis amistades radicales.

¿Y Juan Manuel Urtubey, que también es peronista, qué aporta?

Que represente a otra generación es estupendo. Además, se mantuvo firme en la vía del medio, a pesar de que, él lo reconoció, recibió ofrecimientos y no menores…

¿Por que cree que no aceptó ser vice de Macri?

Creo que pensó en el futuro. Haber tomado decisiones de corto plazo y aceptar puestos, por brillantes que fueran, a los argentinos no le aportaba nada. Hubiese sido alguien más que se corría para un lado o para otro de la polarización. Lo más probable era que algún día alguien se lo reclamara. Tuvo visión y tiene una larga carrera por delante.

La fórmula que acordaron, se sabe, es Lavagna-Urtubey. ¿Por qué no la confirman?

Importa mucho tener presente en el momento que se tomen las definiciones formales al GEN, al Socialismo, a Libres del Sur. Hay que tener a los socios sentados en la mesa para ese tipo de anuncios y lo haremos tranquilos esta semana. (Urtubey) ha dicho que está dispuesto pero lo formal lo haremos todos juntos.

Camaño dijo que quiere ser gobernadora ¿será candidata a diputada?

No hablamos de de candidaturas, nos vamos a ocupar de eso esta semana. Ella es una gran dirigente. Por su envergadura y el papel que ha cumplido tiene el derecho a expresar desde dónde quiere trabajar. Estará en el rol en el que cual ella se sienta disponible a estar.

¿Hubo un “efecto Pichetto” en los mercados?

Los mercados son extremadamente ciegos, por eso hay las crisis que hay. No ven las realidades, se entusiasman o desentusiasman con cosas que son pavadas y reaccionan en manada.

Pero pueden generarle un problema al país…

Por supuesto. Y lo generan más si el resto, como tontos, nos creemos que lo que ellos hacen es importante. Eso es una farsa que no cambia nada la cuestión de fondo.

¿Cuál es la cuestión de fondo? 

Argentina lleva ocho años contiguos de recesión, en estos últimos dos empeorando porque ya no es estancamiento sino declinación. La inflación está al doble que hace 4 años, se perdieron 300 mil puestos de trabajo. En el pasado se creyó que alentando el consumo la economía iba a andar, pero si se alienta el consumo sin prestar atención a la producción las cosas terminan como terminaron: con inflación. Por eso los cepos y controles. A los siguientes se les ocurre decir “lluvia de inversiones” que no ocurren, porque en la economía capitalista – en la cual afortunadamente estamos, porque es el menos malo si se quiere de los regímenes-, uno invierte en busca de rentabilidad. Pero de dónde la van a sacar si no hay demanda. Por eso, en realidad sí hubo una lluvia de inversiones, pero de adentro para afuera. Salieron, dato oficial del Banco central, 60 mil millones de dólares en 3 años y en estos meses vamos a razón de 1500 millones de dólares por mes.

¿Entonces?

Entonces hay que entender que la economía funciona como un mecanismo de relojería: cada ruedita mueve otra. Si usted quiere mover una sola, el reloj no funciona. Moviendo sólo la ruedita del consumo no se logró nada, sólo esperando inversiones tampoco. El gobierno de unidad nacional de 2002 combinó las dos rueditas. Eso hay que hacer. Y ahí aparecé la tercer rueda: las exportaciones.

¿Cómo se hace para activar las dos rueditas?

Ya propusimos cero impuesto a las ganancias para las empresas Pymes, para fomentar la inversión Al mismo tiempo, hay que ponerle plata en el bolsillo a los argentinos. Se puede subir un poco el salario mínimo, que después empuja todo lo demás (siempre en forma progresiva); que las indexaciones que hoy están por inflación tengan un límite y que sean por salario; y se pueden bajar impuestos de los muchos que están metidos en las tarifas, entre otras combinaciones.

Usted insiste en que el Gobierno actual ya tiene que renegociar la deuda ¿por qué?

¿Para qué sirven las buenas relaciones? ¿Para tomar el te y sacarse fotos que parecen de revista de corazón? El Gobierno, el FMI y todos sabemos que Argentina no va a poder pagar 50 mil millones en término. Renegociemos ahora, y es más, refinanciemos. Hagamos recompra de bonos que van de 2020 a 2024 para darle al próximo gobierno, cualquiera sea, un poco de espacio. También se puede aprovechar la relación con el gobierno de Estados Unidos que puede dar apoyo para aportar fondos para la recompra de esos bonos. Esto sí puede cambiar condiciones en los mercados porque va a bajar el riesgo país y bajar la tasa de interés local que no bajó nada

Se dice que como usted capta votos del macrismo, su candidatura es funcional a Cristina Kirchner

Nadie nos mostró datos que dijeran eso. Nosotros estamos tomando (votos) de ambos lados. Pero suponiendo que fuera cierto, es la cosa más tonta del mundo. La culpa en todo caso es de Mauricio macri y su gobierno que fracasó y, en consecuencia, es el responsable de que se le vayan los votos. La culpa no es del que ofrece una alternativa.

¿Con este nivel de polarización la tercera vía puede ganar la elección?

¿Por qué no? Obviamente es el objetivo. En caso de segunda vuelta no hay ninguna duda que gana la tercera vía. El tema es llegar a esa instancia. Todavía la campaña ni empezó.

¿Lo llamaron a declarar por el supuesto ofrecimiento de dinero que recibió para bajar la candidatura?

Formalmente no llegó nada pero por supuesto iré y diré lo que todos ya sabemos. Es una noticia periodística, que la explique quien la escribió.

El periodista de Perfil, Jorge Fontevecchia

No dudo de malas intenciones. Simplemente debe haber recibido ese comentario de algún lado. Yo no recibí absolutamente nada y mi equipo tampoco.

¿Hay intentos de que se baje?

Que los hubo intentos es obvio. Los grandes analistas primero preguntaban que día confirmaba mi candidatura y al día después preguntaban cuando me iba a bajar. Se vienen equivocando.

La última; ¿las sandalias con medias se volvieron un logo del lavagnismo?

Se volvió un logo porque algunos publicistas, incluso de los grandes que asesoran al gobierno, están convencidos de que fue algo intencional. Es una mezcla de gracioso y ridículo. No las sandalias, sino que ellos piensen eso.