Image default

La UCR buscará una foto de unidad en Mar del Plata

Gerardo Morales convocó a sus correligionarios para armar una mesa de trabajo que sirva para establecer estrategias y pautas para las elecciones de este año. Hay hermetismo sobre la presencia de Alfredo Cornejo y Gustavo Valdés y crece el malestar de un grupo de radicales por las denuncias contra Marcelo D’Alessandro

Gerardo Morales podría lograr la foto de unidad de la UCR durante el encuentro que convocó en Mar del Plata para el próximo lunes. Según pudo saber Infobae, se espera la presencia del gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; el senador mendocino Alfredo Cornejo y el presidente de la Convención Nacional y hermano del candidato presidencial, Gastón Manes. Los tres representan los espacios enfrentados al jujeño dentro del partido centenario, entre otros puntos, por la estrategia electoral para este año. Uno de los temas que circulará en esa reunión será la necesidad de empoderar a un sólo postulante y las presiones de algunos correligionarios que exigen una declaración pública del Comité Nacional sobre las denuncias que pesan sobre algunos dirigentes del PRO.

La convocatoria encabezada por Morales se inició luego de la negativa de Facundo Manes a competir en una interna abierta partidaria. Al igual que la mayoría de los radicales históricos, el jujeño cree que es necesario empoderar a un solo candidato para plantarse ante el PRO en el armado de listas, candidaturas y las PASO. Al fracasar las negociaciones con el neurólogo, el objetivo ahora es sentar las bases para la creación de una mesa de trabajo con los principales referentes de todas las provincias.

Para que las decisiones que salgan de esa mesa de trabajo tengan el peso necesario y sean acatadas por los boinas blancas, el gobernador de Jujuy necesita el apoyo de todos los espacios que hoy integran la UCR. Es por eso que la presencia de Cornejo, Valdés y Gastón Manes cobra relevancia. De esos tres, sólo el presidente de la Convención confirmó su participación a este medio, mientras que permanece el hermetismo en los entornos del mendocino y el correntino. De todos modos, a las 17 arribarán al Hotel Provincial el líder de Evolución, Martín Lousteau, y el titular del Comité bonaerense, Maximiliano Abad.

Tenemos que estar juntos y resolver todo dentro del partido. No se puede negociar de a uno”, reflexionan en el equipo de Morales donde, además, reprochan las actitudes de algunos radicales que se acercan al PRO con intereses individuales: “Después vuelven solos”. Si bien el encuentro del próximo lunes será netamente de autoridades y dirigentes radicales, y no se espera la presencia de ningún socio de la coalición, el jujeño compartirá este sábado una recorrida por Mar del Plata con Horacio Rodríguez Larreta.

El jefe de Gobierno porteño viene de protagonizar semanas intensas a raíz de la filtración de chats de su ministro de Seguridad en licencia, Marcelo D’Alessandro, vinculadas a un viaje que hizo a Lago Escondido y que derivaron en una denuncia por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y admisión de dádivas. En paralelo, Patricia Bullrich también se vio acorralada por las acusaciones que rondan contra el diputado Gerardo Milman. Algunos radicales observan ese escenario, donde los máximos candidatos a presidente del PRO profundizan su interna, como una oportunidad para ordenarse y encarar la batalla electoral dentro de Juntos por el Cambio más fortalecidos.

Sin embargo, en los últimos días, un grupo de radicales que se resisten a permanecer en una alianza con el PRO comenzaron a reclamar que el partido centenario se exprese públicamente y repudie los hechos que involucran a D’Alessandro. En concreto, publicaron dos cartas: una dirigida a Morales y otra a Gastón Manes.

Mario Cimadevilla, ex senador por Chubut, reclamó que el Comité Nacional de la UCR “no puede ni debe mantenerse en silencio frente a defecciones de semejante magnitud, que sólo involucran a integrantes o personajes relacionados con el PRO, nuestro ‘socio político’, producto de un apresurado acuerdo electoral del frente Cambiemos”. Además, consideró que los legisladores radicales deben adoptar medidas que permitan el desplazamiento de los jueces y funcionarios involucrados.

También se sumó un grupo de convencionales nacionales que le enviaron otra carta al presidente del órgano, Gastón Manes. “Le solicitamos una urgente declaración de la Convención, fijando sin tibieza la posición política que los afiliados esperan y el legado histórico de nuestro partido impone”, expresaron.

Los reclamos de esos correligionarios responden a la interna que hoy divide al partido centenario: mantener o romper la alianza con el PRO. En la última Convención Nacional que se realizó en La Plata, en mayo del 2022, un grupo minoritario planteó la necesidad de no repetir el rol que tuvieron en el gobierno de Mauricio Macri y – desde entonces- plantean la necesidad de independizarse del PRO. Ese acto terminó con la firma de un documento que ratificaba la permanencia de la UCR dentro de Juntos por el Cambio, lo que generó malestar de algunos.

Este lunes, Morales tendrá el desafío de mostrar un radicalismo unido y fortalecido. Un objetivo que intentó logar en el acto que encabezó con Lousteau en Costa Salguero pero que terminó envuelto en una polémica por la presencia de Rodríguez Larreta y Diego Santilli. En esa oportunidad, muchos de los presentes salieron a expresar en privado su desacuerdo respecto a esa alianza expresada en una foto y, quienes no asistieron, se encargaron de difundir sus verdaderos motivos en privado, aunque en público hablaron de compromisos en el exterior.

Por Diamela Rodriguez-Infobae