Chubut Para Todos

Lapidarias críticas en Italia tras la eliminación de la Eurocopa: “Una selección demasiado mala para ser verdad”

La defensora del título cayó por 2-0 ante Suiza y se despidió en los octavos de final. La prensa local cuestionó duramente al plantel y al entrenador Luciano Spalletti. Al único que destacaron fue a Gianluigi Donnarumma

Italia, que había iniciado su camino en la Eurocopa con la ilusión de revalidar el título conseguido en 2021, decepcionó y se despidió del certamen continental en los octavos de final. En una actuación opaca,el campeón defensor cayó sin atenuantes por 2-0 ante Suiza en el Estadio Olímpico de Berlín. Los goles los convirtieron Remo Freuler y Ruben Vargas ante una pálida selección que se notó carente de ideas para revertir el resultado.

Consumada la eliminación, la prensa italiana fustigó el rendimiento de la Nazionale y su falta de reacción ante la adversidad. “Sin piernas y sin alma, Italia abandona tristemente la Eurocopa ante un equipo con muchas ganas y valentía. Características básicas para una competición de este tipo, pero de las que carecían por completo los azzurri, pasivos y aburridos desde el principio hasta el final del partido”, reprochó Corriere dello Sport y concluyó: “Una selección tan dócil, en un choque de eliminación directa, es difícil de recordar”.

“Los suizos dominaron desde el minuto 1 hasta el 92 ante una Italia confundida y asustada. Los azzurri nunca salieron al campo. Y abandonaron el campo merecidamente entre abucheos”, consideró La Gazzetta dello Sport, que también señaló el impacto del golpe: “La terrible eliminación abre semanas de incertidumbre a todos los niveles. La confianza en el entrenador no debe darse por sentada y la posición de Gravina (Gabriele, el presidente de la Federación Italiana de Fútbol) tampoco es sólida. Solo Donnarumma se salvó de la convocatoria”.

Con Gianluigi Donnarumma a la cabeza, el plantel italiano fue a saludar a sus hinchas tras la derrota (Reuters/Lee Smith)Con Gianluigi Donnarumma a la cabeza, el plantel italiano fue a saludar a sus hinchas tras la derrota (Reuters/Lee Smith)

“Los azzurri regresaron a Berlín, al estadio de su último triunfo mundialista, pero esta vez abandonaron el Olympiastadion con una mala derrota y mucha decepción”, resumió Corriere della Sera.

Mucho más feroz fue la crítica de Tuttosport”Una selección demasiado mala para ser verdad”. “Italia, quizás la peor de la historia en una gran cita internacional, lenta y aletargada, se entregó literalmente a Suiza desde el inicio del partido”, amplió el medio local.

Para La República fue “un partido horrible, imposible de ver”, en el que “los suizos dominaron claramente”. En el clásico boletín de calificaciones, tildaron a Gianluca Scamacca de “perezoso”, destacaron que el delantero helvético Vargas “enloqueció” a Giovanni Di Lorenzo y hablaron de un Luciano Spalletti “confundido”.

El DT justamente fue uno de los principales blancos de los cuestionamientos. En declaraciones a Sky, explicó en qué falló su equipo: “Esta eliminación nos da algunas indicaciones. Hay varias cosas que debemos cambiar, necesitamos más habilidad más allá de las discusiones técnicas y tácticas”.

El lamento de Luciano Spalletti tras la eliminación (Reuters/Angelika Warmuth)El lamento de Luciano Spalletti tras la eliminación (Reuters/Angelika Warmuth)

Después del partido anterior, me reprocharon no haber cambiado. Pero esta noche cambié y la respuesta fue la misma. Es necesario más ritmo, más habilidad y sacrificio dentro del equipo”, continuó el estratega y luego se refirió a futuro: “Creo que existe la posibilidad de construir algo con el tiempo e identificar jugadores útiles, porque nos falta algo a nivel individual. La responsabilidad siempre recae en el entrenador, incluso a pesar de que no tuve mucho tiempo y partidos disponibles antes de llegar a la Eurocopa. Gravina porque siempre se ha portado de manera seria y profesional conmigo. Hablaré con él y escucharemos lo que tenemos que decir”.

Italia tuvo un desempeño flojo a lo largo del certamen. La única victoria la consiguió en el debut ante Albania. Después fue ampliamente superado por España, que le ganó 1-0 en un duelo donde la diferencia en el juego no se reflejó en el resultado y pudo haber sido mucho mayor. Y en el cierre de la fase de grupos, logró la clasificación de manera agónica al igualar frente a Croacia.

La fiel muestra de la pobre actuación italiana es que su futbolista más destacado a lo largo del torneo fue, como destacó la prensa, Gianluigi Donnarumma, quien emergió varias veces para salvar a su equipo. Incluso en el cotejo de este sábado el arquero del Paris Saint-Germain tuvo varias intervenciones clave, como el mano a mano que le contuvo a Breel Embolo promediando el primer tiempo o el tiro libre -aunque ayudado con el poste- que logró enviar al córner sobre el epílogo de los 45 minutos iniciales.

Infobae